Hasta siempre a una leyenda del ring
Foto: Solo Boxeo

Hasta siempre a una leyenda del ring

El mundo del pugilato y la familia del Consejo Mundial de Boxeo se encuentra en duelo porque ayer ha fallecido una de las más grandes leyendas de los cuadriláteros como lo es y lo será siempre Pernell Whitaker.

ariel-acostamontero
Luis Ariel Acosta Montero

En una cruzada de vehículos, la que ocasionó un accidente vial en Virginia Beach produjo el fallecimiento del ex púgil libra por libra Whitaker, quien nos deja a sus 55 años. Pernell nació en el año 1964 y 20 años más tarde se consagró campeón olímpico en Los Ángeles dejando saber que ya era el mejor boxeador zurdo que se haya visto dentro de los cuatro rincones.

Dicho púgil no ha dejado un legado único en donde a sus 17 años ya había cimentado un registro de 40 victorias con 17 KO, cuatro derrotas y un empate y ganando títulos mundiales en peso ligero, superligero, welter y superwelter. Aquel joven que ya impactaba en la primeras planas de las noticias del universo del pugilismo, se llegó a enfrentar a hombres como José Luis Ramírez, Azumah Nelson, Jorge Páez, Buddy McGirt, Julio César Chávez, Óscar de la Hoya, Félix Trinidad, entre otros.

Con base a sus peleas y títulos conseguidos en 2007 fue inducido en el Salón de la Fama Internacional de Boxeo en Canastota, Nueva York, al lado de campeones como Ricardo ‘Finito’ López y Roberto ‘Manos de Piedra’ Durán. Todo lo logrado fue trabajado arduamente y si hoy se habla de Mayweather o de Lomachenko, pues Whitaker fue lo que hoy son estos luchadores antes que lo fueran, es decir fue lo mejor de lo mejor que tenía el pugilismo y  muchos dirán ¿por qué?; pues combate como el que sostuvo contra Ángel Herrera lo dice todo.

El pugilato contra Herrera

Foto: Solo Boxeo
Foto: Solo Boxeo

Whitaker ha tenido luchas memorables y que jamás serán olvidadas por ejemplo en la división de los 60 kilogramos cuando se llevaron a cabo sus rivalidades contra la leyenda de Cuba Ángel Herrera, con quien había sucumbido en el Mundial de Munich 1980, para luego vencerlo en los Juegos Panamericanos de Caracas del año 1983. 

Es así como se vieron en más ocasiones dejando ver varias batallas de una guerra que podría decirse que su culminación fue por un capricho de Fidel Castro, en seguimiento al boicot de la Unión Soviética, y el combate entre ambos hombres no se efectuó en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles dejando así avanzar sin ningún percance a Pernell para luego poder conseguir otra de sus consagraciones.

Otra batalla ganada, ¿pero la guerra la perdió?

Todo afición del pugilismo debe recordar o haber mirado por video otras de sus tantas recordadas peleas como lo fue contra Oscar de la Hoya en donde en una pelea candente y que nadie se perdonaba nada, Whitaker mandó a la lona un par de ocasiones entre el primer y sexto round a su contrincante.

En cierto punto el pugilato estuvo áspero, y eso no quitó de ver a la leyenda de tres décadas de trayectoria sobre De La Hoya, quien se llevó el laurel de aquella vez con controversia porque fuera de los ojos de los jueces, la retina de otros profesionales o no profesionales vieron ganar por mayoría de ronda a dicho ex campeón de cuatro divisiones; de igual manera esto solo queda como una pasable anécdota de las tantas explosivas luchas que sostuvo el ex boxeador que ahora descansará en paz.

VAVEL Logo