La Atalanta sigue con paso firme por Europa

Tras vencer por 1-4 en tierras israelíes al Hapoel Haifa, la Atalanta de Gasperini continúa con paso firme en su camino por estar presente en la próxima edición de la Europa League. La vuelta, el próximo jueves en Bérgamo.

La Atalanta sigue con paso firme por Europa
La Atalanta sigue con paso firme por Europa. Foto: Getty Images.
Hapoel Haifa
1 4
Atalanta
Hapoel Haifa: Setkus; malul, tamas, kapiloto, dilmoni; vermouth (hadida, min. 59), sjöstedt, Plakushchenko; buzgalo, papazoglou (gal arel, min. 69), ginsari (eli elbaz, min. 59).
Atalanta: gollini; masiello, palomino, toloi; hateboer, de roon, freuler, pessina (pasalic, min. 60), gosens; gómez (cornelius, min. 83), zapata (barrow, min. 63).
MARCADOR: 1-0, min. 7, buzgalo. 1-1, min. 18, hateboer. 1-2, min. 20, zapata. 1-3, min. 65, pasalic. 1-4, min. 86, barrow.
ÁRBITRO: harald lechner (aut). Amonestó a: palomino (min. 33) y gosens (min. 90).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la tercera ronda eliminatoria de clasificación para la europa league entre hapoel haifa y atalanta disputado en el kiryat eliezer stadium de haifa, israel.

En la tercera ronda de clasificación para la Europa League -la segunda ronda que disputa el conjunto bergamasco- la Atalanta consiguió una victoria cómoda y con autoridad por un 1-4 en tierras israelíes ante el Hapoel Haifa que deja la eliminatoria de cara para el encuentro de vuelta en el Stadio Atleti Azzurri d'Italia y que le acerca a la última ronda de clasificación para la segunda competición continental en Europa.

El dominio que se preveía tuvo lugar

El partido discurrió por los cauces que se esperaban en la previa del encuentro. No hubo lugar a la sorpresa en Israel, como sí la hubiera en la ida de la ronda anterior en la que la Atalanta solo logró sumar un empate ante el Sarajevo (2-2) que terminaría siendo anecdótico por la histórica goleada que los de Gasperini endosaron en tierras bosnias (0-8). Esta vez no hubo exceso de confianza, el equipo salió a demostrar la vitola de favorito que les acompañaba y no titubearon para lograr una sólida e importante victoria en su camino por clasificarse a la próxima edición de la Europa League.

A pesar del susto de la ida ante el Sarajevo, la Atalanta volvió a tener un mal comienzo que hizo creer en el desastre.

Pero no todo fue tan plácido como pueda verse ahora tras conocer el resultado. Los lombardos tuvieron que remontar el tanto inicial de Buzaglo que llegó al poco de comenzar el partido, en una acción parsimoniosa de la defensa nerazzurra permitiendo al conjunto israelí combinar cerca de su área y acabar metiendo un preciso centro que el extremo israelí cabecearía en una peinada con mucha precisión -a pesar de rematar desde más allá del punto de penalti- en un testarazo cruzado al que nada pudo hacer Gollini. A pesar del susto los pupilos de Gasperini no se amilanaron y reaccionaron dando muestra de su superioridad técnica. Llevaron la manija del partido, y el tanto inicial favoreció a que los italianos se asentaran con el balón. Dominaron por completo el cuero (65% de posesión al final del encuentro) y fueron encerrando al Hapoel en su propio área, que terminó defendiendo en un bloque bajo tratando de hacerse fuerte en lo que mejor domina: defender en torno a su área y salir con verticalidad en transición.

Sin embargo ese carácter defensivo de los israelíes se vio vulnerado cuando en una acción poco contundente de su defensa, despejaron de manera errática dejando un balón centrado en la frontal del área que Hateboer se encargó de mandar al fondo de la red con un potente disparo poniendo el empate en el marcador apenas 10 minutos después de haber encajado. Y antes que se dieran cuenta, los locales ya iban por debajo. Tras el robo posterior al saque de centro, un balón al espacio entre Kapiloto y Dilmoni, central y lateral zurdo de los israelíes, lo aprovechó el velocísimo punta colombiano Duván Zapata para definir solo a placer ante Setkus y adelantar a los suyos. Partido remontado ya en el minuto 20.

Fe ciega en el esquema

Gasperini dirigiendo a una Atalanta a la que está llevando muy arriba. | Foto: Getty Images
Gasperini dirigiendo a una Atalanta a la que está llevando muy arriba. | Foto: Getty Images

Gasperini volvió a apostar de inicio por su ya clásico 3-5-2, el mismo que ya le diera la abultada victoria ante el Sarajevo. Con los carrileros permanentemente en campo contrario y la predisposición del Hapoel de cerrarse atrás y juntar las líneas, la Atalanta pudo adelantar muchos metros su bloque y dominar el balón por dentro con la gran acumulación de jugadores que los lombardos juntaban en la zona central. Su calidad técnica para mover el balón y la buena lectura táctica les permitió abrir huecos en numerosas ocasiones en el compacto bloque israelí, que además con el paso de los minutos se fue abriendo, sobre todo en la segunda mitad, con la esperanza de anotar algún gol que les diese vida en la eliminatoria. Aunque esto no hizo más que facilitar la labor de una Atalanta que siguió presionando arriba y atacando con muchos jugadores en campo contrario. Así llegó el gol que dinamitaría las ilusiones israelíes cuando tras una recuperación nerazzurra en campo rival propició una veloz transición que dejó en superioridad al frente de ataque bergamasco que, aunque con más tensión de la esperada, acabó en gol de Pasalic tras un potente remate de cabeza prácticamente desde el área pequeña.

El Hapoel se vino abajo anímicamente, y aunque con timidez lo intentó en alguna ocasión, el joven gambiano Musa Barrow, que ya destacó en la capital bosnia tras anotar un hat-trick en la ronda anterior, no se iría de Israel con el saco vacío y cerraría la goleada poniendo el 1-4 definitivo. Un resultado que deja muy de cara las opciones de una Atalanta que de la mano de Gasperini espera estar, como se aventura en las quinielas, en la próxima edición de la Europa League.