Gattuso: "Tengo al mejor portero del mundo, lo protegeré"

Tras la victoria por 3-0 del Milan al Hellas Verona, las declaraciones post-partido se centraron en el futuro del guardameta rossonero Gianluigi Donnarumma por todos los rumores que le relacionan con el Real Madrid.

Gattuso: "Tengo al mejor portero del mundo, lo protegeré"
Gattuso: "Tengo al mejor portero del mundo, lo protegeré". Foto: ACMEspanol.

Mino Raiola, agente del arquero italiano se había encargado de caldear los ánimos en los días previos al duelo copero con su petición de anular la renovación contractual debido a una presunta “violencia moral”.

Eran muchos los medios que publicaban información relacionada con el rechazo del nuevo entrenador, Genaro Gattuso, hacia el joven portero, el cual recibió en el día de ayer duras críticas por su actitud procedentes de la mayor parte de los aficionados en forma de silbidos y concretamente por parte del grupo de animación Curva Sud a través de una pancarta que exigía su marcha del equipo de San Siro. El capitán Bonucci, ejerció su labor de líder y consoló instantes antes de que comenzara el choque a un Donnarumma que parecía estar dolido por el mensaje de la grada.

Foto: ACMEspanol.
Foto: ACMEspanol.

 

Defensa de Gattuso

Sin embargo, el técnico al mando del conjunto milanista, salió en defensa de Gianluigi, para sorpresa de algunos: “Debemos protegerle ya que nunca ha faltado a un entrenamiento, nunca se ha negado a jugar y contra Rijeka quería jugar. Yo sólo veo a un chico que entrena con gran profesionalismo, al que le estrecho la mano todos los días. Nunca me ha dicho que quiera irse del club. Estamos tratando a un chico joven como si fuese un monstruo y no se lo merece”.  

En lo futbolístico, reconoció que para él es el mejor portero del mundo e insistió en que hará todo lo que esté a su alcance para protegerlo.

El exjugador milanista, añadió que no es fácil ser silbado por tu propia hinchada, pero además de esto, Genaro también quiso hacer de “poli bueno” de cara a los aficionados que no ven con buenos ojos lo ocurrido, diciendo que por supuesto respeta su opinión.

Mirabelli habló sin pelos en la lengua

Por su parte, el actual director deportivo del AC Milan, Massimiliano Mirabelli dejo unas duras declaraciones en contra de la labor de Raiola señalándolo como el cruel responsable de la situación: “Protegeremos a Donnarumma porque sabemos quién es el malo de la historia, Raiola. Es la maldad en persona y está haciéndole daño a Donnarumma y al Milan. No voy a reunirme con él porque Gigio tiene contrato hasta 2021 y si alguien lo quiere, tendrá que hacer una oferta que satisfaga nuestras demandas”.

Hacia la persona de Donnarumma, tuvo mejores palabras, situándose en una posición muy cercana a la del míster: “Estamos más cerca de él que nunca, sabemos que ama al Milan. Son otros los quieren dañar al club”.

"Los jugadores me siguen..."

En lo referente al partido frente al Hellas Verona, rival del propio AC Milan el próximo domingo en la decimoséptima jornada de la Serie A, Gattuso se mostró satisfecho por la mentalidad y el rendimiento mostrado por sus pupilos, pero fue cauteloso, a la vez que respetuoso con el rival, declarando que hay que olvidarse de este encuentro y seguir, porque el domingo no será nada fácil doblegar al conjunto gialloblu: “Necesitamos tiempo, pero veo que los jugadores están siguiéndome y esto me gusta. Estamos solo al principio, hay mucho por hacer pero veo un gran deseo”.

Quiso destacar el trabajo de la defensa, incidiendo en el papel desarrollado por Leo Bonucci y también en el peso que tiene Montolivo en el centro del campo a falta de que su socio Biglia recupere su mejor versión.

Por último, se refirió a sus hoy delanteros titulares aportando la idea de que Cutrone es una solución debido a su polivalencia y las enormes cualidades para adaptarse a las necesidades y concluyó con que el único pero al día de hoy fue que André Silva no hubiera podido marcar. De esta forma, el Milan pasa a cuartos de final de la Coppa, donde se medirá al Inter de Luciano Spalletti, su vecino y gran rival, que venció con mayor sufrimiento al Pordenone en los penaltis.