Derbi descafeinado que acaba sin goles
Ings y Baines pelean por hacerse con el balón. Fuente: Premier League.

Empate a cero entre Everton y Liverpool. Todo parecía que iba a ser un poco más animado este derbi de Merseyside, al menos por parte del Everton, pero todo lo contrario. Se intuía que tras el partido de Champions el pasado miércoles entre Liverpool y Manchester City, Klopp daría descanso a varios de sus jugadores de cara al partido de vuelta este próximo martes. Y así fue. Klopp dio entrada a varios de sus jugadores con menos minutos a lo largo de la temporada, incluso poniendo de titular a jugadores como Klavan en el lateral izquierdo, Solanke, Clyne y a Danny Ings, que no lo hacía desde el 2015 que, precisamente, su última titularidad como jugador Red también fue en Goodison Park

Por el contrario, Sam Allardyce se puede decir que puso a todo su arsenal en el campo, a su once tipo a expensas de Carlvert-Lewin, que saldría en la segunda mitad. Con esto, el equipo Toffees buscaba hacerle cosquillas a este segundo equipo que el germano puso sobre el césped y así, al fin, cosechar una victoria contra su mayor rival después de nada más y nada menos que ocho años, ya que el equipo local no consigue ganar a sus vecinos desde Octubre de 2010. Una larga espera que no consiguen quitarse de encima y que para el aficionado Toffees le pesa demasiado. Cosas de rivalidades vecinas. 

Fuente: Premier League

Con esto y con lo mencionado anteriormente, el Liverpool jugando con medio equipo suplente, supo plantarle cara a un Everton que no conseguía dar dos pases seguidos. Consiguió hacerse con la posesión en los primeros quince minutos amilanando por tanto al conjunto de Sam Allardyce, que no espera a un Liverpool tan entero a pesar de las bajas. Con ello llegarían las primeras oportunidades del conjunto Red por medio de Wijnaldum y Milner que lo intentaban desde fuera del área sin mucho peligro, aunque hicieron descontentar al aficionado local. Con ello llegaría la ocasión más clara del Liverpool, tras gran centro de Clyne que Coleman no consigue despejar haciendo que Solanke rematase sólo y Pickford lo parase a bocajarro. Los de Klopp estaban avasallando al conjunto local. Pero esto es la Premier League y no se necesita mucho para causar peligro. Con este dominio aplastante del Liverpool, el que pudo adelantarse en el marcador fue el Everton.

Karius ha hecho la parada de la jornada Bolasie tuvo la más clara del partido. Consiguió zafarse del defensa con gran rapidez sacándose un tiro cruzado que hizo que Karius tuviese que estirarse para sacar la pelota enmudeciendo al estadio. Una parada de mucho calibre la del meta alemán. Aunque esto no hizo ni que el Everton se metiese en el partido ni que el Liverpool se fuese del partido. Esto hizo que nos fuesemos al descanso con sensaciones parejas para ambos conjuntos de Liverpool.

Entrada ya la segunda parte, se comprobó que iba a ser una retahíla de lo visto en la primera parte. Posesión y control por parte del Liverpool y un Everton buscando sus ocasiones por medio de Bolasie o Walcott. Pero lo cierto es que ha sido una segunda parte para olvidar... Hasta los últimos diez minutos. Allardyce hasta entonces no se atrevió a lanzarse en ataque. Si lo hubiesen intentado antes, quizás otro gallo cantaría. Fue en estos últimos minutos cuando los Toffees tuvieron varias y claras oportunidad, y en esto fue importante la aportación de Baines, que hizo que Cenk Tosun y Theo Walcott tuviesen claras ocasiones que hicieron que la grada se exaltase viendo que era posible la victoria. Aunque saborearon la victoria, todo quedó en nada.

Fuente: Premier League.

Este empate le sabe a poco al Liverpool. Se queda un sólo punto del Manchester United, aunque éste tiene dos partidos menos. Uno, el que disputará en la tarde de hoy frente al Manchester City, que si consigue ganar el derbi en el Etihad, conseguiría el título de la Premier League. Rival con el que se verán las cara éste próximo martes para sellar su billete a semifinales de la Champions League, si no hubiese una remontada épica por parte del conjunto de Guardiola. Por su parte, el Everton se enfrentará al Swansea el próximo sábado en el Liberty Stadium.

VAVEL Logo