La Juventus vence y se coloca líder
Foto: Juventus

La Vecchia Signora derrotó al Manchester City en el partido en el que estaba en juego gran parte de las opciones de clasificarse o no y en qué lugar para ambos equipos.

En los grandes partidos, el resultado acaba decidiéndose por pequeños detalles o por acciones de fortuna o de habilidad de los jugadores determinantes, y en este caso esa acción corrió a cargo del croata Mario Mandzukic; quién se adelantó a Nicolás Otamendi, que no parece ni la sombra del defensor que asombró a Europa con la camiseta del Valencia, tras un gran centro de Alex Sandro, que fue uno de los más destacados del encuentro. En la jugada anterior eran los citizens quienes iban a tener la oportunidad de ponerse por delante en el electrónico. La ocasión la tendría Fernandinho, quién conseguía recibir el balón libre de marca pero su disparo se marchó alto. Tras el tanto, los visitantes se intentaron ir hacia arriba con más ímpetu que acierto, pero se topaban una y otra vez con el muro italiano. Los pupilos de Allegri aprovechaban cada ocasión para generar peligro a una zaga que echa demasiado en falta a Kompany. El argentino Paulo Dybala tuvo en sus botas el dos a cero, pero su disparo se encontró con el inglés Hart.

Sin embargo, la tranquilidad en el Juventus Stadium se vio afectada tras un error impropio de Marchisio en la salida de balón, que retrasó el balón hacia Buffon pero su envío se quedó corto en exceso. Estaba preparado Agüero para cazarla y enfiló hacia Gigi, pero el veterano portero italiano tapó bien todo los huecos y pudo desviar a saque de esquina. Se enfilaba el túnel de vestuarios con una sensación de que la Juventus tenía perfectamente controlado el partido y que lo iba a tener muy difícil el equipo de Pellegrini para romper esa barrera. Dignas de destacar han sido las actuaciones de dos jugadores del equipo italiano: Alex Sandro y Paul Pogba. El lateral brasileño ha sido un auténtico puñal y un dolor de cabeza para la zaga inglesa que no ha sabido cómo pararle; y el francés ha dado un recital de lo que debe ser un mediocentro puro: recuperaciones, pases y coberturas han sido las armas que ha usado para destapar las vergüenzas del centro del campo rival.

El segundo tiempo arrancó de una manera mucho más abierta que los anteriores cuarenta y cinco minutos, fruto de ello es la gran cantidad de ocasiones que se han sucedido en él. La primera la iba a tener Fernandinho de nuevo, pero esta vez de cabeza en un saque de esquina que obligó a Buffon a emplearse a fondo para detener el testarazo en dos tiempos. La réplica la iba a protagonizar el recién ingresado Morata, que sustituyó al goleador lesionado Mandzukic, que en el mano a mano con Hart iba a levantar la pelota pero ésta iba a estrellarse contra la madera. El delantero español volvería a tener en sus botas el gol, pero esta vez se iba estrellar contra Hart, cuando esperaba sólo Dybala para empujarla. El ex del Liverpool Sterling también iba a tener una de las más claras del encuentro, pero su disparo se marchó fuera cuando Buffon ya estaba vencido.

No iba a pasar mucho más en los últimos minutos y los italianos sacaron adelante el partido a base de oficio y saber administrar el tempranero gol de Mandzukic. Tras el encuentro, el grupo queda formado de la forma siguiente: la Juventus primera con once puntos, ya clasificada y se jugará en la última jornada hacerlo como primera o segunda; el Manchester City segundo con nueve puntos, con opciones de ponerse primero, segundo o de quedarse fuera; el Borussia Mönchengladbach tercero con cinco puntos y obligado a ganar al City para pasar a octavos; y, por último, el Sevilla cuarto con tres puntos, necesitando ganar a la Juventus y que el Borussia no haga lo propio contra el City para poder disputar la Europa League.

VAVEL Logo