Homenaje a Wenger: un lustro fastuoso, renovación y títulos
Fotomontaje: Aitor Sánchez-Rey Larrea (VAVEL.com)

Fue así, poco a poco, Wenger, renovando el glorioso y maravilloso equipo que había sido el de los Seaman, Dixon, Keown, Tony Adams, Ian Wright, Ray Parlour… para ir moldeando un equipo a su ‘imagen y semejanza’: después de los Vieira, Anelka, Overmars o Petit, llegados al final de los ’90, comenzaron a llegar al Arsenal los Pires, Ljungberg, Wiltord, Gilberto Silva, Asley Cole… pero, sobre todo, un hombre: Thierry ‘Titi’ Henry. Dentro de los muchos magníficos futbolistas, el hombre alrededor del cual creó Wenger el, posiblemente, mejor Arsenal de la historia.

Thierry Henry, maximo goleador de la historia del Arsenal (Foto: arsenal.com)
Thierry Henry, maximo goleador de la historia del Arsenal (Foto: arsenal.com)

Basado en una filosofía muy clara, en los principios que le habían acompañado desde su llegada a Londres, apuestas por los jóvenes, fútbol manifiestamente ofensivo, control de los hábitos alimenticios y de salud de sus jugadores, Wenger fue edificando, piedra a piedra, día a día, uno de los equipos más fantásticos que se han visto en Europa en los últimos 30 años, y todo por un doble motivo. Por una parte, por la reseñada propuesta a lo que era el tradicional fútbol inglés y, por la otra, porque fue perfectamente capaz de compatibilizar  esta apuesta por el fútbol atractivo y ofensivo y con un nivel de eficacia absolutamente espectacular, y, por ende, con títulos.

En el lustro que va de 2000 a 2005, el Arsenal de Arsene Wenger lograría dos títulos más de Premier League (2001/02 y 2003/04),  tres subcampeonatos (2000/01, 2002/03 y 2004/2005), tres FA Cup (2001/02, 2002/03 y 2004/05) y dos Community Shield (2002 y 2004). Impresionante el palmarés, al menos, en el aspecto doméstico. Pero, por encima de todos estos títulos, destaca un hecho, incluso por encima del doblete conseguido en la temporada 2001/02. Y es que el Arsenal de la campaña 2003/04 se alzó con la Premier sin perder un solo encuentro de Premier (26 victorias y 12 empates), en un hito que solo tenía un precedente en la Liga inglesa: el Preston North End en 1880 (primera Liga inglesa). Desde entonces, no ha vuelto a repetirse.

De hecho, si se suman los 38 partidos de aquella campañaa 2002/03, los dos últimos de la anterior y los nueve primeros de la siguiente, aquel Arsenal de Wenger completaría 49 encuentros consecutivos de Premier sin perder, récord absoluto en el fútbol inglés. Jens Lehmann; Lauren, Sol Campbell, Kolo Touré, Ashley Cole; Gilberto Silva, Patrick Vieira, Robert Pirès, Fredrik Ljunberg; Dennis Bergkamp y Thierry Henry fueron los protagonistas principales de esa hazaña en el campo. Y, por este motivo y con toda la justicia del mundo, aquel equipo seria conocido como ‘el Arsenal de Los Invencibles’.

Arsene Wenger, arquitecto del 'Arsenal de los inencibles' (Foto: arsenal.com)
Arsene Wenger, arquitecto del 'Arsenal de los inencibles' (Foto: arsenal.com)

Antes de detenernos en la vertiente internacional, un último dato que sirve para magnificar, si cabe aún más, el impacto que tuvo Wenger en los resultados (en competiciones nacionales, sobre todo) del Arsenal y para empezar a ‘abonar’ ya lo que será la siguiente etapa: en nueve de sus 11 primeras temporadas al frente de los de Londres, el Arsenal terminaría primero o segundo.

En este fastuoso lustro, tal vez, el único lunar del Arsenal sea su participación en la Champions, máxima competición internacional. Cierto es que dice la leyenda y demuestran los hechos que el Arsenal tampoco ha tenido tradicionalmente demasiada suerte con los sorteos.

En la campaña 2000/01, caería ante el Valencia de Héctor Cuper, que sería, a la postre subcampeón; en la 2001/02, en un terrible ‘grupo de la muerte’ en la segunda fase de grupos con Juventus, Arsenal, Bayer Leverkusen y el glorioso Deportivo de La Coruña de aquellos años (curiosamente, pasarían a cuartos alemanes y gallegos); en la 2002/03, en otro terrible ‘grupo de la muerte’ con Valencia, Ajax y Roma; en 2003/04, en un duelo fratricida ante el Chelsea en cuartos y en la 2004/05, ante el Bayern de Múnich, en octavos, en una de las eliminatorias más repetidas de la historia de la Champions.

Generó aquello la leyenda de que el Arsenal podía dominar en Inglaterra, pero se descomponía en cuanto salía de allí; y, aunque influyeron muchas otras circunstancias, puede que algo hubiera de eso.


A continuación el resto de apartados que componen este serial:

Homenaje a Wenger

Homenaje a Wenger: Arsène… ¿Quién?

Homenaje a Wenger: un relevo en medio de la sequía

Homenaje a Wenger: un final con más sombras que luces

Homenaje a Wenger: la Premier League, una montaña de arena

Homenaje a Wenger: invencibles, únicos e irrepetibles

Homenaje a Wenger: un imborrable legado copero

Homenaje a Wenger: Europa, su asignatura pendiente

Homenaje a Wenger: lo que pudo ser y no fue en Europa

Homenaje a Wenger: el estilo no se negocia

Homenaje a Wenger: amor y odio con la afición Gunner

Homenaje a Wenger: mucho más que un entrenador

VAVEL Logo