0-1, min.4, Hamilton Pereira; 0-2, min.9, Marcelo Tabárez –penal-; 1-2, min.39, Marcelo Zalayeta; 2-2, min.52, Diogo Silvestre; 2-3, min.66, Carlos Valdez –en contra-
En lo más alto, con sufrimiento
Marcelo Tabárez, uno de los puntos altos del visitante, celebrando su gol. Foto: Tenfield

En lo más alto, con sufrimiento

Por la fecha 8 del Torneo Clausura, Danubio venció a Peñarol 3-2 en el Estadio Centenario y lo alcanzó en lo más alto de la tabla de posiciones.

alanmineo
Alan Mineo

Gran partido se avecinaba en el Estadio Centenario. Dos equipos que venían haciendo bien las cosas a lo largo del campeonato y que hoy debían enfrentarse en un duelo clave: para Danubio, el objetivo era alcanzar a su rival en la cima del torneo y para eso, debía ganar (13 unidades); para Peñarol, defender la misma (16 puntos).

El comienzo del encuentro fue arrollador por parte del visitante. Priorizando los laterales de la cancha, encontró dos goles en los primeros 10 minutos: Hamilton Pereira, a los 4 minutos, anotó tras gran jugada por el sector izquierdo de Matías Sosa; y tiempo después, el defensor aurinegro Gonzalo Viera cometió penal al haber tocado la pelota con el brazo, y Marcelo Tabárez se encargó de transformarlo en gol. Mejor imposible.

A pesar de eso, el equipo franjeado siguió atacando con Tabárez como figura, a tal punto de casi anota el tercer gol de la tarde, pero Pablo Migliore se lo impidió. Tras ello, Pablo Bengoechea cambió la táctica que estaba llevando a cabo, dejando tres defensores y colocando un delantero más. Ello le sirvió para confundir a su rival ya que el ingresado Gabriel Leyes, inquietó con su velocidad característica. Logró combinar bien con Jonathan Urretaviscaya, que reaparecía en el equipo tras dos cotejos, y Marcelo Zalayeta logró descontar el marcador, luego de la habilidad de “Urreta”.

Para el segundo tiempo, Peñarol tenía como idea principal seguir con el mismo estilo, atacando con sus veloces jugadores y siendo inteligente en la mitad de la cancha (Nahitan Nandez, de gran actuación). Solamente 7 minutos pasaron para que el “Manya” igualara el partido, en el que Diogo Silvestre fue el protagonista principal rematando de larga distancia y dejando sorprendido al arquero Franco Torgnascioli. Desechando la pálida imagen de los primeros minutos del juego, el equipo local remontó el resultado y con la ilusión de encontrar el gol que le diese la victoria.

Leo Ramos también efectuó cambios ante la escasa creatividad que presentaban sus jugadores. Es por eso que reacomodó el mediocampo con el ingreso de Agustín Viana y se pudo observar la versión positiva del primer tiempo de Leandro Sosa y Hamilton Pereira. Gracias a ello y tras un centro de Sosa, Carlos Valdez, en el intento por despejar la pelota, la introdujo en su propio arco y colocó el 3-2 en favor del elenco de Maroñas.

A pesar de quedar con 10 jugadores por la expulsión de Matías De Los Santos y retener los constantes ataques de Peñarol, Danubio se quedó con la victoria, clave para lo que resta del campeonato, aunque los dos equipos estén en lo más alto del Torneo Clausura.

VAVEL Logo
CHAT