Nada de lo poco que había mostrado el equipo de Somoza fechas atrás se trasladó a la cancha, y Aldosivi perdió feo. Hoy el tiburón no tuvo reacción, la que si por ejemplo había tenido ante Vélez en la victoria 3 a 2.

Somoza se equivocó desde el planteo inicial, con un 4-3-3 en vez del 5-3-2 que le venía aportando soluciones. Con las salidas de Emanuel Maciel (Lesión) y Tomás Martínez, y los ingresos de Francisco Cerro y Javier Iritier, respecto al partido anterior ante Sarmiento de Junín.

De entrada se vió un Aldosivi inexistente adentro de la cancha, que si bien tuvo la pelota en ciertos momentos del encuentro, no tuvo la capacidad para generar situaciones a partir de esa posesión.

Por la otra parte, Independiente fue lo contrario al equipo de Mar del plata, con un 4-4-2 (con cuatro delanteros) fue simple y contundente en su juego. Presión alta y ataque directo fueron los principales argumentos, de un rojo que hizo lo que tenía que hacer.

Facundo Ferreyra a los 17' luego de una excelente jugada colectiva y una definición cruzada del delantero abrió el marcador. A los 33' Leandro Fernández se fue solo por el costado derecho, enganchó y clavó un zurdazo al segundo palo. El rojo atacó simple, fue contundente y se fue al descanso 2 a 0.

Las expectativas por los cambios duraron poco, porque el equipo siguió siendo inferior a Independiente, y los ingresos de Zacaría, Silva, Iñiguez y Tomás Martínez  no dieron resultado. El complemento fue todo del rojo, que llegó al gol por intermedio de Damián Batallini a los 72', aunque el equipo de Avellaneda le hizo precio al de Mar del plata.

Durisima derrota del tiburón, que debe rezar para que Godoy Cruz le gane a Central Córdoba y seguir de cerca el objetivo de salvarse del descenso. Más allá de eso, los problemas están adentro y son tanto tácticos como dirigenciales, y de acá al final debe haber un cambio rotundo si el club pretende seguir en la máxima categoría, algo que hoy por hoy, es muy difícil.

VAVEL Logo
Sobre el autor