Batacazo del River uruguayo en Santiago
Leandro Rodríguez disputa un balón en la noche de San Carlos de Apoquindo. Foto: El Espectador.

River Plate salió a la cancha con el objetivo de pasar por arriba futbolísticamente al rival, que no va bien en su campeonato liguero. Y en los primeros quince minutos logró el objetivo, con buen fútbol y haciendo figura al argentino Franco Costanzo.

Católica logra pararse mejor en el terreno de juego

Luego, el equipo local equiparó el encuentro, pero sin inquietar más de una vez a Nicola Pérez, que respondió notablemente ante un mano a mano ante Ramos. Y el último tercio de la primera parte fue totalmente igualado y sin pocas chances para los delanteros de ambos equipos.

La afición local, en contra de los dirigentes

Ya para la segunda parte, Falcioni realizó un cambio al retirar a Mark González y darle ingreso a Gonzalo Sepúlveda, aparentemente por razones físicas, pero no le cayó muy bien a la afición cruzada.

River Plate se vuelve a asentar en el terreno de juego y recuperar su buen fútbol

Y River debió tener un penal clarísimo a su favor, que el árbitro paraguayo Cáceres no apercibió, pero el equipo darsenero, sin apartarse de su libreto, logró ponerse en ventaja tras una pifia de Matías Cahais y una buena definición de Michael Santos, minuto 75 y los nervios de los aficionados locales ya estaban a flor de piel. Luego, pudo duplicar diferencias cuando Robert Flores perdió una jugada clarísima. Pero el resultado es bueno, y es más de lo que esperaba el más optimista de los riverplatenses. Ahora, intentarán cerrar la serie el proximo miércoles desde las 19:30 horas, cuando disputen el partido de vuelta en el Estadio Luis Franzini (propiedad del Defensor Sporting Club).

VAVEL Logo