Una gran derrota en Avellaneda

“La Academia” vino con la posibilidad de finalizar este encuentro 0 a 0 y aun así estaría en ventaja para pasar de fase, pero el DT, Juan Antonio Pizzi decidió salir a buscar ese plus de alivio y comenzar con la presión alta entre Tomás Chancalay y Enzo Copetti. Por el otro lado, San Pablo le generaba muchos conflictos por el lateral derecho y distracción en el mediocampo, dejando a Racing en un estado de alerta para la línea de defensores.

Ya en los primeros minutos, tras un error de rebote por parte de Mauricio Martínez y un gran manejo de Emiliano Rigoni, Nicolás Benítez le da un centro en la puerta del área a Gabriel Sara para que remate de bolea, pero esta se desvía por el segundo palo, avisando por primera vez el equipo visitante. Nuevamente, a los 21' con un córner de Rigoni, al centro del área, Marquinhos tuvo la posibilidad de abrir el marcador, pero le faltó un poco de precisión a la hora de definir.

La tenencia de la pelota estaba muy disputada, con mucho ritmo en ambos lados, por más de que Racing haya tenido tan solo una posibilidad de gol, con un centro al área de Chancalay para Piatti, que sigue de largo y luego Copetti que no puede terminar de convertir. Mientras que, el equipo de Hernán Crespo, en lo que va del partido pudo conseguir dos oportunidades de gol.

Minutos antes de que terminen los primeros 45', igual que en el partido de ida, João Miranda le gana a Leonel Miranda, con pase hacia Marquinhos que remata al arco, pero el rebote en el segundo palo le queda a Rigoni cuando este, frente al arco, terminó marcando el 1 a 0 en el Cilindro y dejando todo el ST al equipo de Avellaneda para dar vuelta este resultado.

Para la segunda parte, Pizzi decidió ingresar a Fabricio Domínguez por Cáceres. San Pablo, tenía calidad, su presencia en el partido fue fundamental, y hablamos de Benítez, nuevamente protagonista en otra jugada, que desde mitad de cancha le gana el mano a mano a Domínguez, recién ingresado, dejando un pase perfecto hacia Marquinhos definiendo muy bien, marcando el 2-0 y complicando el pase a cuartos de final al equipo de Pizzi.

Cualquier planteo que Racing hubiera hecho, no daría tanto resultado, como bien se mencionó al principio, el mediocampo no genera marca y los defensores, por dar un ejemplo, frente a Marquinho es casi imposible de resolver ya que ganaba en velocidad.

Ya a los 12' con una contra de Wellington y un tremendo pase desde afuera del área por parte del autor del segundo gol hacia Rigoni, La Academia veía la noche negra ya que perdía 3 a 0 y no encontraba salida.

El ingreso del nuevo refuerzo, Javier Correa le dio esperanza al equipo cuando quedó frente al arco, tras un pase de Miranda, donde remata al primer palo, disminuyendo la diferencia dejando el marcador 1 a 3. San Pablo se relajó y Racing comenzó a aprovechar esos pequeños espacios que podían hacer la diferencia. Chancalay, Rojas y Correa cambiaron el ritmo del equipo, pero todavía les faltaba más.

Los últimos minutos se definieron de la siguiente forma, el equipo local seguía intentando por los costados con Eugenio Mena, Correa profundizando en el área, Matías Rojas intentando remates desde afuera, pero nada daba una solución eficaz a la gran diferencia que tenía. Crespo mantenía firme a sus jugadores para poder tener seguro su pase a 4tos y no perder tanto la pelota, como lo estuvo haciendo en esos últimos minutos.

Como síntesis, Racing al principio del segundo tiempo se perdió y se desordenó dejando espacios claves para que el equipo contrario gane en tenencia de la pelota y velocidad frente al ataque, generando muchas posibilidades justas para sacarle aquella ventaja con la que Pizzi presentó a sus jugadores.

Todo lo que se planteó en el Morumbí no sirvió, esta derrota dejó un golpe duro en el mundo académico, con varios cuestionamientos hacia el DT. Mientras que para el equipo visitante es un soplo de esperanza y ahora queda en la espera de su próximo rival.

VAVEL Logo