Truco de Columbus Crew a New York City
El Crew celebrando el tanto de Meram. / Foto: ColumbusCrewSC.com

Noche de Halloween. Además de dicha festividad 'terrorífica', era una noche especial en la ciudad de Columbus. Desde que hace unas semanas atrás, el dueño del club situado en Ohio, Anthony Precourt, emitiese un comunicado 'amenazando' con mudarlo a otra localidad (Austin), se ha promovido un movimiento alrededor de la franquicia gold and black. Un ejemplo, el lema de #SaveTheCrew. Sin embargo, también fue un duelo ensombrecido por el atentado que sacudió Nueva York horas antes, con el asesinato de ocho personas y numerosos heridos -según las últimas informaciones-. 

En lo deportivo, se volvían a cruzar en sus caminos una semana y media después, ya que cerraron sus respectivas temporadas regulares frente a frente en el Yankee Stadium, saldándose con un muy igualado 2-2 y una actuación estelar del guardameta visitante Zack Steffen, quien desbarató varias claras ocasiones, sumando un penalti detenido a David Villa en el último minuto. Pero antes de que llegase esta cita, hubo un contendiente que tuvo que superar la kockout round. Y es que Columbus Crew consiguió la clasificación tras superar en la tanda de penaltis a Atlanta United en el Mercedez-Benz Stadium. 

En las alineaciones no había sorpresas. Y tanto que los locales se plantaban sobre el verde con el mismo once que eliminó a los pupilos del Tata Martino. Así, Gregg Berhalter volvía a apostar por Jiménez en el lateral izquierdo (por delante del habitual Raitala). Mientras que Patrick Vieira haría lo propio, apostando por el esquema habitual, rigiéndose ya por su clásico 4-3-3, como si de un credo se tratase. 

Golpe tempranero

Con un MAPFRE Stadium engalanado para la ocasión -una media entrada en asistencia-, New York City comenzaba llevando la batuta en los primeros cinco minutos. Incluso el primer aviso fue de los citizens, cuando el joven venezolano Yangel Herrera probó fortuna desde el balcón del área, aunque su disparo acabó en las manoplas de Steffen. Sin embargo, el primer golpe lo darían los locales. Kamara aprovechó un balón muerto dentro del área para perforar las redes neoyorquinas y sellar el 1-0.  A pesar del tanto, los sky blues seguían manteniendo el dominio del cuero, aunque las ocasiones más claras se registraban cada vez que recuperaban la posesión la franquicia Massive. Y es que a la media hora Justin Meram, en una jugada calcada a la del gol, tuvo en sus botas el 2-0, pero su chut se marchó esta vez por encima del travesaño.

Kamara controla un balón ante la atenta mirada de Callens. / Foto: ColumbusCrewSC.com
Kamara controla un balón ante la atenta mirada de Callens. / Foto: ColumbusCrewSC.com

En el turno de réplica, esta vez sí, el City gozó de una doble oportunidad casi inmejorable, con el mismo protagonista: David Villa. En la primera, cruzó en exceso el disparo, rozando el poste izquierdo. Y en la segunda, se comió en velocidad a Williams, sacándose un latigazo que se estrelló en la madera derecha. E instantes después, el goleador de la noche, Kamara, no tuvo la misma suerte como en la que dispuso al inicio, ya que la intentona se fue desviada por encima del larguero. Incluso los visitantes, al filo del descanso, tendrían una tercera, pero no fue a la vencida, porque el lanzamiento de Wallace, mientras se iba cayendo, acabó lamiendo el palo. Así es como se llegaba al entretiempo, con un toma y daca en el que salió victorioso Columbus Crew, a pesar de los datos de posesión y pases, en los cuales se imponía de forma clara New York City (64'5%).

Pesadilla en Columbus

No transmitían buenos síntomas el inicio del segundo tiempo. Y la muestra fue la expulsión por roja directa del central Callens. Decisión poco polémica y que fue tomada tras la revisión del VAR. Paradójicamente, serían los primeros minutos que se perdería el peruano, ya que hasta entonces había jugado absolutamente todo. Para arreglar tal error flagrante y no meterse en más problemas, Vieira tenía que meter a Matarrita en el lugar del sacrificado Wallace. Pero no pudo evitar la fatalidad. Enseguida, Columbus Crew le asestaba otro crochet en el mentón. En una contra perfectamente tejida, Artur colocaba el 2-0 en el luminoso.

Meram celebrando su gol de esta noche. / Foto: ColumbusCrewSC.com
Meram celebrando su gol de esta noche. / Foto: ColumbusCrewSC.com

Abierta la veda, lo único que podían hacer era evitar una mayor sangría. Ya era tarde. En otro contragolpe, Meram -con la inestimable ayuda de Johnson- castigó al City con el 3-0. El Crew, ante toda la adversidad, se estaba imponiendo una vez más. Primero se 'cargó' a Atlanta United ante 70.000 espectadores. Y esta noche estaba goleando a uno de los grandes favoritos a llevarse la MLS Cup. En un esfuerzo por dar vida a New York City, Villa tuvo en su cabeza el gol que les elevase a la superficie a coger algo de oxígeno, pero su  testarazo terminó en los guantes de Steffen.

Y brotó la esperanza citizen

Como suele ocurrir en las historias o películas -incluso partidos- de épica, acaba apareciendo el capitán. Y así lo hizo David Villa. El Guaje, a poco más de diez minutos del final, logró rematar a la media vuelta un balón que acabó entrando en la portería, metiendo de nuevo a New York City en la eliminatoria por alcanzar la final de la Conferencia Este. Tal era el síntoma de miedo en el Crew, que Berhalter retiró del césped a Higuaín para meter un central (Abubakar) y guardarse todavía más las espaldas. Cabe recordar que todo esto era ante unos citizens que estaban con uno menos.

Y cuando todo parecía que quedaba abierto para la vuelta, surgió de la nada algo magistral. El lateral derecho Afful, con una jugada maradoniana, acabó tirando al suelo a casi toda la zaga del City para batir por cuarta vez a Johnson, poniendo un 4-1 muy doloroso. De esta forma, Columbus Crew pone pie y medio en la final de la Conferencia Este de estos PlayOff's en unos momentos difíciles para sus aficionados. Hoy, como el pasado jueves, gritarán con más orgullo que nunca aquello de ¡Save the Crew!

VAVEL Logo