El fin de diez meses sin ver puerta 
FOTO: Wolverhampton.

Trescientos dieciséis días. Casi once meses. Casi un año. Ese es el alarmante guarismo de tres dígitos que Adama Traoré ha ido acumulando sin marcar un solo gol. Una cifra estremecedora para un hombre que ocupa las posiciones de ataque. Y es que a pesar de su innegable capacidad de ser determinante para su equipo, el delantero de los Wolves no había saboreado el gol desde el pasado 27 de febrero de 2020, en un enfrentamiento ante el Espanyol en la vuelta de los dieciseisavos de la Europa Ligue.

Un gol del internacional español que llegaba el pasado 8 de enero frente al Crystal Palace le valió a su equipo para permitir seguir adelante en la competición futbolística más antigua del planeta. Y es que en el último encuentro de FA Cup, Adama consolidó una brillante actuación que afianzó la ruptura de su inquietante sequía goleadora. Pero este tanto en solitario no solo valió el pase al Wolverhampton, sino que fue toda una delicia visual en la que volvió a brillar ese portentoso tren inferior del velocista, que tras deshacerse de Eze, perforó la portería de Butland con un zurdazo. 

No obstante, los registros del español ponen de manifiesto que no está siendo su mejor temporada. El atacante suma solo 1 gol y 1 asistencia en una temporada en la que ya suma 19 partidos disputados. Considerando que solo ha protagonizado en torno a un 5% de la participación en el gol, se interpreta la falta de protagonismo de Adama Traoré en esta temporada. 

Respecto a la pasada campaña 2029-2020, el atacante español, en su posición natural de extremo derecho (con minoritarias variaciones hacia  el interior, el centro de la delantera o inclinándose al carril izquierdo) pudo anotar en 6 ocasiones y realizar un total de 13 asistencias.

Adama Traoré no es un anotador puro, sin embargo su talento para ser determinante en las acciones de ataque de su equipo, providencial en las llegadas al área enemiga en sus potentes internadas por banda y en la creación de jugadas que siempre acaban en finalización, hacen del atacante un jugador completo tanto en lo físico como en lo estratégico. No podemos olvidar, no obstante, que estamos en mitad de campaña y el rendimiento de Adama, del que siempre se espera algo prometedor, apunta a la mejora. Estamos hablando de un jugador decisivo para los 'Wolves', que no pueden encontrar un mejor sustituto para un club que fluctúa en la clasificación.

VAVEL Logo