Anuario VAVEL 2018, Fabio Fognini: control mental y
buenas sensaciones
Un serio Fognini logró dos trofeos. Imagen: @ATPWorldTour

Anuario VAVEL 2018, Fabio Fognini: control mental y buenas sensaciones

La madurez llegó tras el nacimiento de su hijo, Fabio junto a Franco Davin van haciendo de a poco moldeando un equipo que se basa en la serenidad del italiano. De a poco, durante la temporada el “Tano” fue mejorando su ranking. 

rodrigodesmedt
Rodrigo Desmedt

Tras un 2017 en el que la irregularidad fue uno de sus mayores problemas, este año se preparó bien, fue mejorando su estado físico y eso le permitió escalar catorce puestos en el ranking mundial para ser el número 13 del Mundo.

El italiano inició su periplo por Sidney tal como lo había hecho en el 2017, cuando estaba por en el puesto 47 de mundo, pero esta vez su performance fue mucho mejor logró semifinales luego de vencer a Dolgopolov y al francés Adrián Mannarino. Pero luego se encontró con el Next Gen y futuro campeón del torneo, el ruso Daniil Medvedev en tres set.

Sidney le indicó el camino. Imagen: Zimbio
Sidney le indicó el camino. Imagen: Zimbio

En Sidney se lo notó más seguro, utilizando su calidad al servicio del juego y evitando irse del partido contra Mannarino fue una demostración, ya que luego de que cada uno gane los primeros set, luego cerró el tercer set ganado el partido. Después se le cayeron todos los cartuchos contra el ruso, luego de ganar el primer ser, el italiano fue decayendo en su ritmo, se desconcentró y con un “joven maduro” como Medvedev eso se paga caro, y fue así que el ruso en el último set lo pasó por encima.

Una buena actuación en el Australia Open

Los jugadores de la calidad como la que tiene Fabio, siempre apuntan a la corona, pero el envión de Sidney le dio una buena oportunidad para seguir manteniendo buenas sensaciones. Por ello su actuación en Melbourne fue mucho mejor que la del año pasado, llegó a la cuarta ronda, después de vencer al argentino Zeballos, luego sufrió un poco más con Donskoy y en tercera ronda, el italiano se hizo fuerte ante un correoso Benneteau que terminó cediendo en la quinta manga en un partido que se alargó hasta las tres horas y dos minutos de duración.

Berdych sacó lo peor de Fabio. Imagen @AO
Berdych sacó lo peor de Fabio. Imagen @AO

Después de ese tremendo partido, se enfrentó con el checo Tomas Berdych, quien por esos tiempos todavía estaba en un buen momento, y Fognini nunca encontró respuestas al juego agresivo del checo quien lo venció fácilmente en tres set.

La Copa Davis siempre la pelea

Si hay un jugador que da presencia en la Copa Davis a nivel mundial es Fognini, y tras la hazaña del año pasado de mandar al repechaje en Argentina, este año volvió a darle a Italia el paso a cuartos de final.

Tras un maratónico cuarto punto, Fabio Fognini derrotó a Yuichi Sugita por 3-6, 6-1, 3-6, 7-6 (6) y 7-5 para darle el pase a cuartos de final de la Copa Davis a Italia cerrando la serie 3-1 en Morioka.

La Davis y su idilio. Imagen: @DavisCup
La Davis y su idilio. Imagen: @DavisCup

La serie contra Japón, quedará en el recuerdo de muchos amantes de la Copa Davis, ya que el pequeño y diezmado Japón (sin sus mejores jugadores), puso contra las cuerdas a Italia, pero la experiencia de los italianos y en especial de Fabio, lograron sacar adelante la serie. Con cuatro maratónicos partidos a cinco sets, Italia terminó venciendo en Morioka de la mano de Fabio Fognini, protagonista los tres días de competencia, a Yuichi Sugita y así darle el pase a los europeos. Quince horas y diecinueve sets se jugaron en Japón, donde Fognini fue protagonista de casi doce horas de la serie, disputando su partido más largo y difícil ante Sugita, donde estuvo cuatro horas y ocho minutos en cancha.

Gira por Sudamérica

El inicio de la gira para Fabio no fue de lo mejor, se encontró en Argentina con un público hostil, ya que se enfrentó al local Leo Mayer, quien estuvo muy preciso con su juego y el italiano solo se dedicó a pelearse con la hinchada.

Tras el mal paso por Argentina, viajó a Brasil donde volvió a enfrentarse contra un ídolo local como lo es Thomaz Bellucci, y la película fue la misma pero con distinto final, ya que con los condimentos de pelearse con el público, Fabio sacó un partido tremendo donde estando prácticamente fuera del torneo remontó y se llevó el tercer set.

Ese triunfo revitalizó, porque luego venció al increíble Tennys Sandgren, quien venía de varios batacazos en el Australia Open, y después a Aljaz Bedene cortándole una buena racha que venía desde Buenos Aires.

Tras estos tres triunfos, el italiano se encontró con un terrible Verdasco quien le ganó con extrema facilidad. Fognini peleado con el público brasileño, tras el partido tuvo declaraciones desafortunadas: “No tengo nada en contra de Rio, donde siempre he jugado bien". “Pero creo que también puedo hacerlo en superficies rápidas y quiero jugar más en este tipo de superficies". Y además puso en duda su vuelta a Brasil: “es difícil a menos que el torneo modifique los campos de juego, que vuelva a Río, si los organizadores cambiasen la superficie, lo reconsideraré".

Sao Paulo el cambio de aire

El italiano, llegó al estado paulista con muchas dudas, aunque venía con un buen envión anímico también no estaba bien mentalmente. Pero de a poco se fue afianzando, y eso se demostró en los primeros tres partidos donde los ganó con facilidad, primero al jugador de  Portugal Domingues, Luego al español García López y en semifinales a quien defendía los puntos del año anterior el uruguayo Pablo Cuevas.

Tras tres partidos accesibles, de acuerdo al resultado, llegó la gran final, donde jugaba contra el chileno Nicolás Jarry quien venía embalado, ascendiendo en el ranking y con una notable contundencia. Pero después de comerse una paliza en el primer set 6-1, luego volvió remonto el partido y con su calidad se quedó con el primer título de la temporada.

Sao Paulo le devuelve las ganas. Imagen: @ATPWorldTour
Sao Paulo le devuelve las ganas. Imagen: @ATPWorldTour

Tras dejar el court central luego de la ceremonia de premiación, Fognini reconoció el esfuerzo y las dificultades que le significaron alcanzar el título en Sao Pablo y por ello índico: “Estoy feliz porque jugué un buen tenis. Todos que los que trabajan conmigo y mi familia saben cómo es difícil ganar un título. Yo perdí mucho más finales que las que gané. Entonces tengo que disfrutar, porque esto hace parte del deporte. Tengo que seguir trabajando. Estoy nuevamente entre los 20 mejores y mi objetivo es seguir luchando. Me estoy sintiendo bien en la cancha, feliz, porque estoy batallando e intentando".

“Me cuesta salir de casa”

Luego de volver a Italia, ya con su familia, el italiano en una entrevista para Tennis News, quien manifestó: “Estoy bien, si sigo con buen físico y la cabeza sigue así, creo que voy a jugar mucho tiempo”, revela el actual número 18 del mundo. “Obviamente, todo dependerá de cómo pueda evitar las lesiones, el hecho de no sufrirlas y de un montón de cosas más. Por supuesto, necesito mantener fresca mi mente y seguir con el trabajo”.

El gran cambio llegó sin duda hace un año con la llegada de Federico, su primer hijo junto a Flavia Pennetta. “Es muy difícil, las cosas han cambiado en los últimos meses, pero han cambiado a mejor. Flavia siempre viene a algunos torneos, como por ejemplo a esta gira americana, de lo contrario yo no podría jugar Indian Wells ni Miami. Por suerte vivimos en Europa, no hace falta que ella viaje a Australia o esos lugares. De momento lo estamos manejando muy bien”, analizaba a esa altura del año el jugador de 30 años.

“El tenis es un deporte duro, cada semana estamos en un avión nuevo, cambiamos de hoteles, sufrimos el jetlag, el cambio de superficie y de bolas… un montón de cosas. Es una vida hermosa pero dura. A mí siempre me costó un montón viajar, ahora con Federico un poco más. Hay que encontrar la manera de disfrutar, aunque cada vez me cueste más salir de casa”, concluyó asi su entrevista Fabio. Un hombre más centrado y por ello su familia estaba de a poco armando la base de la estructura para seguir adelante.

Norteamérica un paso atrás

La gira por los Estados Unidos, fue muy mala, jugó mal, no tuvo ritmo ni ganas de jugar. La derrota inesperada contra Chardy en Indian Wells y la paliza que le propinó Kyrgios en Miami, fueron dos pasos en falso, evitando llegar a la tercera ronda de ambos torneos. Ambas derrotas lo pusieron al borde de salir del top veinte.

Luego de Norteamérica, estuvo nuevamente en la serie de la Davis ahora en Cuartos de Final contra Francia, pero luego de vencer a Chardy, cayó en el partido decisivo contra Pouille. Bajo la tierra batida de Génova, el número uno galo venció a su homólogo italiano, por 2-6 6-1 7-6(3) y 6-3 en tres horas y un minuto de partido, volviendo a demostrar que el francés en esta competición se crece como pocos.

La gira sobre tierra batida

Montecarlo fue el comienzo de la gira, ya fuera Italia de la Copa Davis, Fabio venció en su primer partido al bielorruso Ilya Ivashka en dos sets 6-4 y 7-5 en poco menos de hora y media de partido. Tras el triunfo todo parecía que encaminaba nuevamente la temporada, pero el alemán Jan Lennard Struff le cerró su paso por Montecarlo venciéndolo por 6-4 y 6-2 en poco más de una hora.

No había manera de enderezar el rumbo, lo que había logrado a principio del año se sostenía solamente porque los que compartían las inmediaciones del top 20 también no tenían buenas actuaciones. Por ello las derrotas en primera ronda en Múnich y Madrid no lo apartaron de los veinte primeros del mundo.

En Roma, volvió a sentirse bien, en su casa, como lo había dicho después de Sao Paulo, estaba bien en su territorio. Por ello tuvo un torneo tremendo, venciendo en primera ronda al siempre difícil Gael Monfils, luego dando la sorpresa del torneo sacando a Dominic Thiem y luego venciendo al potente jugador alemán Gojowczyk.

Tremendo contra Thiem en Roma. Imagen: ATPWorldTour.
Tremendo contra Thiem en Roma. Imagen: ATPWorldTour.

Pero toda esta magia se terminó contra Nadal, el rey de la arcilla, esa tarde Nadal le escondió todos los conejos a Fognini en Roma. Porque con un primer set donde el italiano puso toda la magia, luego Rafa puso toda su ductilidad y garra y lo paso por encima. Ese fue el fin de Fognini en Roma y a viajar primero a Génova y luego a Paris.

En Génova continuó con buenas sensaciones, logró el acceso a semifinales tras vencer a Noah Rubin y a Tennys Sandgren, pero luego no pudo hacer frente a la dureza de Gojowczyk, quien esta vez se hizo fuerte y lo venció en set corridos.

Paris vio a un buen Fognini

El italiano mostró un gran nivel de juego y sobretodo regularidad para vencer en tres sets a un Pablo Andújar que no pudo contrarrestar en ningún momento el juego del italiano. Tras vencer al español, hizo presa al sueco Elias Ymer, también en un gran nivel venciéndolo fácilmente en set corridos.

Tras dos partidos accesibles, Fabio se encontró con el potente jugador británico Kyle Edmund, con quien tuvo una larga batalla, avanzando a la segunda semana del Abierto de París tras vencerlo por 6-3, 4-6, 3-6, 6-4 y 6-4.

Roland Garros lo vio en gran nivel. Imagen: @RolandGarros
Roland Garros lo vio en gran nivel. Imagen: @RolandGarros

Luego de saltar al lunes parisino, en la cuarta ronda estaba Marin Cilic quien es un top ten todo terreno, y paro el tremendo andar del italiano. Ya que luego de que Fognini dominó la primera parte del partido, ganado 6-1 y 6-4 los dos primeros set, luego el croata se quedó con el partido tras una tremenda remontada.

La hierba de Wimbledon la pasa por alto

Fognini luego de un buen trabajo en la gira de arcilla afianzándose en Roma y luchando en un memorable partido ante Cilic, no pudo hacer lo mismo en la Catedral, donde el italiano logró pasar dos rondas, venciendo al japonés Taro Daniel y al italiano Simone Bolelli, tras ello el italiano no pudo oponer resistencia principalmente en los dos set finales ante Jiri Vesely y se fue sin pena ni gloria de Wimbledon.

 La Arcilla de Bastad le da una nueva alegría

Luego de no hacer pie en la hierba y con una temporada consolidad en arcilla, donde ya había ganado un torneo 250 en Sao Paulo y además dos buenas actuaciones en Roma y Rolan Garros, el italiano volvió a levantar un trofeo.

El italiano Fabio Fognini venció en primera ronda por 1-6, 6-4 y 6-2 al jugador local Mikael Ymer en un partido que se le complicó bastante en el primer set, pero luego estuvo sólido mejor plantado en la cancha y se sacó de encima un duro problema.

En segunda Ronda, Fabio Fognini, tercer preclasificado del certamen, venció con facilidad al argentino Federico Delbonis por 6-4 y 6-3 tras una hora y 23 minutos de acción y pasaba a transformase en el candidato a la corona, ya que habían caído no solo los dos primero preclasificados, sin que además David Ferrer, campeón defensor.

Fabio Fognini, luego de vencer al argentino, tenía un hueso duro de roer y más que nada soportar la potencia de los golpes de Verdasco. Y fue así porque después de un arranque memorable donde paso por encima al español, después Fernando se rehízo y llevó todo al tercer set, donde el italiano se volvió a hacer fuerte en el último set y se quedó con el pasaje a su primera final del Skistar Swedish en un duelo que superó las dos horas de lucha, intensidad y sobre todo mucho espectáculo.

La final fue contra un viejo conocido, el francés Richard Gasquet, quien ya lo había vencido durante la temporada y que siempre lo complica con su juego de fondo, peleando hasta la última pelota y martirizándole la cabeza al italiano. Pero Fabio no se salió del libreto, estuvo inteligente, y rubricó una gran semana en Bastad levantando el título de campeón tras conseguir vencer en la final al francés, llevándose la victoria por 6-3, 3-6 y 6-1.

Acapulco, un pasaje libre a la final

Luego de su victoria en Bastad, Fabio tuvo un pasaje bíblico en Acapulco, ya que llegó a la final del torneo como Moisés atravesó el río escapando de los romanos. Fognini iba sorteando rivales que iban dando sorpresas.

Primero el francés Quentin Halys, quien lo complicó al principio pero que luego, Fabio logró en el segundo y tercer set vencerlo con facilidad. Después venció con facilidad a dos sorpresas, el japonés Nishioka y al inglés Cameron Norrie, pero en la final se cruzó con la Torre de Tandil, quien ya venía en modo hacer un buen Abierto de los Estados Unidos y Juan Martín Del Potro lo sometió en dos set, sin permitir darle posibilidades de revertir la situación.

Tras la derrota en la final de México, no tuvo buenas participaciones en Canadá y menos en el Abierto de los Estados Unidos, por ello tiraba todos los cartuchos a la gira asiática, gira en la que muchos llegan a buscar su mejor ranking y donde los mejores regulan para llegar de mejor manera al Master de Londres.

Chengdu, China, una oportunidad desperdiciada

China lo recibió de la mejor manera, Fabio seguía abriéndose paso ante rivales de mejor ranking, tras vencer a Bemelmans en primera ronda, luego tuvo que enfrentarse a dos rivales que venían levantado vuelo, primero venció fácilmente al australiano Ebden y luego se sacó de encima al norteamericano Fritz, perdiendo el primer set pero luego dominándolo en el segundo y el tercero.

En la final jugaba a la lotería, porque su rival era un renovado Bernard Tomic, el australiano desde el puesto 123 había tenido una muy buena semana, intentado ponerse a punto para la gira australiana del 2019. Por ello Fabio se encontró con un serio Tomic, algo inesperado para el italiano, quien se manejó exclusivamente por los carriles del tenis que lo llevó a ser una buena posibilidad del tenis de su país y le ganó por 6-1, 3-6 y 7-6 (7), en un final tremendo.

La derrota en Chengdu, logró llegar a semifinales pero una lesión no le permitió jugar con Juan Martin del Potro dándole al argentino el paso directo a la final. Después de Asia, logró llegar a las semifinales en San Petersburgo, donde cayó con el ascendente y contundente Tsitsipas, y luego cerró la temporada perdiendo con facilidad con Roger Federer en París.

A Fabio el control mental, el buen tenis, el amor familiar y un buen trabajo realizado por Franco Davin, le permitieron avanzar treinta puestos en el ranking, ganar dos títulos y quedarse son buenas sensaciones para el 2019.

 

 

VAVEL Logo