Barros Schelotto tiene trabajo
El Genoa saca la cabeza a costa del Palermo. Fuente: US Città di Palermo.

Ni siquiera se ha sentado en el banquillo del Renzo Barbera, pero a Guillermo Barros Schelotto se le empiezan a acumular los problemas. Hoy, junto a su hermano y ayudante, ha presenciado el esperpéntico partido que su (futuro) equipo ha realizado frente a un gran Genoa, que ha sabido explotar los defectos de los palermitanos pese a que su situación en la tabla clasificatoria es prácticamente similar a la de sus oponentes.

El primer 'Suso', a los cuatro minutos

Si Barros Schelotto tardó en sentarse en su localidad en el Luigi Ferraris, quizá se haya llevado una desilusión aún mayor. Y es que a los cuatro minutos el español Suso ya había adelantado a los suyos tras convertir en gol un buen pase de Diego Perotti con una sutil definición por encima de Stefano Sorrentino.

Da igual el entrenador, da igual los que jueguen. Otra vez el Palermo empezaba perdiendo en los primeros minutos, tras una imagen bastante floja. El entrenador en el día de hoy, Viviani, tomó una controvertida decisión al sentar a jugadores de corte ofensivo y que eran de lo poco salvable del equipo como Gilardino y Trajkovski. Además, debutaba Cristante como pieza en el centro del campo. En el Genoa, el principal atractivo era su tripleta de ataque: Perotti, Pavoletti y Suso.

El gol ahogó al Palermo en su propias lágrimas

El partido quedó condicionado con este gol tempranero. El Palermo, ahora sí, debía tratar de llevar la manija del encuentro como fuese. Ese papel le correspondía, como suele ser habitual, a Franco Vázquez, más solo que nunca.

El italoargentino era el único que creaba peligro por parte del Palermo. En el otro bando, Suso y Rincón comenzaban a llegar con más asiduidad a la portería de Sorrentino, sin inquietar demasiado. Franco Vázquez y Ansaldi, uno para cada equipo, tuvieron las últimas oportunidades de la primera mitad.

En la segunda parte, todo se pondría de cara para los locales. Tras un comienzo algo incierto, los entrenadores procedieron a dar entrada a jugadores que pudiesen influir en el resultado. Viviani metió a Gilardino en lugar de Djurdjevic y Gasperini realizó un cambio español metiendo a Diego Capel por Suso.

Vendaval de goles y festival de Ansaldi y Pavoletti

Tres minutos después de los cambios, en el 65, el Palermo se quedaría con diez hombres tras la expulsión de Andelkovic por una dura entrada. Ahora sí la misión se antojaba más difícil aún. Remontar un partido con diez hombres suele ser difícil, más aún para este moribundo Palermo.

A 20 minutos del final del partido, cualquier cosa podía pasar. En el minuto 71, Cristian Ansaldi le regaló el 2-0 a Pavoletti, que solo tuvo que cabecear (nadie le encimó) a placer para aumentar la ventaja de su equipo.

El show de asistencias del argentino solo acababa de comenzar. Cuatro minutos más tarde, un pase atrás desde la línea de fondo lo empaló Tomás Rincón para poner la ventaja en tres goles a cero. Aún quedaba el último tanto, el que cerraría la goleada, obra de Pavoletti nuevamente, también a pase de Ansaldi, a dos minutos del final y ante la pasividad del equipo palermitano, que le permitió rematar de semi-volea en el área pequeña.

Cada vez quedan menos jornadas de Serie A

Tras este resultado, el Palermo se encuentra tan solo cuatro puntos por encima del descenso, que ahora mismo lo forman el Carpi, el Frosinone y el Hellas Verona. El Genoa adelanta al Palermo gracias a la victoria, pero solo suma 22 puntos por los 21 de los hombres de Guillermo Barros Schelotto.

La papeleta del nuevo entrenador será difícil de manejar. Su debut será el próximo domingo 24 ante el Udinese (15:00 horas), mientras que en próximos partidos le esperan el Carpi y el Milan. El Genoa jugará sus próximos encuentros contra el Hellas Verona (domingo 24, 15:00 horas) y la Fiorentina (domingo 31, 15:00 horas).

VAVEL Logo