El Lyon se lleva el duelo de golazos
Foto: Olympique Lyon

Como suele ser tendencia desde la llegada de los petrodólares a París (con la excepción de la temporada pasada donde el AS Mónaco consiguió llevarse el título liguero), en estas fechas la liga está prácticamente sentenciada a favor del PSG, pero sin duda uno de los equipos que podía hacerle daño a los parisinos era el Olympique de Lyon y aún más jugando como local.

El partido de hoy era el segundo que disputaba el Olympique de Lyon ante su afición en este 2018 y querían darles una alegría después del empate contra el Angers, además se veían obligados a obtener un resultado positivo después de ver cómo tanto el Olympique de Marsella como el AS Mónaco han ganado sus respectivos partidos esta jornada.

Primera parte igualada

Ambiente espectacular el vivido hoy en el Groupama Stadium. El partido no pudo empezar mejor para los locales que vieron cómo se adelantaban en el minuto 2 tras un golazo de falta de Nabil Fekir, que sorprendió a un Areola que no se esperaba que su compañero de selección fuera a atreverse con el disparo desde una posición tan escorada.

El partido comenzó con un Olympique de Lyon presionando y complicando la salida de balón del PSG, incluso recuperando balones en campo contrario, pero poco a poco el conjunto parisino consiguió deshacerse de esta presión, eso sí, sin poner en muchos apuros a Lopes.

Cuando todo hacía indicar que el marcador no iba a moverse más antes del descanso, un centro de Alves a la frontal del área fue rematado de forma espectacular por Kurzawa, donde no pudo hacer nada el guardameta del Lyon.

Lo cierto es que la primera parte, aparte de dos golazos para ver repetidos una y otra vez tuvo bastante poco. El conjunto local estaba bien replegado y buscaba hacer daño a través de contras, la mayoría de ellas por la banda de Cornet, en cambio el PSG intentaba llegar jugando al área rival pero la ausencia de Neymar se hizo notar.

Lesión de Mbappé

El susto del partido lo dio Mbappé, que tras un choque en la primera parte con Lopes, se vio obligado a abandonar el terreno de juego en el minuto 36 y dejarle su lugar a Draxler. Tras varios minutos tumbado sobre el césped, el médico del PSG le dijo a Emery que el atacante francés no podía continuar debido al fuerte golpe que sufrió en la zona del cuello y las cervicales, lo que provocó que éste tuviera que salir en camilla. A priori no parece grave, pero para salir de dudas se lo llevaron directo a un hospital para hacerle un reconocimiento más detallado.

Autoexpulsión de Dani Alves

La segunda parte empezó de la misma forma que transcurrió la primera, un Lyon replegado y buscando salir a la contra, y un PSG que intentaba mover la pelota y acercarse a la meta local. Pero cuando mejor estaba el PSG, se le cruzaron los cables a Dani Alves, quien había cometido una falta sobre NDombele que iba a suponerle una tarjeta amarilla, sin embargo, el lateral brasileño decidió protestarle de forma efusiva al colegiado del encuentro, lo que provocó que le mostrara la roja al ex del Barcelona y Juventus entre otros.

Mismo guión

Tras la expulsión de Dani Alves, Emery dio entrada a Meunier en sustitución de Di María para reajustar la defensa, pero el partido no cambió mucho. Un respeto mutuo y la sensación de qué si se podía ganar mejor, pero que el empate ninguno de los dos lo consideraba un mal resultado. Hubo ocasiones en ambas porterías, pero quien transmitía más peligro era el equipo local, que puso en apuros en más de una ocasión a Areola.

A sabiendas de que a la contra generaban peligro, el entrenador local dio entrada a Depay en el minuto 69 en sustitución de un no muy afortunado Aourar y un poco después, en el minuto 77 Traoré entraría por Mariano, que hoy lo ha intentado pero sin mucha fortuna.

Depay dictó sentencia

Cornet avisó con un disparo desde la frontal que tuvo que desviar a córner el portero del PSG y cuando parecía que todo estaba sentenciado, Memphis Depay marcó uno de esos goles que serán recordados durante años por los seguidores del Olympique de Lyon. Pérdida en campo propio del PSG, el balón le llega al holandés en banda izquierda y éste se fue metiendo haciendo dentro hasta que vio la oportunidad, y desde la frontal puso el balón en la escuadra de la portería de un Areola que no pudo hacer nada más que contemplar la obra de arte que acababa de realizar su rival.

Con esta victoria el Olympique de Lyon se aúpa hasta la segunda posición con 48 puntos, uno más que el Olympique de Marsella y dos más que el AS Mónaco. El PSG por su parte aún dispone de un amplio colchón de puntos sobre sus rivales.    

        

VAVEL Logo