Wenger: “No hemos perdido, pero si no creamos, la racha no va a durar mucho”

El técnico del Arsenal compareció antes del encuentro ante el Bournemouth para valorar el momento por el que pasa su equipo y el peso de un ausente Santi Cazorla en el juego de los ‘gunners‘. Por otro lado, tuvo palabras para Jack Wilshere, cedido en el Bournemouth, y para Steven Gerrard, que anunció su retirada del mundo del fútbol.

Wenger: “No hemos perdido, pero si no creamos, la racha no va a durar mucho”
Wenger en la rueda de prensa previa al partido | Fotografía: Arsenal

Partido propicio para romper la racha de tres empates consecutivos el que disputará el Arsenal ante el Bournemouth. El equipo de Wenger es cierto que lleva dieciocho partidos sin conocer la derrota pero, de los últimos cinco, apenas ha logrado vencer en dos. Aunque los empates se han dado ante grandes equipos -Tottenham y Manchester United en Premier League y Paris Saint Germain en la UEFA Champions League-, la afición empieza a estar algo preocupada por si su equipo empieza a caer, como siempre, en noviembre. El partido ante los cherries, a priori, es fácil para un equipo que jugará en casa con el deseo de mantener la lucha por los puestos altos de la clasificación. Como es habitual antes de cada encuentro, Arsène Wenger ha comparecido en la sala de prensa para valorar los primeros partidos de este penúltimo mes del año, las bajas y la importancia de algunos de los jugadores que están, precisamente, en la enfermería.

Comenzando por esta racha de empates consecutivos, los medios de comunicación le pidieron al francés una valoración sobre aquellos puntos o capacidades que el equipo había perdido sobre el terreno de juego. El técnico contestó: “Es importante que encontremos nuestra simplicidad, velocidad y ritmo. Perdimos la fluidez y la seguridad en la toma de decisiones que nos hacía peligrosos en el tercio final”. Por otro lado, no quiere valorar aún este mes de noviembre en el que el equipo ha logrado una victoria y tres empates. Es consciente de que no perder es algo positivo, pero advierte: “Si no creamos, no va a durar la racha”.

Una parte importante en esa racha de reparto de unidades la puede tener la ausencia de Santi Cazorla. El centrocampista español no termina de recuperarse de su lesión en el tendón de Aquiles y su vuelta a los terrenos de juego se está dilatando más de lo esperado. Wenger, que está preocupado por su estado físico, acepta que el ex del Málaga, Villarreal o Recreativo de Huelva aporta “estabilidad técnica al equipo, calidad en la toma de decisiones y acumulación desde el centro del campo”. Aunque sabe que “hay jugadores con la calidad suficiente como para conseguir eso”, es consciente de que aún no ha encontrado el recambio de garantías que tanto busca el cuadro gunner.

"Xhaka se tiene que adaptar a una liga diferente y a una forma de jugar diferente"

Es cierto que le llovieron las críticas cuando en el encuentro ante el Manchester United dispuso a Elneny junto a Coquelin. El equipo careció de creación con una pareja de corte más defensivo. Ya en la Champions League decidió alinear a Ramsey junto al francés, algo que limitó la movilidad y búsqueda de espacios del internacional por Gales. Así pues, el recambio más natural puede ser Granit Xhaka que, aunque ha realizado grandes partidos, parece no convencer del todo a Wenger en ese puesto: “Estoy contento con el compromiso de Granit, creo que se está desarrollando bien. Quizás no ha comenzado del todo bien la temporada porque se tiene que adaptar a una liga diferente y a una forma diferente de jugar”. Por otro lado, advierte que en noviembre “se ven los primeros signos de jugadores que necesitan un pequeño respiro” y focaliza estas posibles rotaciones en aquellos que ocupan zonas “donde se lucha o corre mucho”.

Terminando con el apartado de ausencias, a las bajas de Cazorla y Bellerín, que seguirá ausente hasta mediados de diciembre, se une un Lucas Pérez que ya ha comenzado a entrenar con el equipo. Wenger piensa que estará disponible “para el partido del miércoles ante el Southampton” en la Copa de la Liga. El delantero español disputará ese puesto con un Olivier Giroud que sí salió en el once titular ante el Paris Saint Germain el pasado miércoles. Al contrario de lo que pudiera parecer, Wenger deja claro que “no se ha ganado el puesto” ya que él decide “antes de cada partido”. Se decidió por el galo ante el cuadro de Emery porque “su presencia física podría darles grandes problemas en la parte posterior”, pero no va más allá de ahí.

Un jugador que fue compañero de Giroud la pasada temporada y que ahora se perderá este partido porque no puede comparecer ante el equipo que le cedió al Bournemouth será Jack Wilshere, el centrocampista inglés que está sumando minutos con los cherries. Wenger se muestra “feliz de que esté jugando bien” y reconoce que “al final fue una gran decisión para él”. “Juega al fútbol de forma regular y en las observaciones que me traen mis enviados pone que cada vez está más fuerte. Eso es exactamente lo que necesitaba”, añadía un entrenador que tiene claro que la próxima temporada ejecutará su opción de renovación con el Arsenal en lo que al inglés se refiere.

“Martínez tiene potencial para convertirse en el primer portero”

El que ya ha renovado ha sido Damián Martínez, el guardameta argentino que está relegado a una tercera posición tras Petr Cech y David Ospina. Está disputando los encuentros de la Copa de la Liga pero Wenger está convencido de que “tiene potencial para convertirse en el primer portero”. Su principal problema, tal y como advierte el entrenador francés, puede ser la paciencia. Sabe que tiene que aprender lo máximo de los dos integrantes de la portería gunner que tiene por delante, pues son grandes profesionales que ya han demostrado su importancia a lo largo de la presente temporada.

Antes de acabar, el entrenador gunner ha hecho referencia a dos de los temas que han copado las noticias del fútbol inglés durante la semana. Por un lado, ha dedicado unas palabras a Steven Gerrard, un jugador que deja de ser futbolista tras abandonar el Liverpool y pasar por la MLS. Convencido de que “podría tener dos o tres años más en las piernas”, Wenger se deshace en elogios hacia un jugador polivalente como pocos: “En general, solo se puede agradecer a un jugador que tenía todas las cualidades que un centrocampista quiere tener. Podía marcar goles, cruzar el campo, disparar desde lejos, cambiar el balón de lado, regatear, dar ritmo, mostrar compromiso y motivación. Es un jugador enorme y, encima de eso, era leal al Liverpool, una cualidad que no se encuentra mucho hoy en día”.

Por otro lado, ha querido condenar los abusos sexuales que fueron cometidos en el Crewe y que han saltado a la luz tras la denuncia de uno de los afectados. El técnico del Arsenal se ha mostrado “sorprendido y asombrado” de lo que sucede en el fútbol y confía en que “la justicia haga su trabajo y castigue a las personas que no se comportan bien”.