El cierre de la última fecha regular de la Copa de la Liga Profesional 2023 lo protagonizaron Racing y Belgrano en Avellaneda. No era un partido ornamental. A pesar de que ambos equipos estaban ya clasificados, el rival en cuartos de final podía variar de acuerdo a lo sucedido esta noche en el Cilindro. Y Racing no solo cumplió, sino que también gustó y goleó.

En la previa había cierta preocupación por el andar defensivo del equipo. La dupla titular (Leonardo Sigali - Gonzalo Piovi), por cuestiones físicas, no fue de la partida. En su lugar ingresaron Tobías Rubió y Nazareno Colombo. Por las bandas Facundo Mura y Gabriel Rojas fueron los laterales.

El ciclo comandado por Sebastián Grazzini y Ezequiel Videla tuvo sus altibajos. Pero está claro que agarraron el primer equipo en una situación de shock post era Gago y, finalmente, podríamos decir que apagaron el incendio. Respecto a lo mostrado esta noche, tranquilamente se podría afirmar que fue la mejor actuación de Racing desde la llegada de la dupla.

La posesión siempre la tuvo el local. Es evidente que esto no siempre es una garantía (y Racing lo sabe). La llave del encuentro estuvo siempre por la banda izquierda de La Academia y derecha de Belgrano. Agustín Ojeda y Gabriel Rojas volvieron loco al lateral rival Juan Barinaga. De hecho, el primer tanto de la noche llegó tras un desborde de Rojas y un posterior centro atrás que terminó con la aparición, en el día de su cumpleaños, de Gabriel Hauche. El “demonio” definió cerca del punto final y la mandó a guardar sin problema.

El Pirata nunca puso en peligro el arco rival. Apenas un remate a los 36’ es lo único en casi noventa minutos. A pesar de que el trámite mostraba un claro dominador, el resultado era mentiroso y Grazzini y compañía pedían que continue el buen ritmo mostrado hasta el momento.

Belgrano no salió a atacar a Racing, pero tampoco se atrincheró en su propio arco. La estrategia fue salir de contrataque, pero el tiro le salió por la culata. El local fue quien encontró mal parado al conjunto cordobés. El retroceso de Belgrano dejó mucho que desear en varias ocasiones. Y Juanfer Quintero no perdonó luego de amenazar en varios ataques. El colombiano la recibió a los 37’ por la izquierda y remató una pelota que terminó en el ángulo izquierdo de Nahuel Losada.

Juanfer Quintero, la figura del encuentro. Foto: Marcelo Carroll
Juanfer Quintero, la figura del encuentro. Foto: Marcelo Carroll

Belgrano se mostró como un equipo anestesiado. Calmo. El hecho de estar clasificado probablemente jugó un papel clave en ese aspecto. Porque el rendimiento del pirata no condice con lo mostrado hasta el momento en esta Copa de la Liga.

Al partido le sobraron fácilmente veinticinco minutos. Y por si fuera poco, otra vez Juanfer mandó a guardar la pelota a la red a los 26’ del complemento tras gambetear a varios jugadores piratas.

A partir de este momento, y con un cotejo prácticamente liquidado, es que Grazzini hizo varios cambios para que otros futbolistas también puedan aprovechar y sumar minutos. Fue el caso, sobre todo, de Maxi Romero, pero también ingresaron Agustín Almendra, Jonathan Gómez, Emiliano Insúa y Emiliano Vecchio.

Agustín Ojeda, tras intentar varias veces durante todo el partido, pudo llegar a su gol sobre el cierre luego de un milimétrico pase en profundidad de Vecchio. 4-0 y el Cilindro era una fiesta.

El trago amargo seguramente se lo llevó Gabriel Arias. En la última jugada del partido, Matías García levantó un centró al área y Franco Jara llegó a rozar una pelota que terminó metiéndose adentró del arco cuando el arquero de Racing se quiso tirar. Fue uno de esos centros venenosos que pican y cuando te quisiste dar cuenta ya es demasiado tarde.

  • El resumen del partido

En definitiva, fue final en Avellaneda. La Academia derrotó 4-1 a Belgrano y finalizó puntero con 24 puntos en la zona B de la Copa de la Liga Profesional 2023. ¿Su rival en cuartos de final? Rosario Central. Se viene un duelo de academias para ver quién accede a las semifinales.

VAVEL Logo