No alcanzó el milagro
River festeja el tanto de Sánchez | Foto: AFP

San Lorenzo y River protagonizaban lo que era la primera final oficial de la temporada para un equipo argentino. Esta vez, era en el marco de la Recopa Sudamericana, torneo que enfrenta al ganador de la última Copa Libertadores y Copa Sudamericana.

En este partido de ida, disputado en el Monumental con sólo la parcialidad riverplatense, el resultado fue positivo para los del Muñeco Marcelo Gallardo. No sólo por el 1-0 conseguido, sino por el juego demostrado, una clara recuperación respecto a lo que fue el verano que hizo que el equipo de Núñez mereciera ganar por una ventaja mayor ya en el primer tiempo.

Esa primera parte fue la que más chance tuvo y fue, además, totalmente dominada por el local. Si algo faltaba para que a San Lorenzo le digan el Santo, fue lo que ocurrió con las ocasiones de River.

11 minutos, primera chance. Ariel Rojas abre la cancha para Rodrigo Mora, quien envía un centro al punto penal que conecta Teófilo Gutiérrez, encontrando a un Sebastián Torrico impecable, que voló para enviar la pelota al córner. De esa pelota parada nació la segunda chance, esta vez gracias a un envío de Leonardo Pisculichi, que volvió a cabecear Teo, pero con tal mala suerte que el balón se estrelló en el travesaño.

A los 20, otra vez la combinación Mora-Gutiérrez puso en aprietos al Cuervo. Otro pelotazo desde la banda derecha entre los centrales del Ciclón, de muy mala actuación, que encuentra sólo al colombiano, pero otra vez Torrico respondió y, con algo de fortuna y mucho reflejo, sirvió un nuevo córner.

Corrían 36 minutos cuando el Millonario dispuso de otro tiro de esquina. Otra vez, el centro salió de los pies de Pisculichi, pero Torrico rechazó con los puños. Sin embargo, el corte quedó a medias y una chilena de Gutiérrez hizo temblar el travesaño nuevamente.

Dos minutos más tarde, nuevo milagro en el área de San Lorenzo. Córner, centro de Piscu, cabezazo de Jonatan Maidana y mismo resultado: palo y afuera.

Así se fue la primera etapa, con un River buscando la victoria y un San Lorenzo que aguantaba como podía, mientras Torrico se convertía en figura. Comenzado el segundo tiempo, el Azulgrana tuvo su única chance clara. La pelota llegó a Martín Cauteruccio, quien quedó mano a mano con Marcelo Barovero, pero Trapito respondió bien y salvó a su equipo.

Apenas superada la hora de partido, se produjeron dos cambios trascendentales. Uno, en River, porque fue el ingreso del Pity Gonzalo Martínez, asistente en el gol. El otro, en San Lorenzo, fue la entrada del Pipi Leandro Romagnoli, quien iluminó a su equipo pero lo dejó con uno menos al final.

Justamente, a los 77, llegó la apertura del marcador. El Pity Martínez robó la pelota en tres cuartos de cancha y, con la defensa rival totalmente desordenada, filtró un gran pase para que el uruguayo Carlos Sánchez se enfrente al arquero y marque el único tanto de la noche.

11 minutos más tarde, la polémica. El criticado Leonel Vangioni fue a buscar una pelota contra el lateral izquierdo del ataque de River, cuando apareció en escena Romagnoli, llegando tarde y con plancha. La exageración de Piri hizo calentar al Pipi, que "le dijo algo" a la pasada, provocando la reacción instantenea del lateral, quien empujó al '10' blaugrana y ahí comenzó la pelea.

Romagnoli (abajo-derecha) es separado por Mercier. Comenzó la pelea con Vangioni | Foto: Olé

Hasta Barovero se cruzó la cancha para ir a separar y el árbitro del encuentro, Germán Delfino, no supo cómo tranquilizar la situación, levantando la voz junto a los jugadores y debiendo interrumpir los línea. Ya calmada la disputa, el referí decidió amonestar a Vangioni, por su reacción, y expulsar a Romagnoli. "Una amarilla por la plancha y, la otra, por 'irse de boca' ", explicó un asistente.

Con las emociones caldeadas y el partido en un pozo, transcurrieron los cinco minutos finales, llegando al final del mismo y concretando la victoria de River en el primero de los dos partidos que jugará ante el Cuervo, que deberá replantearse varias cosas para el partido de vuelta.

VAVEL Logo