Portugal con dos caras
Foto: FPF

Después de la victoria frente a Azerbaiyán, le tocó a Portugal viajar hasta Belgrado para disputar el partido contra Serbia para la clasificación hacia el Mundial de 2022. Se esperaba un partido muy igualado entre dos selecciones con buenos jugadores. Cédric Soares entró para el lugar de Nuno Mendes y Sérgio Oliveira para el lugar del lesionado João Moutinho. Diogo Jota fue el delantero elegido para jugar al lado de Cristiano.

La selección lusa entró mejor en el encuentro. Más posesión de balón y más aproximaciones claras de gol. Bernardo Silva estuvo muy activo por la banda derecha y creó mucho peligro a la defensa de Serbia. A los 10 minutos de partido, el jugador del Manchester City colgó un balón al área donde apareció Diogo Jota para cabecear y poner el 1-0. Muy bueno el movimiento del jugador del Liverpool y buena entrada de Portugal en el partido.

Serbia buscó reaccionar y llegar a la portería contraria, pero faltaron ideas en las posiciones más adelantadas del equipo. Portugal continuó con la posesión de balón, bajando el ritmo de juego y controlando la ventaja. Ya en el minuto 35, una jugada idéntica al primer gol. De esta vez fue Cédric el que apareció en zona adelantada por la banda derecha y puso un balón al área para el movimiento de Diogo Jota. Dos goles de cabeza para el delantero que se presentó para destacar en el partido.

El segundo tiempo fue muy distinto. La selección de Serbia entró con todo y marcó en los primeros segundos. Jugada por la derecha y centro al área para el gol de cabeza de Mitrovic. La defensa portuguesa demostró alguna falta de concentración y los locales aprovecharon de la mejor manera para meterse en el partido. A los 53 minutos fue Tadic quien obligó al portero Antony Lopes a hacer una gran parada. Mejor la Serbia en el inicio del segundo tiempo.

En el minuto 60, Portugal tuvo una buena aproximación, pero falló el pase y Serbia salió en contra. Bastaron 3 pases para colocar Kostic cara a cara con el portero luso y hacer el 2-2 en el partido. Contra muy rápida y eficaz de Serbia que dejaba el partido empatado para la última media hora.

Portugal buscó volver a controlar el partido y lo logró. Los lusos volvieron a tener el balón y comandar el ritmo del partido. Aún así faltaron ideas para crear peligro a la portería contraria. Los cambios no tuvieron el efecto esperado. Ya en el añadido, Milenkovic tuvo una entrada peligrosa sobre Danilo y el árbitro le enseñó la roja.

En el último lance del encuentro, Nuno Mendes puso un balón largo para Cristiano Ronaldo. El jugador de la Juventus remató de primeras y el balón fue de espacio hacia la portería. Un defensor de Serbia cortó el balón, pero la imagen enseñó que el balón había traspasado la línea. El partido no tenía VAR y el tanto no contó. Empate a 2 con los jugadores portugueses protestando con el árbitro después del pitido final. Dos partes muy distintas dejan las cuentas del grupo en abierto.

VAVEL Logo