La Juve ya manda sola en el Calcio
Cáceres hizo el primer gol de la Juve en el triunfo ante el Nápoles (Foto Gazzetta)

El que a priori parecía por la prensa y la expectación puesta, que iba a ser poco menos que el partido de la temporada acabó siendo un duelo muy equilibrado, con dos equipos algo cansados por el virus Fifa y con muy pocos destellos de calidad. La Juve pagó caro esl esfuerzo realizado por sus internacionales y no tuvo la misma frescura que acostumbra a enseñar, mientras que el Nápoles fue mucho más defensivo de lo habitual.

El duelo entre el campeón del Scudetto y la Supercoppa contra el de la Coppa acabó con victoria bianconera, en parte gracias a la ambición mostrada en la segunda mitad entre un equipo y otro. Mientras el Nápoles fue de mas a menos, la Juve buscó el triunfo en la segunda parte y lo encontró gracias a los jugadores revulsivos salidos desde el banquillo.

Alessio que volvió al banquillo tras cumplir su sanción por el Calcioscommese, tuvo que suplir junto con Conte las ausencias de Buffon y Vucinic. Mientras Storari estuvo impecable en las pocas veces que tuvo que intervenir, Quagliarella tomó el puesto del ex delantero de la Roma, pero el choque ante sus ex no fue tan bien como la temporada pasada, donde anotó uno de los tres goles juventinos.

El resto del equipo fue el habitual, con un Vidal que necesita urgentemente un descanso, ya que cuajó un pésimo encuentro, donde evidenció una vez tras otra que le falta gasolina. Marchisio en cambio en su línea habitual, muy sacrificado y muy regular durante todo el encuentro. Pirlo empezó algo oscurecido pero fue iluminando con el paso de los minutos.

El duelo en la tierra media, parecía ser una de las claves importantes del partido y en la primera parte, Inler y Behrami consiguieron frenar el juego juventino con su posicionamiento y su juego de contención. Desaparecido estuvo Hamsik, del que se esperaba mucho más. Con los dos mediocampos practicamente al descubierto, todo el peligro debía llegar por las bandas y tanto Maggio como Asamoah hicieron de sus bandas un carril lleno de peligro y llegada.

Las oportunidades más claras e importantes del primer tiempo fueron para Giovinco con un disparo que sacó De Sanctis y un remate de Cavani al larguero, tras un lanzamiento de falta lateral. El delantero uruguayo, con mucha movilidad entre líneas y muy participativo tanto en ataque como en defensa, pagó el "catenaccio" de su equipo en la segunda mitad.

Los minutos pasaban y la segunda mitad tuvieron un mayor control por parte de los locales, empujados por un aguerrido Asamoah que constantemente buscaba la jugada personal. Giovinco, muy activo durante todo el choque, tuvo una buena oportunidad con un remate dentro del área pequeña, que se marchó fuera por poco.Los minutos pasaban y el marcador no se movía, por lo que Alessio movió banquillo.

Asamoah y Quagliarella, con algún problema físico abandonar el terreno de juego, dejando sus puestos a Matri y Cáceres. Mientras que el primero tuvo una oportunidad de gol tras una asistencia de Pirlo, que no pudo conseguir empalar permitiendo a De Sanctis hacerse con el balón, el defensa uruguayo marcó en el primer balón que tocó. Un lanzamiento de esquina de Pirlo a diez minutos del final, fue rematado con la testa en el punto de penalti por el "Pelao" que hizo enloquecer a todo el Juventus Stadium.

Sin casi tiempo para celebrar, dos minutos después apareció Pogba (que había reemplazado a un cansado Vidal) para empalmar desde la frontal un balón despejado por la defensa napolitana, que sin dejar tocar el suelo acabó entrando en las redes de De Sanctis. Es el primer gol del centrocampista francés con la camiseta de la Juventus. Ahí se acabó el partido. La Juventus se escapa tres puntos de su principal rival y consigue alargar su racha de 47 partidos consecutivos sin perder en el campeonato.

El Nápoles por su parte deja a los bianconeros como únicos invictos en el campeonato y Mazzarri deja  la duda de saber si su equipo se convierte en el principal enemigo del actual campeón de Italia en su periplo por revalidar un Scudetto que o cambia mucho las cosas o volverá a teñirse de blanco y negro.

VAVEL Logo