La Juve aburre, pero gana

El encuentro comenzó con dominio de la Juventus que tenía el balón, y que estaba intentando llegar al área rival a base de tocar y de combinar entre líneas, ante un Atalanta que se mantenía replegado en su campo, y que renunciaba al contraataque, pues cuando recibía el balón únicamente se limitaba a despejarlo en largo. Después de unos minutos, el conjunto turinés siguió llevando la iniciativa bajo un ritmo muy bajo de intensidad que por momentos le impedía llegar a la portería rival, pues no conseguía abrir la defensa rival con una circulación de balón tan lenta.

Dominio claro de la Juventus ante un Atalanta replegado con las líneas muy juntas

Tras unos minutos, Barzagli hizo el 0-1 para la Juventus a la salida de una falta lateral. Tras el gol, el equipo visitante siguió dominando el encuentro, a pesar de que los locales se estiraron más, pues adelantaron las líneas y empezaron a tener mucho más el cuero en campo contrario, a pesar de ello, la Juventus siguió rodeando la portería rival moviendo la pelota, pero no estaba encontrando espacios por dentro, pero tampoco conseguía desequilibrar por fuera. Los locales se estaban estirando, y empezaron a desplegarse más cuando un delantero entraba en contacto con la pelota e iniciaba la conducción para desarrollar la jugada, pero pese a ello, las jugadas no prosperaban ante la falta de acierto en los últimos metros.

El ritmo de juego estaba siendo muy lento, y los de Allegri seguían dominando bajo un ritmo de intensidad soporífero que solamente interrumpía alguna ocasión de gol. La dinámica general era la de un dominio lento de la Juventus que estaba abusando de las posesiones largas en campo contrario y que en los últimos segundos había renunciado a buscar la portería rival a pesar de que Dybala que estaba cayendo mucho en banda derecha, estaba realizando unos buenos desmarques con los que conseguía desequilibrar y generar ocasiones a raíz de centrar balones al segundo palo. A pesar de todo, el conjunto turinés ha sido muy superior durante el primer acto sin realizar un gran partido, y además ha gozado de alguna clara jugando con el 4-2-3-1 con Dybala y Pogba más escorados a los costados.

Dominio del Atalanta, control visitante

El segundo tiempo comenzó con dominio del conjunto turinés que estaba teniendo la redonda en campo contrario, y estaba realizando unas circulaciones más veloces que en el primer tiempo. Mientras tanto, el Atalanta se mantenía replegado en su campo, pero estaba repeliendo todos los balones que le llegaban, y estaba teniendo más protagonismo en campo contrario, pues estaba rondando el área rival incidiendo por las bandas con D'Alessandro y Dramé. Viendo la ventaja en el marcador, el líder de la Serie A apostó más por replegarse y jugar al contraataque para buscar la sentencia. Después de unos minutos, el equipo de Allegri seguía saliendo en transición rápida desplegándose con muchos jugadores, al mismo tiempo que el Atalanta que estaba jugando instalado en campo rival, estaba realizando las transiciones defensivas con mucha lentitud.

Después de los primeros minutos, la Juventus recuperó el control del balón, y volvió a instalarse en campo rival para tocar la pelota jugando desde atrás y avanzando en horizontal hasta que un jugador ve la opción de buscar a un extremo en largo. A pesar de ello, el conjunto local siguió aprovechando las recuperaciones de balón para salir en velocidad al contraataque sacando el esférico por la banda izquierda. Los de Allegri seguían buscando a Dybala por las líneas interiores pero el ex del Palermo estaba encontrando muy pocas opciones de pase entre líneas y estaba siendo uno de los responsables de las pérdidas de balón del líder.

En los últimos minutos de juego, Lemina hizo el 0-2 para Juventus después de una gran jugada individual que inició en la frontal del área. Tras el gol, el campeón de Italia terminó de amarrar el partido, aunque siguió cediéndole el balón al conjunto neroazzurro que seguía atacando cuando lo tenía. La Juventus únicamente entraba en contacto con la pelota para rematar el encuentro con una posesión larga en campo contrario, ni siquiera salía al contraataque, y apenas buscaba a sus delanteros con algún balón largo, se limitaba a defenderse replegándose en 30 metros con dos líneas de presión.

VAVEL Logo