El Arsenal vence al Brighton en su último partido del año
Saka celebrando el gol con Lacazette / Foto: @Arsenal

Graham Potter hacía una auténtica revolución en su once tras cosechar tan solo una victoria en sus últimos catorce partidos. Alexis Mac Allister era por fin titular en la zona de arriba, Veltman ocuparía el carril derecho y lo más sorprendente era que arriba formaban sin ningún delantero centro puro. Tanto Welbeck, como Maupay, como Connolly empezaban el partido en el banquillo y sería el iraní Jahanbakhsh el jugador más adelantado del Brighton.

Por su parte, Arteta, tras lograr romper la mala racha del Arsenal en su último partido ante el Chelsea, volvía a confiar a los jóvenes que le condujeron hasta la victoria tres días antes. El único cambio con respecto a ese partido fue la vuelta de Aubameyang, que volvía tras una pequeña lesión, ocupando el lugar de Lacazette.

 En la primera mitad no sucedieron demasiadas cosas. Ambos equipos se veían nerviosos y no lograban realizar combinaciones de pases demasiado largas. En el Arsenal, Xhaka y Elneny no tenían ideas demasiado creativas y apenas conseguían conectar con Smith-Rowe, que tan solo recibió un par de balones en zonas de peligro. Mientras que los dos mediapuntas del Brighton, Gross y Mac Allister, también estaban muy separados de sus centrocampistas, lo cual les dificultaba mucho la creación de peligro. La única jugada destacable fue una acción pasada la media hora de partido en la que Bernardo se incorporó por la izquierda y consiguió encontrar a Jahanbakhsh dentro del área, pero Leno reaccionó de forma espléndida al derechazo del iraní.

 Tras el descanso, el Arsenal salió decidido a ganar el partido e inclinaron completamente el campo hacia la portería de Robert Sánchez. Los gunners crearon unas cuantas ocasiones en los diez primeros minutos, todas ellas de la mano de Saka, Smith-Rowe y Martinelli, pero Aubameyang no estaba acertado en ninguno de los registros. No fue hasta pasado el minuto sesenta y cinco cuando el equipo de Arteta logró adelantarse en el marcador, de nuevo Bukayo Saka se inventó una jugada espectacular y asistió para que Lacazette abriera el marcador en el primer balón que tocó el galo en el partido, que había entrado en ese mismo minuto sustituyendo a Martinelli. A partir de entonces, los visitantes se echaron atrás, cediendo la iniciativa al Brighton, pero los chicos de Potter seguían siendo incapaces de profundizar pese a las entradas de Trossard, March y Maupay

 Al final los tres puntos volaron hacia Londres y le sirven al Arsenal para distanciarse un poco más de los puestos de descenso, mientras que los seagulls continúan en una racha terrible de resultados y entrarían en puestos de Championship si el Fulham consigue ganar mañana al Tottenham.

VAVEL Logo