El circuito desde la grada
Fotomontaje: Ana Alonso. Vavel España.

Fue pasando el tiempo, hace unos años todavía tenía los derechos de emisión Movistar, fue ahí cuando lo empecé a ver. Verlos en pista desde la tele, como cualquier apasionado, lo tengo como un hobbie, me entretienen los fines de semana, incluso cuando no es el mejor momento, logran sacarme una sonrisa. Con total libertad puedo decir quienes son mis favoritos aunque a mi parecer todos tienen su punto fuerte, por eso están en el campeonato del mundo.

Cuando pensé que no tendría oportunidad de ir a un circuito a ver el espectáculo en directo, se me presentó. Un viaje increíble e inolvidable. La primera vez que fui a uno fue a Barcelona en 2018, circuito de Montmeló. Situado en el pueblo que le da nombre, y algo alejado del centro de la ciudad aunque muy bien comunicado.

Con ganas llegó el gran día, el viernes. Las nueve de la mañana, ahí estábamos mi hermana y yo, caminando para llegar a las gradas. Las dos teníamos tantas ganas que en seguida nos sentamos allí mirando los primeros libres, primero el turno de Moto3, luego MotoGP y terminando la tanda Moto2. Mi primera vez en un circuito y las primera horas habían volado. Caminamos un poco por las tiendas para hacer tiempo, en lo que empezaban los segundos libres. De nuevo Moto3, MotoGP y Moto2, cambia mucho verlo desde la tele a verlo en directo, estando en el circuito prácticamente lo disfrutas más, si es verdad que cuando lo transmiten, sobre todo las caídas, lo sabes antes en cuanto lo dicen en Dazn. Primer día casi finalizado, al ser viernes había pitlane, siguiente paso, ponernos a la cola. Mes de junio, con un calor importante, tras más de dos horas a la cola abrieron la puerta, todos como locos corriendo hacia la zona de boxes pero desde el muro, que es donde dejan estar. Con muchos nervios, porque era la primera vez que iba a ver a los pilotos en persona. Recuerdo que a uno de los que vi fue a Jorge Navarro y a Jorge Martín. Han pasado dos años y medio, mirad donde están ahora. Navarro con una de las mejores motos de Moto2, aunque esta temporada no haya sido la mejor, seguro que el año que viene volverá más fuerte. Con Jorge Martín, en unos meses lo veremos dando el salto a MotoGP, de la mano de Ducati con la satélite Pramac, tras completar una de sus mejores temporadas hasta ahora. Primer día completo, había volado.

Sábado, junto al domingo es probable que es el día que más nervios pasas, porque es cuando se clasifican y del resultado depende la gestión de la carrera. Comienzan los terceros libres, y tras ellos la clasificación de Moto3, personalmente creo que son los que mejor juego dan, es la categoría que más pilotos tiene, ofrecen una lucha bastante igualitaria que nunca sabes quien consigue la pole. Pasa lo mismo que en carrera, es un grupo muy grande. Cuartos libres de MotoGP, última sesión de entrenamiento antes de clasificarse, con muchos nervios porque siempre quieres ver a tu favorito llevarse la pole, creo que fue para Márquez. Un día más el ambiente está a punto de terminar, queda la clasificación de Moto2, con ellos clasificados se había acabado el sábado. El fin de semana estaba a punto de terminar, sólo quedaba un día. Fue el sábado por la tarde, pasándolo tan bien que daba pena volver a casa, llevaba esperando ese momento tanto tiempo, que volaba.

Domingo, esto se acababa. ¿Cómo podía ser que tan sólo quedaran unas horas? Fue el día que más madrugamos, aún no eran las ocho estábamos de camino al circuito. Nos sentamos justo cuando comenzaba la warm up de Moto3, para darles paso a MotoGP y Moto2. Corriendo de un lado para otro, a las 11, a punto de empezar la acción ahí estábamos, tensas porque sabíamos que una vez terminada la carrera de la categoría reina se habría terminado todo. Los primeros, Moto3, al ser un grupo tan grande e ir tan pegados, nunca sabes en que posición acaban, una curiosidad es que el año pasado quien salía desde la pole no ganaba la carrera. Además son menos vueltas, a comparación de las otras dos categorías, cuando nos quisimos dar cuenta sonaba el himno del ganador. Seguido de Moto2, las 12.20 si antes eran nervios no sabría definir como te sientes en el siguiente turno. Recuerdo que fue el año en que Quartararo ganó en Moto2, su primera victoria, y de ahí para arriba porque el resto de la temporada le fue genial, además se dio a conocer que subiría a MotoGP de la mano de Yamaha, con la satélite Petronas. Todo trabajo tiene su recompensa, el francés es prueba de ello. Llegó al mundial en el 2015 en Moto3, ha llegado a MotoGP y en 2021 lo veremos en el equipo oficial, siendo el compañero de Viñales. A una hora de que fueran las dos, sudábamos, en parte por el calor y por la otra porque ahora sí es la cuenta atrás para el final. Dieron las dos, apagados los semáforos era la definitiva. Carrera ganada por Jorge Lorenzo, tras mucho batallar con Márquez.

Una anécdota es que en esa carrera Tito Rabat tuvo que tirarse al suelo porque se le incendió la moto, tanto mi hermana como yo nos encontrábamos en las gradas de al lado. De primera mano lo único que vimos es que alguien estaba en el suelo, luego supimos quien era y el por que. Rins tuvo que abandonar por problemas técnicos. Mucho más no me acuerdo, sí que en cuanto acabaron nos dejaron ir por la pista. Caminando por el asfalto que momentos antes habían recorrido ellos con la moto. Me sentía feliz, repleta, con ilusión ya que al fin había podido ir a un circuito y ver las carreras pero también un poco triste, ese fin de semana pasó en un abrir y cerrar de ojos.

En conclusión, me lo pasé tan sumamente bien que acordamos volver a Cheste ese mismo año, si me dan a escoger me quedo con la pista valenciana. Tiene unas vistas increíbles, además de que pongas donde te pongas, da igual la grada, que ves todo el circuito. Que ganas me entran de volver, así que mientras esperamos os cuento este recuerdo.

VAVEL Logo