Guía VAVEL Copa del Rey ACB 2018: Montakit Fuenlabrada, todo es posible en el sueño “che”

Los fuenlabreños buscarán dar lo mejor de sí en esta nueva edición dela Copa, donde tendrán que vérselas en cuartos con el anfitrión del torneo, el Herbalife Gran Canaria. Néstor García y sus chicos están realizando una campaña espectacular e histórica para el club madrileño, el cual no descarta dar un susto en la ansiada Copa.

Guía VAVEL Copa del Rey ACB 2018: Montakit Fuenlabrada, todo es posible en el sueño “che”
El Fuenla a por todas en esta Copa. | Montaje: Álvaro García (VAVEL)

“Nosotros vamos a Gran Canaria a luchar tres juegos”. Esa fue la frase con la que Néstor García confirmaba el objetivo de su equipo para la próxima Copa del Rey. El Fuenlabrada, un club modesto al sur de Madrid, sueña con seguir haciendo historia y derrotar al anfitrión en su primer encuentro programado de la competición.

Si bien es cierto que el equipo ya ha logrado la clasificación para este torneo anteriormente, incluso hace varias temporadas, la clasificación de este año ha supuesto un hito en la historia del club al lograr dicha clasificación como cabeza de serie junto a Real Madrid, Barcelona Lassa y Valencia Basket. El fenómeno trabajo de Néstor, su cuerpo técnico y la plantilla ha dado sus frutos, permitiendo al Fuenla estar con los mejores en el sorteo y poder evitar a los “cocos” de la Liga Endesa.

Las causas del éxito

La histórica clasificación copera no se podría explicar sin echar la vista unos meses atrás al inicio de la temporada. Con el cambio de entrenador, surgía la incógnita del futuro rendimiento de la plantilla. Los expertos en baloncesto internacional ya hablaban de la buena trayectoria del técnico argentino y de sus éxitos en Argentina o en Venezuela. La fama quedó justificada al poco tiempo de su llegada. Se presentó a Néstor como un hombre con carácter, espíritu de lucha y perseverancia, justamente lo que define a sus equipos en la cancha.

El trabajo diario y el esfuerzo en cada balón durante los partidos permitieron al equipo iniciar la temporada con un record absoluto para el club. Cinco triunfos en los primeros cinco encuentros colocaban al equipo en lo más alto de la tabla. Victorias en casa ante rivales Euroliga como Unicaja o Baskonia hacían presagiar que todo esto no era pura casualidad ni un falso oasis en medio de un desierto.

Fuenlabrada dio la sorpresa ante Unicaja y Baskonia. Foto: ACB
Fuenlabrada dio la sorpresa ante Unicaja y Baskonia. Foto: ACB

El espléndido rendimiento del equipo fuenlabreño se vio frenado por Obradoiro, quien logró el primer triunfo a domicilio en el Fernando Martín esta temporada y someter al Fuenlabrada. El bache se prolongó con una dura derrota y abultada ante Gran Canaria en la visita a las islas. El tesón y coraje del equipo salió a flote y recuperaron la autoestima con nuevas victorias que recompusieron al equipo. Desde ese momento hasta la última jornada, donde el Fuenlabrada venció nuevamente a Bilbao Basket con cierta comodidad, el equipo lo ha dado todo en cada balón jugado, obteniendo mejores o peores resultados.

El único pero que se le ha podido poner a este equipo ha sido el menor rendimiento al habitual ante los grandes de la competición como Valencia, Barcelona o Madrid. Néstor siempre ha insistido en que el objetivo del club es la salvación, y más tarde la lucha por entrar en la Copa. Con el objetivo del playoff en el horizonte, el Fuenlabrada tendrá un último duelo antes de afrontar la escalada hacia la Copa. Un choque ante Gran Canaria que servirá de aperitivo a lo que será un partido eléctrico en el que solo quedará uno.

Victorias a base de rebotes

Una de las facetas más determinantes en el juego del equipo hasta el momento ha sido el rebote. El poderío aéreo defensivo y ofensivo ha sumado puntos importantes en partidos ajustados y ha restado segundas oportunidades a los rivales. Fuenlabrada, pese a cometer un alto número de pérdidas al comienzo de campaña, ha sabido explotar una de sus facetas más importantes. Hombres fuertes y que dominan el espacio aéreo como Eyenga, O´Leary u Olaseni han permitido que el equipo sacara adelante partidos trabados y destinados a un final negativo.

El factor Popovic

El genio de Zadar ha llevado en volandas al equipo del sur de Madrid. Su habilidad desde la zona de triple, su liderazgo y precisión desde el tiro libre en momentos de máxima tensión han permitido que el Fuenlabrada luchara de tú a tú en casi todos sus encuentros y que pudiera estar en la pelea por entrar en la Copa del Rey. El croata parecía tener comprado un billete de salida el pasado verano tras varias campañas en el club, pero el proyecto del “che” García le convenció y optó por quedarse en la entidad madrileña al menos una temporada más.

Su presencia en el quinteto inicial es fundamental para los intereses del equipo. Sus triples y asistencias desbloquean la situación en partidos cerrados, aunque los porcentajes desde la línea de tres no son excesivamente elevados y precisos, algo que se ha mencionado en las derrotas del Fuenla este año. Pese a esto, los lanzamientos de tres suelen llegar en abundancia al aro y rebajar la moral del rival. Popovic no es seguramente el mejor triplista de la competición ni el máximo asistente, pero su elevadísimo porcentaje desde el tiro libre y su esfuerzo magistral cuando está en el parqué le convierten en un auténtico líder para el Montakit Fuenlabrada y en un factor decisivo en los minutos finales de un partido ajustado.

Sekulic y Cruz, protagonistas sorprendentes

El montenegrino y el mexicano han tenido momentos de protagonismo inesperado durante la temporada, pese a estar destinados en un principio a la suplencia. Cruz anotó la canasta ganadora en la prórroga ante Andorra en la segunda jornada de Liga. Un campo siempre complicado en el que hasta los más grandes sufren, Fuenlabrada pudo sacar un preciado triunfo con una canasta en el último momento, obra del cuate de Nogales.

Blagota Sekulic también ha tenido apariciones decisivas, como lo fue la que tuvo ante el Real Betis en la quinta jornada. Con un Betis a un bajo nivel y sin victorias y un Fuenlabrada en racha, los sevillanos llegaban al último cuarto con ventaja, pero Sekulic se disfrazó de superhéroe para remontar el partido y lograr la quinta consecutiva. Dos jugadores a tener muy en cuenta para esta Copa del Rey, aunque como insiste su entrenador, evitando los individualismos, “lo mejor de este equipo es el gran grupo humano”.

Con los pies en la tierra  

La temporada del equipo madrileño está siendo espectacular, pero los buenos resultados no tapan la visión puesta sobre el objetivo real de la temporada, la salvación matemática. La clasificación copera ha sido un plus, un regalo de Navidad para la plantilla, pero no es algo que deba llegar a obsesionar al conjunto en las próximas semanas. En primer lugar, el próximo objetivo es el partido liguero ante el mismo rival, y después hacer el mejor papel posible y disfrutar de una competición mágica que podría estar reservando más regalos para el Fuenlabrada.

Néstor ya advirtió que el equipo viajará a Gran Canaria con la mentalidad fijada en disputar tres encuentros, pero el mero hecho de estar presentes en esa fiesta del baloncesto ya es un triunfo para el equipo. Lo que tenga que venir después es una incógnita, pero seguro que el Fuenla se dejará el alma por dar una nueva alegría a sus aficionados y avanzar una ronda más en la Copa.