Benfica vuelve a sufrir para ganar
Foto: Liga Portugal

El Benfica llegó a Barcelos para enfrentar al Gil Vicente y sumar 3 puntos para no dejar el Sporting escapar en el liderazgo de la Liga NOS. Vertonghen y Jardel jugaron de centrales, Grimaldo regresó al lateral izquierdo, Weigl y Pizzi en el centro del campo, Pedrinho en el lugar de Rafa y Seferovic arriba al lado de Darwin Núñez. Muchos cambios en el equipo de Jorge Jesus, buscando mejorar el nivel de juego que viene mostrando.

El Benfica controló por completo la posesión del balón durante toda la primera mitad y jugó casi siempre en el campo del adversario. El Gil Vicente se presentó seguro en defensa y con tres hombres muy rápidos en al ataque para esperar las contras.

La primera ocasión la tuvo Darwin Núñez. El uruguayo picó la pelota por arriba del portero contrario y sería gol, pero apareció el central del Gil Vicente para evitar el 1-0. A los 23 minutos, un centro de Pedrinho por la derecha encontró Everton que en la espalda de los defensores remató de primeras, pero el portero Denis la paró. En el minuto 38 el lateral Gilberto probó de lejos y estuvo cerca de marcar. Minutos después, Vertonghen logró espacio para cabecear, pero Denis volvió a parar. Fueron los mejores momentos del Benfica en la primera mitad.

El Gil Vicente llegó una vez con peligro y casi hizo gol. En un centro por la izquierda para el área, aparece Vítor Carvalho que remata de cabeza. El balón pasó muy cerca del palo de la portería de Vlachodimos. Luego llegó la polémica. Gilberto, el lateral del Benfica dio un codazo al adversario. El árbitro le enseñó la tarjeta amarilla. Momentos después, un codazo del zaguero Nogueira a Darwin Núñez fue señalado y el árbitro le enseñó la amarilla. Al ser la segunda, Nogueira fue expulsado, dejando el equipo jugado con 10 elementos antes del descanso.

En el segundo tiempo el Benfica buscó aumentar el ritmo de circulación de balón, pero continuó sin crear peligro. Con el Gil Vicente jugando con 10 jugadores, las líneas del equipo bajaron todavía más, cerrando los espacios. El equipo de Jorge Jesus ha insistido en el juego exterior, circulando el balón en torno al área rival sin arriesgar con centros o con remates.

El Gil Vicente estuvo muy cerca del gol en el minuto 60. Dos saques de esquina seguidos en los que Lucas Mineiro cabeceó con mucho peligro. El primero lo paró Vlachodimos y el segundo se fue al palo. Susto para el Benfica que terminó dos minutos después. Gilberto arriesgó en un centro por la derecha y Everton cabeceó. Rodrigo, defensor del Gil Vicente, intentó cortar el balón, pero terminó metiéndolo en su propia portería. 1-0 para las águilas con alguna fortuna.

La respuesta del equipo local llegó en seguida. A través de una contra, el equipo de Barcelos logró crear un desequilibrio y una oportunidad de finalización que Vlachodimos paró. Era el momento con más acción en el partido. A los 65, el Benfica repitió la jugada del gol. Esta vez fue Seferovic que cruzó y nuevamente Everton en el segundo palo puso el 2-0 de cabeza, encaminando la victoria para el Benfica.

El equipo de Jorge Jesus trató de controlar la ventaja hasta el final, con cambios y gestión de juego. Al final logró el objetivo de los 3 puntos, pero el Benfica vuelve a dejar una imagen de un equipo sin ideas y con mucha dificultad para ganar.

VAVEL Logo