Mágico De Bruyne
Foto: VfF Wolfsburgo

El conjunto de Hecking logra una importantísima victoria en la ida de octavos de la Uefa Europa League por 3 a 1 en un encuentro vistoso para el espectador entre dos equipos cuyas aspiraciones alcanzan la final de Varsovia. El Wolfsburgo demostró su superior calidad sobre el terreno de juego llevándose a casa una ventaja de dos goles que el FC Internazionale deberá remontar en su feudo.

El partido comenzaba con un vendaval italiano rindiendo al máximo nivel para conseguir una diferencia momentánea en el marcador que les diese confianza de cara a la eliminatoria conscientes de que un gol a favor en el Volkswagen Arena era vital para hacer daño a uno de los rivales más fuertes de la competición europea.

Rodrigo Palacio dirigiría dicha ofensiva protagonizando dos claras oportunidades de gol con premio en la segunda. Primero dispondría de un buen disparo que Naldo desviaría a córner evitando un desafortunado inicio que se produciría a los pocos minutos. Después de una mala salida del balón de los alemanes desde la línea de defensa, Icardi recibó el balón para realizar un magnífico pase entre líneas dejando solo a Palacio quien no perdonaba frente a Benaglio.

Foto: FC Internazionale

A los 6 minutos de partido, el equipo de Roberto Mancini ya ganaba en el estadio alemán, y eso era algo que el Wolfsburgo no podía permitir. Así pues, los jugadores se pusieron manos a la obra para impedir una dolorosa derrota que propiciaría la eliminación del torneo. Poco a poco el equipo empezó a animarse en ataque disponiendo de buenas ocasiones como un disparo por encima del larguero de Schürrle cuando tenía mucho a su favor o un remate flojo del alemán que atajó fácilmente Carrizo quien se luciría posteriormente al realizar una parada espectacular tras el remate a bocajarro de Caligiuri.

Esta jugada acabó en córner, un córner que daría el primer paso hacia la remontada. Con un gran centro de De Bruyne, Naldo remataba con la cabeza a placer para empatar el resultado en el minuto 28. El enfrentamiento se iba tiñiendo de verde conforme se acercaba el descanso; Vieirinha quien cuajó un partidazo cumpliendo la función de lateral cuando su posición natural es la de extremo, tuvo en sus botas dos oportunidades de dar la vuelta al marcador con dos lanzamientos sin problemas para el guardameta argentino. Los jugadores se retiraban al vestuario dejando una primera parte con mucho fútbol y una cierta igualdad que se reflejaba en el electrónico.

Comenzó el 'show' de la perla belga

Si los primeros 45 minutos habían finalizado con un claro dominio alemán, la segunda parte no sería menos, gracias a un joven jugador, a la revelación belga, Kevin De Bruyne. El Wolfsburgo supo mantener la posesión en el transcurso de todo el partido evitando cualquier sorpresa mediante las contras que tanto daño habían hecho los italianos.

El asedio del conjunto germano fue prácticamente contínuo, cuando no era Vieirinha, era Luiz Gustavo que empezaba a aparecer tras una primera parte discreta o si no era un eléctrico Träsch que acaba de entrar el verde en sustitución a Schürrle. Sin embargo, la primera jugada más peligrosa vino por parte del Inter de Milán con un disparo de Palacio que se marchó al lateral de la red incomprensiblemente ya que se encontraba solo frente al guardameta disponiendo del tiempo necesario para posicionarse y realizar la mejor definición posible.

Foto: VfL Wolfsburgo

Después de este aviso, los de Hecking se volvieron a poner las pilas, y a los 5 minutos del posible 1-2, llegó el gol de la remontada de los lobos. Con un regalo imperdonable de Carrizo a Vieirinha, el portugués entregó el cuero a De Bruyne para que éste no perdonara logrando la épica en el minuto 63. En los 10 minutos posteriores, el ritmo del partido bajó hasta que Vidic realizó una fuerte entrada provocando una falta peligrosa a favor del Wolfsburgo. La promesa belga no dudó en asignarse el libre directo regalando a cualquier amante del fútbol un auténtico golazo con un extraño del balón que descolocó por completo a Carrizo. Los locales sentenciaban el partido con una buena remontada para salir reforzados y con confianza de cara a la vuelta con la visita a la ciudad milanesa; el Inter tendrá que marcar 2 goles mínimo sin recibir ninguna a cambio para pasar de ronda.

Wolfsburgo (3) Inter de Milan (1)
Benaglio 7 Carrizo 8
(min. 87) Vieirinha 9 (min. 82) Santon 6
Naldo (min. 28) (min. 71) 9 Ranocchia (min. 83) 7
Knoche 7 Juan Jesús 6
Rodríguez 8 D'Ambrosio (min. 34) 7
Luiz Gustavo 7 Guarín 7
Guilavogui 6 Medel 5
Caligiuri 8 (min. 58) Hernanes 5
De Bruyne (min. 63) (min. 76) 9 (min. 82) Shaqiri 9
(min. 45) Schürrle 6 Palacio (min. 6) 8
(min. 70) Dost 6 Icardi (min. 30) 8
Suplentes
(min. 45) Träsch 8 (min. 58) Vidic (min. 74) 7
(min. 70) Bendtner 7 (min 82) Kovacic -
(min. 87) Perisic - (min 82) Kuzmanovic -
VAVEL Logo