Dinamarca, con la frente en alto
Dinamarca luchó no sólo por su país, sino también por su hermano, Eriksen. /Twitter: DBU oficial

La Eurocopa que ha realizado la selección danesa sin duda quedará en la memoria de cada hincha del futbol debido a que consiguieron sobreponerse de un desgarrador episodio, hicieron frente a las adversidades, supieron sufrir, pero también lograron salir vencedores hasta llegar a la semifinal, sin embargo, tras un duro duelo y una jugada muy polémica, Dinamarca tuvo que decir adiós, no obstante, se marchan de este torneo con la frente muy en alto y con el apoyo, admiración y respeto de todo el mundo.

El camino de un grande

La selección danesa inició su camino en este campeonato enfrentándose a Finlandia, partido en el cual el mundo entero se paralizó al minuto 42 debido a que Christian Eriksen sufrió un devastador accidente, no obstante, lo que pudo haber sido un golpe brutal para cada uno de los integrantes del plantel, terminó siendo el motor de este equipo, ya que tras la confirmación de Eriksen había salido de peligro, la “Dinamita Roja” empezó a luchar cada duelo, no solo por su hinchada, sino también por su hermano.

Si bien su partido inaugural lo perdieron, Dinamarca ya empezaba a demostrar que no iba a dejar de luchar hasta el pitido final y que cada choque que disputarían, derrocharían sangre, sudor y lágrimas, consiguiendo lo que en principio parecía imposible tras la nueva derrota ante Bélgica, avanzar a la siguiente ronda de la competencia.

El momento clave en esta Euro ocurrió en la última jornada de la fase de grupos, cuando Rusia y Dinamarca se vieron las caras. En dicho duelo la “Dinamita Roja” sacó toda la garra que llevaba dentro y a base de fe y mucho esfuerzo, goleó 1-4 al combinado ruso, avanzando como segunda del grupo B.

  • Octavos de final

En la siguiente ronda de la Eurocopa, Dinamarca se emparejaría con Gales, partido en el cual la selección danesa salió desatada y con hambre de victoria, consiguiendo golear 0-4 a “Los dragones” en un duelo en el cual los dirigidos por Rob Page empezaron generando mucho peligro en el área de Schmeichel, pero con el transcurrir de los minutos y los dos goles de Dolberg, uno de Mæhle y un tanto en el último minuto de Braithwaite, la “Dinamita Roja” se fue volviendo el amo y señor de la eliminatoria, logrando lo que en principio parecía complicado, anular a los galeses y convertirse en la primera clasificada a los cuartos de final.

Twitter: DBU oficial
Twitter: DBU oficial      
  • Cuartos de final

En esta fase de la competencia, República Checa y Dinamarca se verían las caras en un partido en el cual el conjunto danés salió a arrollar a los checos, llegando por todos los sectores del campo y marcando el primer gol en los instantes iniciales del enfrentamiento, asimismo, con el transcurrir de los minutos, Dinamarca seguiría intentando alargar la diferencia y poco antes del final del primer tiempo lo conseguirían, no obstante, la reacción de República Checa llegaría en el segundo tiempo, consiguiendo marcar un gol cuando la presión estaba sobre ellos y veían cada vez más lejos la clasificación a la semifinal. El encargado de anotar el primer y único tanto para Checa fue nada más y nada menos que Patrik Schick, pero tras el tanto, República Checa se fue desmoronando, mientras que Dinamarca siguió en lo suyo, defendiendo con mucho orden y manejando los tiempos del encuentro, consiguiendo lo que un mes atrás parecía inalcanzable, acceder a la semifinal.

Twitter: DBU oficial
Twitter: DBU oficial     
  • Semifinal

En este choque, Dinamarca se enfrentaría a un duro rival, Inglaterra, conjunto al que no le habían anotado ningún gol durante todo el torneo y que llegaba con el estandarte de favorita, sin embargo, la selección danesa no se amedrentó y salió a luchar cada balón como si su vida dependería de ello, llegando a silenciar Wembley a la media hora de juego tras un tiro libre espectacular de Damsgaard, no obstante, nueve minutos más tarde, Kjær metería el gol del empate para Inglaterra en una jugada en la que él buscó despejar el peligro, pero la fortuna no estuvo de su lado.

En la segunda parte del duelo, Dinamarca logró resistir los embistes de los ingleses y llevó a los “Three Lions” al alargue, tiempo en el cual Inglaterra se puso por delante del marcador tras una jugada muy polémica y un penal de Kane, poniendo fin de esta manera al sueño de toda una nación.

​ Twitter: DBU oficial        ​
​ Twitter: DBU oficial       ​

Dinamarca enamoró al mundo entero, no solo por sus buenas actuaciones, sino porque demostraron que el fútbol es más que un deporte. El conjunto danés luchó todo el torneo sin su estrella, Christian Eriksen, pero pelearon por él, por dicho motivo, solo queda agradecer a una gran selección por haber derrochado pasión en cada duelo que disputaron y por enaltecer este campeonato.

VAVEL Logo