Homenaje a Wenger: invencibles, únicos e irrepetibles
Fotomontaje: Aitor Sánchez-Rey Larrea (VAVEL.com)

"El de 2004. Nadie ha vuelto a lograr algo como eso en la Premier League". El francés no se anda con rodeos. Esa fue la respuesta de Wenger a cuál fue el mejor equipo que tuvo como técnico del Arsenal. Y es que no es para menos. Tan solo se ha visto en la historia del fútbol inglés un hecho semejante, para el cual hay que remontarse hasta la temporada 1888-1889, cuando uno de los equipos fundadores del fútbol inglés, el Preston North End, se proclamó campeón de Inglaterra sin perder ni un solo partido de la competición doméstica (ni tampoco del torneo copero). De esta manera, desde que los Lilywhites se hicieran con el título de la actual Premier League de manera invicta, diez años después de que echara el balón a rodar en los campos de Inglaterra, nadie había logrado igualar su récord. Nadie, hasta el Arsenal de Arsène Wenger

Preston North End, el Arsenal del pasado | FOTO: Wikipedia
Preston North End, el Arsenal del pasado | FOTO: Wikipedia

Si bien el francés llegó en 1996 a Inglaterra como un auténtico desconocido, no tardó en hacerse un nombre. Previo al año de Los Invencibles, los Gunners se alzaron hasta en dos ocasiones con el título de campeones de liga y solamente un año no quedaron entre los dos primeros clasificados (el de su debut en el banquillo del Arsenal). El Manchester United de Alex Ferguson no logró arrebatarles las ligas de 1997/1998 y 2001/2002; por aquel entonces, los Red Devils parecían tener la hegemonía del fútbol inglés, proclamándose campeones hasta en tres ocasiones de forma consecutiva. Las buenas primeras temporadas de Wenger al frente del club londinense parecían ser un presagio de lo que les acontecería en la octava temporada del míster al frente del equipo.

El Arsenal se proclama campeón de Inglaterra | FOTO: Getty Images
El Arsenal se proclama campeón de Inglaterra | FOTO: Getty Images

Desde entonces, el Arsenal no volvió a ser el mismo, por lo menos en liga. Ninguna otra plantilla del Arsenal ha logrado volver a conquistar Inglaterra desde que lo hiciera los conocidos como The Invincibles. Dos segundos puestos y cuatro ocasiones tercer clasificado son el mejor haber de los pupilos de Wenger desde la histórica Premier League de 2003/2004. Si bien el rendimiento del Arsenal en los diferentes torneos coperos ha sido más que positivo con el entrenador francés al mando, los londinenses han estado lejos de volverse a coronar como los mejores del campeonato regular. Y es que difícilmente podrían igualar (tanto los propios Gunners como otro club) una hazaña semejante.

Cómo se fraguó la gesta

Chelsea, Manchester United, Liverpool, Newcastle, Aston Villa, Charlton Athletic, Bolton, Fulham, Birmingham, Middlesbrough, Southampton, Portsmouth, Tottenham, Blackburn, Manchester City, Everton, Leicester, Leeds y Wolverhampton. Ninguno fue capaz de tumbar a los Gunners. Tan solo hubo doce valientes que se atrevieron a disputarle un punto a los futuros campeones de la Premier League aquel año.

Arsène Wenger, arquitecto del hito de la temporada 2003/2004 | FOTO: Getty Images
Arsène Wenger, arquitecto del hito de la temporada 2003/2004 | FOTO: Getty Images

El Arsenal concluiría la temporada en Inglaterra con 90 puntos en su casillero, gracias sobre todo a los 26 triunfos que consiguió en total. Pero al equipo de Wenger no le bastó con proclamarse campeón de una forma histórica, sino que se dedicó durante la temporada a engordar estadísticas, dejando así el listón bien alto. Con 73 a favor y 26 en contra, los Gunners fueron también el equipo más goleador y el menos goleado.

Cabe destacar algunos de los resultados que marcaron el devenir del campeonato liguero para los de Wenger. Los tantos de Edu y Henry, en la ida, y Vieira y Edu, en la vuelta, sirvieron para liquidar al cuadro Blue de Londres a lo largo de la campaña. Con las dos victorias por 2-1 y sus correspondientes tres puntos, los Gunners se deshicieron prácticamente de uno de los rivales directos por el título.

Los Gunners celebran un gol en la victoria frente al Chelsea por 2-1 | FOTO: Getty Images
Los Gunners celebran un gol en la victoria frente al Chelsea por 2-1 | FOTO: Getty Images

Igualmente invicto pero con diferente resultado se mantuvieron los enfrentamientos ante el rival a batir esa temporada, el Manchester United. El Arsenal empató los dos partidos de la temporada ante, por aquella temporada, el vigente campeón de la Premier League. Mientras que el encuentro que tuvo lugar en Old Trafford finalizó sin goles, Henry puso las tablas en el marcador durante el choque disputado en Londres.

Vieira, jugador del Arsenal, discute con van Nistelrooy, del Manchester United | FOTO: Getty Images
Vieira, jugador del Arsenal, discute con van Nistelrooy, del Manchester United | FOTO: Getty Images

Llama también especial atención el encuentro correspondiente a la primera vuelta del campeonato que el Arsenal disputó como local ante los Spurs. A pesar de que, "sorprendentemente", los Gunners terminaron llevándose los tres puntos por 2-1, este no fue un partido cualquiera. Los pupilos de Wenger estuvieron por debajo en el marcador durante 68 minutos, el encuentro en el que más tiempo estuvieron perdiendo de toda la temporada. Curiosamente el Tottenham, uno de los equipos que más cara le plantó al campeón, terminó la campaña en décimo cuarta posición.

Remontada Gunner frente al Tottenham | FOTO: Getty Images
Remontada Gunner frente al Tottenham | FOTO: Getty Images

Sin quitar mérito alguno a la hazaña del Arsenal, los diferentes "pinchazos" de sus perseguidores allanaron el camino hacia el título. Los Red Devils, que culminaron la campaña terceros a 15 puntos del líder, se dejaron importantes puntos ante Wolverhampton o Leeds (equipos que terminaron perdiendo la categoría), además del propio Chelsea, al que no le ganaron ninguno de los dos partidos de la temporada (los enfrentamientos se saldaron con victoria Blue y un empate).

Además, la mala racha de resultados por la que pasó el cuadro de Mánchester durante los meses de febrero y marzo le costó tanto la Premier como la Champions League. Contando ambas competencias, los pupilos de Alex Ferguson acumularon seis encuentros consecutivos sin conocer la victoria.

Celebración sobre el césped de los jugadores del Arsenal | FOTO: FIFA.com
Celebración sobre el césped de los jugadores del Arsenal | FOTO: FIFA.com

Por su parte, los segundos clasificados de la 2003/2004, el Chelsea de Claudio Ranieri, se quedaron a 11 puntos de su vecino londinense. A pesar de no alzarse con el título de campeón inglés, la temporada de los Blues fue más que notable. Ante un Arsenal intratable en la competición doméstica, la actuación del Chelsea en la máxima competición continental fue más que digna. El cuadro de Stamford Bridge alcanzó las semifinales de Champions League, en las que fue eliminado por el Mónaco. Una racha de cinco encuentros sin hacerse con los tres puntos en el tramo final de temporada, sumada a la derrota europea frente al cuadro francés, les costó el sobresaliente aquella temporada.

Una(s) temporada(s) de récord(s)

Pero el hablar del Arsenal de Los Invencibles conlleva hablar de la imbatibilidad de 49 partidos que alcanzaron los Gunners. Más allá del récord que los pupilos de Arsène Wenger cosecharon durante la temporada 2003/2004 al no perder ningún partido de liga, uno de los récords históricos del cuadro londinense viene de meses antes y culminaría varios después. El Arsenal terminó el año 2003 venciendo a Southampton y Sunderland de manera consecutiva. Tras el periodo estival, y una temporada que siempre será bien recordada entre el aficionado Gunner, el equipo de Wenger ya acumulaba 40 partidos de Premier League sin conocer la derrota.

Pero esto no se quedaría ahí. El Arsenal salió airoso de las primeras nueve jornadas del curso 2004/2005, en el que el Chelsea acabaría proclamándose campeón. Tras vencer a Everton, Middlesbrough, Blackburn, Norwich, Fulham, Manchester City, Charlton y Aston Villa, además de empatar con el Bolton, en octubre de 2004 el Manchester United acabaría con una racha de 49 partidos invicto tras vencer por 2-0 al Arsenal en el Teatro de los sueños.

Los jugadores de ambos equipos protestan una decisión arbitral | FOTO: Manchester United
Los jugadores de ambos equipos protestan una decisión arbitral | FOTO: Manchester United

Además de los ya mencionados, el Arsenal continuó añadiendo más récords a su lista durante aquella temporada de ensueño y los partidos que completaron la imbatibilidad de 49. Cosechó sendos récords jugando tanto de local (con unos números tales como 20 victorias, cinco empates, 63 goles a favor y 21 en contra) como lejos de su feudo (donde logró 16 victorias, ocho empates, 49 goles a favor y 14 en contra). En cuanto a las cifras goleadoras, tal cantidad de anotaciones les llevó a conseguir otro récord: 147 goles en 49 partidos.

De esta manera transcurrieron un total de 539 días entre derrota (frente al Leeds en la jornada 37) y derrota (la mencionada anteriormente contra el Manchester United) del Arsenal, antes y después de los 49 partidos de imbatibilidad. Mientras tanto, el conjunto Gunner, choque tras choque, fue acumulando puntos en su casillero hasta hacerse con 121 de los 147 que había en juego

Arsène Wenger junto a Vieira | FOTO: Getty Images
Arsène Wenger junto a Vieira | FOTO: Getty Images

Si bien ha quedado reflejado que, en cuanto a estadísticas y emociones, fue una temporada más que redonda para los Gunners, estos no pudieron redondear el trabajo bien hecho con un doblete. La mano de Arsène Wenger en los torneos coperos se notó años más tarde, ya que, desde la llegada del técnico francés a Londres, el Arsenal ha disputado cuatro finales de FA Cup (habiéndolas ganado todas) y cinco de Community Shield (de las que venció en cuatro); casi un pleno de copas en la era Wenger como técnico del Arsenal.

A pesar de que no pudieron hacerse con el prestigioso torneo del KO inglés, las caras positivas de la moneda durante la 2003/2004 fueron la Community Shield conseguida tras golear 3-1 al Manchester United y los cuartos de final de Champions League alcanzados, en los que se vieron las caras con el Chelsea.

The Invincibles

Arsène Wenger depositó su confianza, especialmente, en once escuderos. A pesar de que fueron hasta 33 futbolistas los que gozaron de minutos a lo largo de la temporada, los aficionados Gunners podían recitar de memoria la alineación inicial tipo del técnico francés (exceptuando cuando había bajas por lesión). Por orden de mayor a menor, Henry, Toure, Lehmann, Cole, Pirès, Lauren, Campbell, Gilberto, Ljungberg, Vieira y Bergkamp fueron los futbolistas que superaron la barrera de los 2.000 minutos disputados.

El entrenador del Arsenal logró conformar un once en el que congeniaban a las mil maravillas el potencial ofensivo generado por la pareja de atacantes franco-neerlandesa, la calidad técnica de Pires, el físico de jugadores como Vieira y la fiabilidad ofensiva de nombres propios como Ashley Cole o el central costamarfileño. Pero para que un equipo rinda a su máximo nivel, deberá haber competencia interna, la cual ofrecían aquellos jugadores menos habituales. Edu, Reyes, Clichy o Fàbregas eran algunos de los más que valiosos recursos con los que contaba Wenger en el banquillo.

El once tipo de Wenger durante la temporada 2003/2004 | FOTO: lapizarradelmister.es

Pero si tenemos que hablar de un jugador en especial no es otro que de Thierry Henry. El talentoso jugador francés se echó el equipo a las espaldas y, con la ayuda de sus compañeros, lo hizo campeón de la Premier League. En su quinta temporada como jugador del Arsenal, el atacante galo formado en el Mónaco firmó la mejor temporada que se le recuerda en Londres. De los 38 partidos que se disputaron en la campaña 2003/2004, Henry fue titular y jugó completos 37 de ellos.

Thierry Henry, máximo goleador de Inglaterra con 30 goles | FOTOS: Getty Images
Thierry Henry, máximo goleador de Inglaterra con 30 goles | FOTOS: Getty Images

Los 30 goles y nueve asistencias le sirvieron al que años más tarde se convertiría en nuevo jugador del FC Barcelona para alzarse con dos galardones individuales: el trofeo al máximo goleador de Inglaterra y la Bota de Oro. Menos de la mitad de los goles de Henry (14 exactamente) anotó el segundo máximo goleador del equipo, Robert Pirès. Su excelente rendimiento en la temporada de Los Invencibles también lo situó como segundo clasificado en las votaciones del Balón de Oro de aquel año, por detrás de Pavel Nedved.


A continuación el resto de apartados que componen este serial:

Homenaje a Wenger

Homenaje a Wenger: Arsène… ¿Quién?

Homenaje a Wenger: un lustro fastuoso, renovación y títulos

Homenaje a Wenger: un relevo en medio de la sequía

Homenaje a Wenger: un final con más sombras que luces

Homenaje a Wenger: la Premier League, una montaña de arena

Homenaje a Wenger: un imborrable legado copero

Homenaje a Wenger: Europa, su asignatura pendiente

Homenaje a Wenger: lo que pudo ser y no fue en Europa

Homenaje a Wenger: el estilo no se negocia

Homenaje a Wenger: amor y odio con la afición Gunner

Homenaje a Wenger: mucho más que un entrenador

VAVEL Logo