El Borussia Dortmund se cansa de ser el segundo plato de la Bundesliga
Euforia de Meunier tras anotar sus dos primeros goles con el Borussia Dortmund / Fuente: BVB

En muy pocas ocasiones cualquier equipo de la Bundesliga tiene la oportunidad de recortar puntos al gigante rojo, el Bayern Múnich. Este viernes 14 de enero se presentaba la oportunidad perfecta para el Borussia Dortmund. Tras el resbalón del Bayern en la última jornada, los de Marco Rose debían pelear por meterse de nuevo en la pelea por el título.

En la jornada 19 el Borussia Dortmund iba a recibir al Friburgo en el Signal Iduna Park en un encuentro repleto de emociones y de buen fútbol, aunque de nuevo con un aforo muy reducido debido a la alta incidencia de contagios en Alemania.

Situaciones de ambos cuadros

El Borussia Dortmund llegaba al duelo en la segunda posición de la liga tras haber derrotado al Eintracht Frankfurt en la última jornada por la mínima. Los locales, a seis puntos del líder, debían vencer al Friburgo para colocarse a un solo partido del líder momentáneamente.

Imagen del último encuentro entre el Borussia Dortmund y el SC Friburgo / Fuente: BVB
Imagen del último encuentro entre el Borussia Dortmund y el SC Friburgo / Fuente: BVB      

Por su parte los visitantes no iban a quedarse atrás. Antes del comienzo de la jornada, los de Streich habían conseguido meterse en los puestos clasificatorios para la UEFA Champions League de la próxima campaña. A pesar de eso, el Borussia Dortmund no les iba a poner las cosas fáciles, sino todo lo contrario.

El historial de los de Rose se componía de doce victorias, un empate y cinco derrotas, mientras que el casillero del elenco rival marcaba ocho victorias, seis empates y cuatro derrotas, colocándose así curiosamente por debajo del Dortmund en cuanto a derrotas se trataba.

Un estreno por todo lo alto

El partido no iba a tardar en ponerse las pilas, en el minuto 13 el Borussia Dortmund iba a tener la primera del partido que no dudó en transformar en gol. A la salida de un córner botado por Julian Brandt, Thomas Meunier peinó con la testa el balón y acabó entrando en la meta defendida por Uphoff para convertir el 1-0.

En el conjunto local se apreció una notable mejoría en cuanto a lo físico por parte de la zaga. Nada parecido a lo que se veía antes del parón invernal cuando diferentes errores costaron valiosos puntos, por ejemplo en la derrota frente al Friburgo en la primera vuelta.

Brandt y Meunier en la celebración de uno de sus tantos / Fuente: BVB
Brandt y Meunier en la celebración de uno de sus tantos / Fuente: BVB       

Antes de que se cumpliera la media hora de juego, Thomas Meunier iba a ser el autor del segundo gol del partido. Otro saque de esquina, pero esta vez desde el perfil contrario fue el causante del 2-0. El lateral belga se puso el mono de trabajo y se disfrazó de delantero para hacer sus dos primeros goles en la temporada.

El juego a placer siempre es de agradecer

No podía faltar el gol del máximo anotador en esta gran plantilla. Erling Braut Haaland cerró la primera mitad con un detalle de precisión que ya no sorprende al aficionado. El juego del Dortmund fue tan abrasador que hasta el Friburgo no se esperaba tal nivel como el que ofreció.

En lo negativo, una nueva lesión se sumó al Borussia Dortmund. Emre Can tuvo que ser sustituido por una dolencia en la zona baja de su pierna. Marco Rose no dudó en añadir al escenario a Manuel Akanji para seguir con el gran rendimiento que estaba ofreciendo el equipo amarillo.

Imagen del partido entre el Borussia Dortmund y el SC Friburgo / Fuente: SC Friburgo
Imagen del partido entre el Borussia Dortmund y el SC Friburgo / Fuente: SC Friburgo      

El Friburgo no se iba a rendir, solamente quince minutos después del inicio de la segunda mitad, Demirović iba a empujar la bola al fondo de la red para recortar distancias. La resolución del partido no corría peligro, pero el conjunto de Rose tuvo que ser más precavido y se vio en la obligación de correr menos riesgos en las jugadas ofensivas.

Los nuevos pagan la novatada 

La reacción tras el gol del Friburgo fue instantánea. Streich preparó una horneada de dos futbolistas jóvenes que salieron a luchar el partido aún sabiendo que las posibilidades eran mínimas. Los elegidos fueron Yannik Keitel y Noah Weisshaupt.

Los cambios en el Friburgo fueron tan atrevidos que el Borussia Dortmund aprovechó el adelantamiento de la defensa visitante e hizo realidad el cuarto gol. El autor no podía ser otro que Haaland para firmar un doblete en 75 minutos de duelo.

Imagen del último encuentro entre el Borussia Dortmund y el SC Friburgo / Fuente: BVB
Imagen del último encuentro entre el Borussia Dortmund y el SC Friburgo / Fuente: BVB       

El partido no podía terminar sin un gol de Dahoud. El alemán recibió la pelota en el área exenta de marca y tuvo todo el tiempo del mundo para acomodarse el balón, pensar, respirar y poner la pelota en la escuadra derecha.

El Dortmund se centra en la liga

La primera mitad estuvo marcada por una tónica sólida, definida y consolidada por parte del Borussia Dortmund. Se vio un equipo regular del que Rose estaba muy orgulloso, ya que no se había asomado en toda la temporada. El Friburgo solo pudo ver como una apisonadora amarilla pasaba por encima de ellos dejando un parcial de 3-0 confirmando así la resolución casi completa del encuentro.

La segunda parte fue un camino de rosas para el Dortmund. Las frivolities de algunos futbolistas vestidos de amarillo dieron al partido una marcha más al igual que un toque de vistosidad. Sin embargo, el Friburgo intentó reaccionar llegando al punto de anotar un gol, pero el Dortmund mantuvo la cabeza fría y acabó goleando llenando el electrónico con los dedos de una mano.

Protagonistas

Si hay un futbolista que nombrar en especial es el lateral derecho belga Thomas Meunier, con sus dos tantos y sus grandes acciones defensivas se proclamó el mejor futbolista del partido aunque finalmente acabó marcado por su lesión.

Haaland y Meunier en el encuentro frente al Friburgo / Fuente: BVB
Haaland y Meunier en el encuentro frente al Friburgo / Fuente: BVB     

Por parte del Friburgo, Kevin Schade fue el futbolista más destacado. Tras su entrada en el minuto 46 el Friburgo ganó protagonismo por la banda derecha. Su atrevimiento y su potencial para romper líneas permitió al Friburgo ser algo más dinámico en un duelo donde la movilidad brillaba por su ausencia.

Con esta victoria, el Borussia Dortmund va a dormir a tres puntos del líder a expensas de lo que haga en su encuentro frente al Köln en su próximo liguero. La otra cara de la moneda la vivió el Friburgo que con esta contundente derrota se quedaba en el mismo puesto, pero con muchas papeletas de abandonarlo dependiendo de las actuaciones de sus perseguidores.

VAVEL Logo