Embiid, frustrado por no poder ayudar a sus Sixers

El pívot camerunés, convaleciente de su fractura en la órbita del ojo izquierdo, expresó su descontento en las redes sociales después de la derrota de Philadelphia ante Miami (103-113).

Embiid, frustrado por no poder ayudar a sus Sixers
Embiid, resignado a ver la vuelta de los Sixers a los playoffs desde el banquillo / NBA.com

Joel Embiid está pasando por su momento más difícil de la temporada. Después de una regular season brillante (22,9 puntos y 11 rebotes de promedio) en la que incluso llegó a ser titular en en All-Star Game, el pasado 28 de marzo volvieron los fantasmas con una nueva lesión.

En este caso se trató de un incidente con su compañero, el rookie Markelle Fultz, que le propinó un manotazo involuntario en la cara produciéndole una fractura y obligándole a pasar por quirófano. Embiid no ha vuelto a jugar desde entonces, todo un inconveniente teniendo en cuenta que the process funcionó y los playoffs están de vuelta en Philadelphia.

Por el momento Embiid ya se ha perdido el primer y segundo partido de la eliminatoria ante Miami Heat. El game 1 se resolvió satisfactoriamente para los de la Ciudad del Amor Fraterno gracias a un inconmensurable Ben Simmons, pero el segundo enfrentamiento acabó en derrota local y los Heat, de la mano de un rejuvenecido Dwyane Wade, le birlaron el factor cancha a los Sixers.

Embiid y Simmons, los máximos responsables de que Phila esté en la postemporada / NBA.com
Leyenda

Tras la derrota, el center de Philly se desahogó en su cuenta de Instagram: “Fucking sick and tired of being babied”. La traducción lo deja claro: “Cansado y harto de que me cuiden como a un bebé”, en referencia a la precaución del equipo médico de los Sixers antes de darle el alta y dejarle ayudar al equipo sobre el parqué.

No es la primera vez que Embiid descarga su frustración sobre las redes sociales por lo que los medios estadounidenses le preguntaron sobre su reacción: “Prometí a la ciudad que llegaríamos a los playoffs y ahora no estoy en la pista como tampoco podría estar el jueves. Deseo más que nada estar ahí fuera, solo quiero tener la aprobación para jugar.

Su entrenador, Brett Brown, también habló para la prensa dejando claro que Embiid “solo quiere jugar y estar con su equipo y con los fans”, afirmando que cuando no puede jugar “se frustra”, algo que el cuerpo técnico entiende debido a su competitividad innata.

Aún no hay fecha de vuelta para un Embiid que se ha perdido ya diez partidos seguidos con unos Sixers que rompieron anoche su racha de 17 partidos consecutivos ganando después de su contundente derrota ante los Miami Heat en el segundo asalto de la primera ronda de playoffs.