Tatarusanu y Badelj frenan la ambición romana

Tras el tropiezo de la Juventus ante el Inter, la Roma buscaba auparse a lo más alto de la tabla para seguir la estela del Nápoles. Sin embargo, pese a las numerosas ocasiones de los de Spalletti, los tres puntos se quedaron en el Artemio Franchi.

Tatarusanu y Badelj frenan la ambición romana
Tatarusanu y Badelj frenan la ambición romana. | Foto: UEFA.com
Fiorentina
1 0
Roma
Fiorentina: Tatarusanu; Tomovic, Astori, Rodríguez; Tello (Bernardeschi, min. 61), Badelj, Sánchez, Milic; Ilicic (Babacar, min. 76), Kalinic (Cristóforo, min. 84), Valero.
Roma: Szczesny; Florenzi, Manolas, Fazio, Peres; Nainggolan (Iturbe, min. 85), De Rossi, Strootman; Perotti (Totti, min. 78), Dzeko, Salah (El Shaarawy, min. 67).
MARCADOR: 1-0, min. 82, Badelj.
ÁRBITRO: Nicola Rizzoli (ITA). Amonestó a Carlos Sánchez (min. 31) y Alessandro Florenzi (min. 63).
INCIDENCIAS: Estadio Artemio Franchi (Florencia). Partido correspondiente a la 4ª jornada de la Serie A 2016/17.

Luciano Spalletti se estará lamentando a estas horas por lo ocurrido en el Artemio Franchi. El técnico del conjunto ‘giallorossi’ sabe que es una oportunidad perdida de dar un golpe sobre la mesa de la Serie A 2016/17. Tras la pobre actuación del jueves en la Europa League en Plzen, que se saldó con empate a uno, los romanos han perdido la oportunidad de volver a la senda del triunfo, de olvidar lo ocurrido ante los checos y de seguir la estela del Nápoles, nuevo líder de la Serie A en detrimento de la Juventus.

Por otra parte, la Fiorentina vuelve a dar una de cal ante un rival importante. Acostumbrados los ‘viola’ a ceder puntos ante rivales de menor entidad, esta victoria contra un ‘gallito’ de la Serie A sirve para reflotar el vuelo tras el traspiés europeo ante el PAOK.

Todo bajo control pese a los ataques visitantes

Ambos técnicos fueron fieles a sus planteamientos habituales. Por parte de Paulo Sousa, solo tres cambios con respecto al partido en Grecia. Tello, Milic y Kalinic entraron por Salcedo, Olivera y Babacar. Spalleti, con un esquema y un once aún más reconocibles si cabe que los de la Fiorentina, volvió al once habitual casi de gala, con Florenzi en el lateral derecho, Nainggolan y Strootman flanqueando a De Rossi, y arriba Perotti, Dzeko y Salah. Pero no le funcionó demasiado bien.

Guion previsto, choque de estilos, la Fiorentina con más dudas que nunca para llevar la iniciativa… Todo ello se puede atribuir al partido, sobre todo en su primera mitad. La Roma salió a morder y a exhibir su poderío ofensivo, pero la defensa local, bien plantada, lograba contener las acometidas romanas. Dzeko pudo desequilibrar la balanza con un testarazo que marchaba rozando el poste de la portería de Tatarusanu, a la postre convertido en héroe.

Seguía llegando la Roma, imprecisa pero dominante, al terreno del arquero rumano. La Fiorentina, aparentemente ofensiva, parecía dar la sensación de estar esperando su momento, cuando la desesperación reinase en los visitantes. En los instantes finales de la primera mitad el partido se rompió ligeramente, pero al descanso en el Artemio Franchi el electrónico mostraba el resultado inicial.

La Fiorentina dio un paso adelante

En la segunda mitad, la Fiorentina trató de ser más protagonista, participando en el intercambio de golpes que beneficiaría, a priori, a la Roma. Ciprian Tatarusanu sería el encargado de mantener a los suyos con vida hasta el momento justo. El arquero rumano tuvo varias intervenciones de mérito (también Szczesny), especialmente tras el gol que iba a significar los tres puntos, obra de Badelj con un golpeo seco y colocado desde fuera del área.

El gol llegó en el minuto 82, casi sin tiempo de reacción para los romanos. Spalletti dio entrada a Iturbe por Nainggolan, pero ya era demasiado tarde. El Shaarawy y Totti, que habían entrado antes, tampoco mejoraron la precisión en los metros finales. Sousa cambió a Kalinic por Cristóforo para amarrar la victoria por completo.

La Serie A no da tregua

No hay tiempo de disfrutar de la victoria o de lamentarse de la derrota. Florentinos y romanos vuelven a la competición liguera el miércoles, con la 5ª jornada de la Serie A, que se disputa entre semana con hasta ocho partidos a las 20:45. A esa hora, la Fiorentina juega en Udine con el objetivo de seguir escalando puestos en la clasificación (aún tiene un partido pendiente ante el Genoa). Actualmente, con solo tres partidos disputados, ocupan la novena posición. La Roma, por su parte, se sitúa en tercera posición, al colista, el Crotone, que podría pagar los platos rotos de la derrota de hoy.