Hay retorno pero con las manos vacías
Foto: Marca Deportiva

El marplatense Manríquez, luego de dos años sin subirse al ring, volvió a la actividad del pugilismo a las afueras de la Argentina, más precisamente en San Petersburgo, en donde enfrentó al ruso Elnur Samedov quien lo venció por decisión unánime de los jueces.

Con dicha caída para el ahora radicado en Catalunya, España, fue su primera derrota a nivel profesional en donde no encontró un boxeo seguro y prolijo, lo que le permitió a su antagonista de turno encontrar cómodamente las combinaciones de golpes.

Otras de las dificultades que se pudo observar en la pelea fue la pisada que proporcionaba el argentino cuando iba al cruce con el ruso que no le deponía muy placentero y peligraba recibir un nocaut o golpes que lo dejasen mal parado.

Pese a lo marcado, Manríquez tuvo buenos momentos para llevarlo contra los encordados o al medio del ring con buenos jabs para poder pasar el ahogo, sin embargo no evitó que la tarjeta le favoreciera al pugilista local para alzar la mano en señal de victoria.

Pese a este tropiezo el pugilista albiceleste de 26 años de edad debe repensar en su técnica en esta segunda etapa en el deporte de los guantes y tiene tiempo por su temprana edad en donde le permite tener revancha para volver al sendero de la victoria. Pues de esta manera el record de Gonzalo Manríquez queda en un 4-1.

VAVEL Logo