Union Berlín contra el futbol moderno
"10 años después un equipo del Este en esta Liga". FOTO: FC Union

Union Berlín contra el futbol moderno

El marcador quedará solamente en las estadísticas. El desastroso debut y la goleada ante el odiado rival no importan. El primer partido del Union Berlín en la Bundesliga quedará en la memoria de los aficionados (no necesariamente por lo ocurrido en la cancha).

david-nevarez
David Nevarez

Este partido no fue un encuentro cualquiera. Fue un choque entre el fútbol moderno y el fútbol clásico, el fútbol romántico, el fútbol de antaño, el futbol que surgía en el barrio y era todo menos un negocio.

El inicio de la aventura del Union Berlín en la máxima categoría del fútbol alemán no podía ser de otra manera, luchando contra el sistema y siempre firme en sus valores (el vínculo con los seguidores, democracia, la fan culture, identidad local y desarrollo sostenible entre otras cosas). El Union Berlín representa a la clase obrera, surgió en plena Guerra Fría en la capital de la República Democrática Alemana, cuando el Muro ya dividía Berlín. Se podría decir que el visitante, RB Leipzig, es la encarnación de todo lo opuesto, un club comprado y fundado a partir de otro club en 2009, que pertenece a una transnacional y que - desembolsando millones de euros - en pocos años logró saltar de la quinta división hasta pelear por el título y jugar la UEFA Champions League.

A partir de esta lucha ideológica, comentaremos algunos hechos que demuestran por qué el Union Berlin no es un club más:

Los ideales y los valores por delante. Los aficionados permanecieron en silencio los primeros 15 minutos del encuentro, esto a manera de protesta contra el modelo del RB Leipzig (que se aleja de la tradición de los clubes de fútbol en Alemania). Después de eso, el estadio An Der Alten Försterei explotó…

Los ultras del Union Berlín mostraron un banner con la leyenda: "Después de diez años, finalmente un equipo del Este en esta liga". Si bien el RB Leipzig geográficamente es de la parte oriental del país, no es un equipo formado durante la época de la República Democrática Alemana, como sí lo son el Union Berlín y el Energie Cottbus (el último equipo del Este en la máxima categoría del fútbol alemán).

Primero los aficionados y después los aficionados. Con el histórico ascenso a Bundesliga, todos esperaban el aumento de precios en el An Der Alten Försterei, sin embargo, el club nunca traicionará sus principios; el Union Berlín tendrá el combo de cerveza + salchicha más barato de la Primera División (6,50 €).

En memoria de los que se adelantaron. La capacidad del estadio de Köpenick es de 22,012 asistentes, sin embargo para este partido se registraron 22,467. ¿Por qué? Aficionados del Union Berlín llevaron a las gradas fotografías de seguidores que murieron antes de ver a su equipo jugar en la Bundesliga; el club imprimió dichas fotografías (por el mismo precio de un boleto) y éstas fueron contabilizadas como parte del público.

La decepcionante actuación y la humillación ante el RB Leipzig pasaron a segundo término. Tras el silbatazo final, los aficionados cantaron a todo pulmón: "Nuestro amor, nuestro equipo, nuestro club, Union Berlin."

"Pasión, intensidad, locura, escándalo, sin música de gol, sin presentaciones durante el partido. Fútbol puro." Así describió Christian Arbeit (Manager de Comunicación del Union Berlín), lo que la gente podía esperar de su equipo en la Bundesliga. Sin embargo, el equipo del Este de la capital de Alemania tendrá que mostrar mucho más que eso si quiere sobrevivir en la máxima categoría.

VAVEL Logo