Portugal 2013: el esfuerzo para llegar al Mundial
Portugal celebrando una de las victorias en 2013. Imagen: fpt.pt.

La selección de Portugal nos brindó grandes y emotivos momentos; amistosos internacionales y eliminatorias mundialistas fueron los motivos por los que vimos con demasiada acción a la selección lusa. En esta ocasión,  el 2013 fue un año en donde también los rumores, necesidades y problemas se hicieron presentes.

Rompiendo con el estereotipo de la Eurocopa

Portugal venía de una Eurocpa demasiado difícil, estando en el llamado "Grupo de la muerte", pasó a su último partido, enfrentando a España, era vencer o morir ante el campeón del mundo; por circunstancias factibles fue eliminada en penales.

La intensidad con la que el año comenzaba era dejar fuera el estereotipo de partidos anteriores, sean buenos o malos resultados. Intensiones sobraban pero los resultados se veían complicados de conseguir.

El 2013 inició con un amistoso contra Ecuador, en el que una derrota nuevamente se hacía presente. Sin embargo, ya se sabán los errores y aunque Paulo Bento no lograba modificaciones ni en táctica ni estrategia se seguía teniendo confianza.

El tormentoso proceso de eliminatorias

Llegaba la continuación de los partidos eliminatorios para el Mundial, aquí Portugal tenía que ser más decisivo, el empate con Israel y la derrota con Rusia lo dejaban fuera. El objetivo era ese, asegurar esos dos encuentros con victorias. En marzo el enfrentamiento con Israel, el resultado, otro empate. Con Rusia, enfrentándose en junio se produjo lo que se pretendía, una victoria.

En este momento, Portugal se veía necesitado de goles; pese a victorias y demás la selección se limitaba a tener una de las mejores defensas pero, teniendo a tres importantes delanteros, sus diferencias eran mínimas. Cristiano Ronaldo parecía no estabilizar su mejor momento, Postiga de plano no era determinante y Nani sufría los estragos de su no participación con el Manchester United.

La última etapa de eliminatorias era el proceso indispensable de lo que la selección lusa necesitaba. Tenía que reclutar a sus mejores jugadores, Paulo Bento tenía que demostrar que sus anteriores actuaciones de triunfo se pueden repetir sin que exista dificultad en el intento. La afición seguía apoyando pese a la difernencias. En partido amistoso en agosto con Holanda podría demostrar eso, el resultado un empate que seguía generando dudas.

En septiembre, enfrentánsose a Irlande del Norte, la supremacía ibérica se hacía presente. La victoria con 4 goles era el tipo de espectáculo que reanimaría la situación, pero la defensa empezaba a generar dudas, incluyendo a Rui Patricio que cometía errores en situaciones muy simples.

El error de Rui Patrício

Quedaban sólo dos encuentros más, nuevamente Israel se coocabca como el rival fundamental para la clasficicación. El partido, muy estudiado para los israelitas quienes no permitían el juego de Portugal. La victoria llegaba para el conjunto luso, por fin se podría esperanzar en obtener la primera posición. Sin embargo, el partido es recordado por el error de Rui Patrício pues en minutos finales, un mal despeje deja el juego controlado para Israel que de manera fácil logra batir al arquero del Sporting de Portugal y así empatar.

Otro resultado malo se sumaba, y con esto era decisivo el último encuentro contra Luxemburgo. El partido parecía fácil pero se necesitaba ganar por diferencia mayor y al mismo tiempo que Rusia lograra perder. El encuntro más dramático de Portugal durante las eliminatorias, el ataque portugués ahora sí podría verse enerjecido y el resultado se reflejaba sin embargo, era insuficiente. Rusia conseguía la clasificación y Portugal tenía que resolver su situación en repesca.

La eliminación de un crack

La repesca era la única solución para Portugal, así mismo podrían ser los últimos encuentros para su entrenador quien ya estaba en la mira por los resultados anteriores. Se tenía que confiar en todo el conjunto portugués y sobre todo, dejar a Cristiano Ronaldo actuar.

El enfrentamiento sería contra Suecia, una Suecia que mostraba la calidad de juego suficiente como para haberse enfrentado a Alemania y seguir creciendo, sumando que Zlatan Ibrahimovic buscaría llegar al Mundial. Uno de los encuentros más interesantes, uno de las grandes estrellas del fútbol actual se quedaría sin billete a Brasil; las especulaciones de juego, tácticas, y de quién sería mejor llegaban.

El primer encuentro, llevado a cabo en Portugal, mostraba un verdadero espectáculo. Aquí no se permitirían errores de nadie, y al final la mejor selección hablaría. Demasiados intentos de gol pero ninguno suficiente. Las cámaras enfocaban a Cristiano Ronaldo e Ibrahimovic, alguno de los dos tenía que resolver el partido, y así fue cuando Cristiano logró su anhelada anotación a minutos de terminar el encuentro.

El partido de vuelta sería el más grande espectáculo del año en tema de selecciones, asimismo sería el partido más importante para ambos combinados. Un gol podría cambar la perspectiva del juego y obviamente no asegurar algo. Los dos cracks se hicieron presentes: Cristiano abriría el marcador, Zlatan lo empataba y minutos después dejaba a su selección a la cabeza en el resultado, Cristiano se apresuraba para empatar el encuentro y finalmente conseguir un hat-trick ante Suecia. El partido, un verdadero espectáculo de goles y dos cracks.

Nos vemos en Brasil 2014

Portugal ya tenía la clasificación al Mundial, sólo era esperar a la fecha establecida para saberse el grupo y los rivales a enfrentar. En esta ocasión, el Mundial sería de lo más peleados y mejores, existía una gran competitividad entre todas las selecciones por lo que un rival fácil no podía existir.

El grupo G, a ese pertenece Portugal, está encabezado por Alemania, quien prácticamente es uno de los favoritos. En el grupo también están ubicados Ghana y Estados Unidos. Es uno de lo grupos menos complicados y así como se puede aspirar ganarle a Alemania, se puede aspirar a no perder contra los otros dos. Portugal tiene experiencia, los partidos más importantes son contra los rivales más débiles.

Portugal cierra el 2013 clasifcados al Mundial y con Crisitano Ronaldo, su mayor referente, en el mejor momento de su historia.

VAVEL Logo