Nápoles - Inter: duelo por la cabeza
Fotomontaje: Cammy Anderson (VAVEL)

Tras 13 jornadas disputadas, Inter (con 30 puntos) y Nápoles (con 28, los mismos que la Fiorentina) comandan la Serie A italiana. Los resultados, a la vista están. Sin embargo, han llegado a ellos por caminos notablemente diferentes. El Inter, muy al 'estilo Mancini': seguridad defensiva, mediocampo de presión, renunciando casi siempre al medio de ataque, rentabilidad máxima de los goles marcados… El Nápoles, por su parte, está siendo la gran atracción de esta Serie A, más allá de los resultados, ya de por sí excelentes, por el impresionante juego desarrollado en este primer tercio de campaña: un equipo muy compacto, que presiona al rival muy arriba, que no especula, que busca la portería contraria nada más recuperar la pelota.

San Paolo vivirá este lunes un choque de estilos pero uno deberá salir triunfador. ¿Qué estilo es mejor o peor? Es el eterno debate futbolístico: independientemente de que a cada cual le gusta más uno u otro, no hay leyes escritas en esto del fútbol. Y un equipo que defiende bien en toda la cancha puede ser considerado “que juega bien al fútbol” exactamente igual que aquél que se decanta por el llamado fútbol ‘de toque y preciosista’.  Será sólo un partido más; importante, pero uno más. Quien venza saldrá reforzado en la clasificación pero, quien pierda, no variará un ápice su forma de juego.

El Nápoles, a seguir la racha

Una derrota en la primera jornada ante el Sassuolo. Ese es el único lunar del Nápoles en lo que va de temporada. A partir de ahí, ocho victorias y cuatro empates en Serie A (y tres de los empates fueron en las cinco primeras jornadas)  y cinco victorias en cinco partidos en UEFA Europa League (único equipo en Europa que lo ha logrado esta temporada). Y victorias ‘de prestigio’: Lazio (5-0), AC Milan (0-4), Juventus o Fiorentina.

Sarri, artífice de este gran Nápoles (Foto: Gazzetta)

Ha conseguido Sarri, reemplazo de Rafa Benítez, crear en pocos meses un equipo completamente diferente con casi los mismos jugadores. Hablando de ‘caras nuevas’ en el equipo titular, la vuelta de Pepe Reina (si se le puede considerar novedad) y las incorporaciones del albanés Hysaj en el lateral derecho (con toda justicia ha ganado el puesto al gran capitán Maggio) y del brasileño Allan en el mediocampo. El resto es lo que había, pero con una disposición radicalmente diferente en mediocampo y ataque.

Lo único que se mantiene constante es la defensa, con cuatro hombres en línea. A partir de ahí, donde Benítez jugaba con un 4-2-3-1, con doble pivote, Insigne y Callejón abiertos a bandas y Hamsik haciendo de enganche con Higuaín; Sarri plantea un 4-3-3: el otro brasileño, Jorginho, suplente habitual con Benítez, es la referencia en mediocampo y Allan y Hamsik le acompañan como interiores por derecha e izquierda, respectivamente. Esto permite, por una parte, corregir en cierto modo la irregularidad de Hamsik y, por otro, liberar en gran medida, de tareas defensivas a Insigne y Callejón, lo cual redunda de forma muy positiva en su producción en ataque, especialmente en el caso del italiano, que está cuajando la mejor temporada de su carrera.

Buena prueba de lo bien que está funcionando este Nápoles es que el ‘11’ de Sarri es de aquellos que se recitan de memoria y notables jugadores como Gabbiadini, Valdifiori o el propio Maggio, que están rindiendo bien cuando tienen su oportunidad en UEFA Europa League, no están encontrado apenas opciones de participar en liga.

Inter, el sudoku de Mancini

Y donde Sarri y el Nápoles tienen su equipo titular perfectamente claro, resulta casi imposible adivinar el del Inter. Lo único relativamente claro es la defensa que, con la baja por lesión de Davide Santon, estará formada por D’Ambrosio, Murillo, Miranda y Alex Telles (tal vez, Nagatomo). A partir de ahí, entre las muchas opciones que presenta la plantilla interista y el gusto de Mancini por las rotaciones, pocas cosas pueden darse por seguras.

La baja del francés Kondogbia en el mediocampo, también por lesión, y la presión que suele ejercer el Nápoles en mediocampo pueden hacer que Mancini se decante por Felipe Melo y el colombiano Guarín como acompañantes de Medel, irreemplazable para el técnico italiano; Brozovic sería el gran damnificado para este encuentro.

Y delante, Jovetic y Perisic parecen fijos y la duda está entre Ljajic (que jugaría por detrás de los delanteros) o Icardi, que jugaría como punta, bien retrasando a Jovetic o Perisic, bien abriendo a ambos a bandas.

Lo que no variará, en ningún caso, será el estilo de este Inter de Mancini. Y, cuando ya va un tercio de campeonato, hay varios datos que los reflejan a la perfección: sólo siete goles encajados en trece partidos (y cuatro fueron en el mismo, frente a la Fiorentina), 16 goles macados (apenas 1,23 por encuentro), una efectividad increíble (con 16 goles anotados y 30 puntos conseguidos, cada gol le supone 1,875 puntos) y lo que resulta más revelador: en los trece partidos disputados, sólo ha sido capaz de marcar más de un gol a los dos recién ascendidos, Carpi y Frosinone.

Posibles alineaciones Nápoles - Inter

VAVEL Logo