Guía VAVEL Manchester City 2017/18: volver a soñar

Tras un último año marcado por las desilusiones, el Manchester City buscará redimirse de la mano de un plantel renovado y un entrenador que quiere volver a ganarlo todo. A continuación, todo lo que necesitas saber del equipo 'Citizen' de cara al inicio de la Premier League.

Guía VAVEL Manchester City 2017/18: volver a soñar
Guía Manchester City temporada 2017/18. Foto: Manchester City (Web).

Para nadie es un secreto que el Manchester City atraviesa por la etapa más dorada de su historia. Tras décadas a la sombra del otro coloso de la ciudad (el Manchester United), el cuadro ciudadano ha empezado a reescribir la historia. Una historia en la que el dinero árabe ha tenido mucho que ver . Cuando hace 137 años, la iglesia de St. Mark fundó un club de fútbol con el propósito de combatir la violencia y el alcoholismo en el oeste de Gorton (Manchester), nadie imaginaba el monstruo en que se convertiría décadas más tarde.

La construcción del City de hoy

Tras cinco décadas en las que los títulos eran esporádicos y en los que las mieles de la grandeza eran privilegio de otros, llegó la gloria. Fue hasta las décadas de los 60 y 70 que el club tuvo su primera 'gran etapa'. Joe Mercer fue el gestor de un equipo que tras estar tres años en segunda división (1963-1966) comenzó a cosechar triunfos. Entre 1967 y 1976 el Manchester City obtuvo seis títulos, entre los que estuvieron un campeonato de First Division (1967/68) y la Recopa de Europa en 1970. Su único título europeo hasta hoy.

Manchester City en 1968, tras ganar la Fist Division, la FA Cup y la Community Shield. Foto: Archivo.
Manchester City en 1968, tras ganar la Fist Division, la FA Cup y la Community Shield. Foto: Manchester City.

Pero cuando los 'citizens' habían tocado el cielo, volvió el 'oscurantismo' y la ausencia de éxitos. En los ochentas y noventas el club pasó por un declive tanto deportivo como financiero que acabaría en catástrofe. Si bien, en 1992 se convirtió en uno de los equipos fundadores de la Premier League, ni ese estímulo evitaría que el City tocase fondo debido a las malas administraciones. En 1996, el equipo descendió a segunda división y poco después bajó a la tercera categoría por primera vez en su historia.

El inicio del siglo XXI trajo cambios radicales en la estructura del club. En realidad, el cambio de milenio no recibió bien a los ciudadanos. Tras dos ascensos consecutivos entre 1998 y 2000, que los llevaron de regreso a la 'categoría de oro', volvieron a descender en 2001. Ese descenso supuso el 'basta' definitivo. En 2003 fue demolido Maine Road (su casa durante 80 años) representando un nuevo comienzo.

En 2008, cambió todo, para bien.  Un titan se enamoró del cuadro celeste. El Abu Dhabi United Group compró al equipo y comenzó un mega proyecto para ponerlo en la élite europea. El jeque Mansour bin Zayed estaba decidido a poner  los Sky Blues en boca de todos. Fue ahí cuando las grandes estrellas llegaron y progresivamente el City se hizo un lugar entre los grandes. Era la llegada del fútbol moderno, de los billetes como motor del balón. Los frutos tardaron, pero llegaron.

Balotelli y Mancini, dos de los hombres clave en el proyecto árabe del Manchester City. Foto: El Mundo.
Balotelli y Mancini, dos de los hombres clave en el proyecto árabe del Manchester City. Foto: El Mundo.

La FA Cup 2011 significó el primer título tras 35 años. En 2012 y 2014 el City se consagró como monarca de Inglaterra de la mano de Manuel Pellegrini, tras 45 años sin hacerlo. En 2016 alcanzó las semifinales de la Champions.

El dinero árabe dio lugar a inversiones millonarias, pero lo más importante, a que los aficionados pensaran en grande. En pleno 2017, parece ser que este mega proyecto ha alcanzado su apogeo. Josep Guardiola, uno de los mejores entrenadores de los últimos años, se animó a venir. Figuras de la talla de Robinho, Santa Cruz, Agüero, Tévez, Yaya Touré, Balotelli, De Bruyne y un largo etcétera, han hecho que el City se gane el respeto de los gigantes europeos.

Ahora, esta temporada 2017/18 se vislumbra como el año en que todo el esfuerzo económico pueda traducirse en la meta soñada: la ansiada 'Orejona'.

Un palmarés con ganas de ser llenado

Suena paradójico que uno de los equipos más poderosos de la actualidad, posea más títulos domésticos de segunda división que de primera. Aquí, un recuento de los títulos cosechados por el Manchester City en sus 137 años de historia:

First Division / Premier League

(4 títulos)

1936/37, 1967/68, 2011/12, 2013/14.

Football League Championship

(7 títulos)

1898/99, 1902/03, 1909/10, 1927/28, 1946/47, 1965/66, 2001/02.

FA Cup

(5 títulos)

1903/04, 1933/34, 1955/56, 1968/69, 2010/11.

Copa de la Liga

(4 títulos)
 

1969/70, 1975/76, 2013/14, 2015/16.

Community Shield

(4 títulos)

1937, 1968, 1972, 2012.

Recopa de Europa

(1 título)

1969/70.

Si bien el City posee solamente cuatro títulos ligueros y cinco subcampeonatos, em las últimas temporadas ha sido de los principales animadores del torneo, aprovechando la debacle de grandes como Liverpool o Arsenal. De las últimas seis ediciones de la Premier League, los celestes han estado en el podio en cuatro ocasiones.

RESUMEN DE LA TEMPORADA 2016/17: año de transición, pero en blanco

El Manchester City afrontaba la temporada 2016-2107 con ilusión de ir a por todos los títulos, sin embargo, tras un año decepcionante en cuanto a resultados, los Citizens se fueron de vacaciones veraniegas con las manos vacías.

Pep implantó su estilo único, pero pareció no dar el resultado esperado, al menos el primer año. Compitió en todas las competiciones, pero perdió las opciones de título muy pronto, sobre todo en liga, donde el Chelsea consiguió una ventaja insalvable muy pronto. En las copas, se eliminaron en ‘semis’ y octavos, consiguiendo el mejor resultado en la FA Cup. En Champions, quedaron fuera ante el Mónaco en octavos de final. Un año en blanco que servirá de transición, para la nueva temporada.

Iheanacho. Foto: Zimbio.
Iheanacho. Foto: Zimbio.

Inicio arrollador

Tras una exigente pretemporada donde ya se pudo ver el toque especial de Pep, el City iniciaba el curso liguero con la previa de Champions pendiente. Victoria justita frente al Sunderland por 2-1 para empezar y paliza en Rumania al Steaua por 0-5 con hat-trick de Agüero incluido para encarrilar la eliminatoria. A partir de ahí, ocho victorias seguidas más. Para ponerse líder en Premier y en Champions. Entre ellas un importantísimo triunfo ante el United en Old Trafford por 1-2. Los demás triunfos fueron ante Stoke 1-4, Steaua 1-0, West Ham 3-1, Monchengladbach 4-0, Bournemouth 4-0, Swansea 1-2 (en EFL Cup) y Swansea 1-3 en liga.

El conjunto de Pep se gustaba en el campo, era el mejor equipo de Europa por aquel entonces, el resto de equipos no conseguían parar su juego, quizás porque era nuevo para ellos. El City daba mucho miedo en Inglaterra y en toda Europa. Todo el mundo les daba ya como ganadores de Premier y candidatos principales a la Champions, pero entonces llegó una mala racha que marcó la temporada de los Skyblues.

Gundogan anotándole al Barcelona. Foto: Zimbio.
Gundogan anotándole al Barcelona. Foto: Zimbio.

Un empate a 3 en Glasgow ante el Celtic inició una racha de seis partidos sin ganar. Derrota importante en White Hart Lane por 2-0 y empate a 1 en casa vs Everton. Después vino la polémica derrota por 4-0 en el Camp Nou, otro empate en casa ante el Southampton y la eliminación copera contra el United, contra el que jugó el segundo equipo del City prácticamente.

El City seguía líder, pero las sensaciones ya no eran las mismas. El conjunto dirigido por Pep se reencontró con la victoria ante el West Brom ganando 0-4. Llegó un día clave en la temporada. El Manchester City se jugaba buena parte de sus opciones de Champions ante el Barcelona en el Etihad, y venía de una malísima racha. Sin embargo, y contra todo pronóstico, el conjunto Cityzen vapuleó al Barça dando una lección de fútbol que no olvidarán en la ciudad condal, y logró la victoria por 3-1 con goles de De Bruyne y un doblete de Gundogan. Parecía que se disipaban las dudas, pero todo quedó en un espejismo.

Yaya es indultado por Pep

Tras la importante y holgada victoria europea, el City volvió a tropezar ante el Middlesbrough en casa, no pudiendo pasar del empate a 1. El equipo de Guardiola perdió por primera y última vez el liderato en detrimento del Chelsea. En ese momento se produjo una de las cosas más importantes del año. Yaya Touré y su agente pidieron disculpas y Pep volvió contar con él. En su estreno, Toure fue titular y marcó dos golazos ante el Palace a domicilo para certificar la victoria por 1-2.

Desde entonces Toure fue indiscutible en el once hasta final de temporada. Ese partido trajo la recaída de Kompany también, que volvería a final de temporada para disputar los últimos encuentros. El City certificó su pase a octavos en Alemania con un empate a uno y volvió a ganar en liga ante el Burnley.

Yaya Touré vs Crystal Palace. Foto: Zimbio.
Yaya Touré vs Crystal Palace. Foto: Zimbio.

Llegaba un partido vital en la lucha por la liga. El Chelsea visitaba el Etihad con hambre de victoria, y así lo demostró llevándose el gato al agua por 1-3. El City dominó el partido, pero falló demasiadas ocasiones, mientras que el equipo de Conte aprovechaba las suyas. Además, tras una tangana final, Agüero y Fernandinho fueron expulsados, y posteriormente sancionados con cuatro partidos cada uno, hecho que fue determinante en Manchester.

Los Skyblues visitaron el campo del vigente campeón, el Leicester, que llegaba con una racha terrible de derrotas, casi en descenso, y con Ranieri en la cuerda floja. Aún así, los de Guardiola vieron como les vapuleaban, y al minuto 30 iban perdiendo 3-0 ya. El partido finalmente acabó 4-2, y dejó muy tocado a los de Manchester.

Bravo, cabizbajo vs Leicester. Zimbio.
Bravo, cabizbajo vs Leicester. Zimbio.

Contra todo pronóstico, el City iba a encarrilar tres victorias importantísimas que le permitían seguir soñando con el liderato. Fueron frente a Watford, donde Gundogan se rompió el cruzado y se perdió el resto de la temporada, ante un rival directo como el Arsenal por 2-1 y ante el Hull a domicilio. Era una buena manera de preparar el asalto a Anfield, pero el equipo de Manchester se llevó otra bofetada de realidad para quedarse de nuevo atrás en la pelea. Perdió 1-0 ante el Liverpool. El juego del equipo era demasiado irregular. Partidos brillantes quedaban empañados por encuentros sin gracia, sin alma, que fueron los que le quitaron las opciones de título. Un defecto del estilo Pep quedó descubierto, si no jugaban bien, no eran capaces de ganar, mientras que equipos como Chelsea o United lo hacían sin parar.

Para olvidar esa derrota vinieron dos victorias consecutivas muy importantes. La primera, en liga ante el Burnley ya en 2017, y la segunda en FA Cup ante West Ham por 0-5 en un partido espectacular de los de Pep. La segunda vuelta estaba en marcha y por tanto, la recta final por los títulos. Sin embargo, el City se llevó otro disgusto, posiblemente fue el definitivo, en su visita a Goodison Park, donde un Everton liderado por la perla de la cantera Tom Davies les endosó un doloroso y sonrojante 4-0, que les apeaba de la lucha por el título, y momentáneamente les sacaba de puestos Champions. Sin tiempo para lamentarse, llegaba otro escollo como el súper Tottenham de Pochettino al Etihad. La buena noticia es que debutaba el joven fichaje Gabriel Jesús, que a punto estuvo de darle la victoria en el descuento, pero el partido quedó 2-2.

Gabriel Jesús, la joya del City. Zimbio.
Gabriel Jesús, la joya del City. Zimbio.

Estando ya fuera de todas las quinielas, el City se jugaba ganar el título copero, y entrar en Champions. Para ello, batieron claramente por 0-3 al Palace y después 5-1 al Huddersfield Town de Championship, después de un replay, para meterse en ‘semis’ ante el Arsenal. En liga, acumuló cuatro victorias y un empate en los siguientes cinco encuentros, empatando ante Stoke en casa, venciendo a West Ham, Sunderland y Bournemouth con claridad a domicilio, y ganando también al Swansea en casa.

El héroe de esta racha fue el apodado ‘GJ’. El brasileño sentó a Agüero con sus actuaciones brillantes, marcando y asistiendo en sus tres encuentros, hasta que se lesionó ante el Bournemouth de gravedad, y no volvió al césped hasta la jornada 34 ante el United. Todo esto ocurría en medio de la que fue una de las mejores eliminatorias europeas desde hace mucho tiempo. El City y el Mónaco ofrecieron un fútbol espectacular, vistoso, efectivo y alegre, que hizo vibrar a todo aficionado que viese los encuentros. Finalmente, tras un partido de ida donde el City ‘contraremontó’ al Mónaco para ganar 5-3 en un auténtico partidazo, los monegascos se hicieron con el pase a cuartos gracias al 3-1 de la vuelta. 

Willy atajando un penal frente al Mónaco: Zimbio.
Willy atajando un penal frente al Mónaco: Zimbio.

Con otro de los objetivos iniciales frustrados, el City afrontaba el final de temporada con la FA Cup entre ceja y ceja, pero sin descuidar su clasificación directa para la Champions League 2018-2018. Para este último objetivo, se avecinaban tres encuentros consecutivos ante rivales de entidad.

Frente a Liverpool primero en casa, y Arsenal a domicilio después, los Skyblues no pasaron del empate y frente al Chelsea, aún adelantándose en el marcador, perdieron 2-1, aunque la buena noticia fue la reaparición del capitán Kompany. El pase a Champions estaba en terrible peligro, y llegaba la esperada ‘semi’ de Wembley. Los pupilos de Guardiola cuajaron un gran partido, pero terminaron cediendo por culpa de un gol de Alexis en la prórroga. El año en blanco del City de Guardiola ya era un hecho, pero había que salvar la temporada.

De Bruyne en el último derbi de Manchester. Foto: Zimbio.
De Bruyne en el último derbi de Manchester. Foto: Zimbio.

Con la presión del fracaso estrepitoso encima, los Citizens cumplieron y lograron el tercer puesto liguero gracias a una genial racha de resultados donde no perdió en los últimos ocho encuentros, sumando seis victorias y dos empates.

Una de las claves fue no perder en el derbi de Manchester, donde, al empatar a cero, casi sentenciaron su clasificación. Las victorias fueron ante Hull, Palace, Leicester y West Brom en casa, y ante Watford, firmando uno de los mejores encuentros del año, y Southampton a domicilio. No pudieron pasar del empate ante United y Middlesbrough. Gabriel Jesús volvió a jugar y aportó cuatro goles y tres asistencias en los seis encuentros que jugó al final. 

El 'Kun' vs Watford. Zimbio.
El 'Kun' vs Watford. Zimbio.

Como anécdota quedan los 20 goles que marcó Agüero, y De Bruyne, que fue el máximo asistente de la liga con 21 pases de gol, además de seis goles. El equipo de Pep anotó 80 tantos y encajó 39, cifra demasiado elevada para luchar por el título. Al menos evitó la previa al quedar por delante de United, Arsenal, Liverpool y Everton. Un año de transición en el proyecto de Pep, de aprendizaje, que espera afianzar su estilo y su intención de conquistar Inglaterra y Europa en la nueva temporada, con nuevos fichajes y bajas necesarias.

ANÁLISIS PLANTILLA (ALTAS Y BAJAS): últimas piezas para el 'puzzle'

Limpieza para poder fichar. Pep Guardiola afronta su segunda temporada al frente del Manchester City con una plantilla renovada. Tras un año sin títulos, el técnico catalán ha decidido enseñarles la puerta de salida a veteranos de guerra como Clichy, Zabaleta, Hart, Sagna, Jesús Navas o Willy Caballero.

Todos ellos terminaban contrato con el club y no han renovado, excepto Joe Hart, que volverá a marcharse cedido, esta vez al West Ham londinense donde se reencontrará con Zabaleta. Jesús Navas volverá a su casa, Sevilla. Clichy probará suerte en el Basaksehir turco y Willy jugará en el Chelsea. Además, otro de los fijos del año pasado como Kolarov decidió emprender una nueva aventura en la Serie A, concretamente en la Roma. El City ha sacado unos 4 millones de euros por su venta.

Foto: Zimbio.
Foto: Zimbio.

Por otro lado, el australiano Aaron Mooy ha dejado unos 12 millones de euros en las arcas del club tras unirse de forma permanente al recién ascendido Huddersfield Town. El delantero español Rubén Sobrino volverá al Alavés, pero esta vez traspasado por unos dos millones de euros. Otro hombre que no ha terminado de cuajar en el Etihad es Fernando, que se marcha traspasado al Galatasaray turco, en busca de minutos.

El extremo español Nolito, que no ha triunfado en Manchester, vuelve a España para jugar en el Sevilla por 9 millones. Y por último y más importante, el delantero nigeriano ‘hombre gol’ del City, Kelechi Iheanacho se marcha traspasado al Leicester City por unos 30 millones de euros. Tras ver truncada su proyección con las llegadas de Gabriel Jesús y Sané, ha decidido emprender una nueva aventura, aunque el City se guarda opción de recompra.

En cuanto a los más jóvenes, el City ha cedido a muchos jugadores hasta el momento. Cuatro de ellos llegan a Girona para jugar en el recién ascendido club convenido catalán. Son el atacante colombiano Marlos Moreno, el defensa español Maffeo, el prometedor centrocampista Aleix Garcia y el flamante fichaje brasileño Douglas Luiz, procedente del Fluminense.

Además, Pablo Marí, Agyepong y Angeliño jugarán a préstamo en el NAC Breda holandés. Más exóticas son las cesiones de Luke Brattan y Anthony Caceres que jugarán en el Melbourne City australiano y en el Al Wasl de los Emiratos Árabes respectivamente. El portero Angus Gunn probará suerte en el Norwich de la Championship y Bruno Zuculini en el Hellas Verona italiano. 

Aleix vs Huddersfield en FA Cup. Foto: Zimbio
Aleix vs Huddersfield en FA Cup. Foto: Zimbio

Más interesante es la venta al Villarreal de Enes Unal. El joven delantero turco, que había despuntado en el Twente holandés cedido por el City, dejará Manchester por unos 14 millones de euros, pero el club inglés se guardará opciones de recompra en cada año de su nuevo contrato. Más salidas podrían protagonizar los franceses Nasri y Mangala, que no cuentan para Pep en un principio, el marfileño Bony, el belga Denayer o el inglés Delph. Roberts y Bravo podrían buscar nuevo club también. El City también está buscando cesiones para hombres como Zinchenko, Adarabioyo o Brahim Díaz, para foguearlos.

Nuevos laterales y más llegadas

Tras una temporada donde se vio claro que las carencias del City en los laterales eran brutales, Pep ha decidido incorporarlos todos nuevos. Primero llegó Walker, del Tottenham, por 56 millones de euros, convirtiéndose en el defensa más caro de la historia. Una pieza clave del equipo de Pochettino que cambia de aires para jugar a las órdenes de Pep de lateral derecho o carrilero. Su velocidad y cualidades ofensivas son su carta de presentación.

En segundo lugar, los skyblues incorporaron al brasileño Danilo, del Real Madrid, por unos 30 millones. Otro lateral derecho muy ofensivo que, según Pep, puede jugar en cualquier posición de la zaga e incluso más arriba. La tercera, y posiblemente no última, incorporación para la nueva defensa de Pep es Benjamin Mendy. El francés del Mónaco superó a Walker como defensa más caro tras llegar a Manchester previo pago de 58 millones de euros. Es un lateral izquierdo muy ofensivo, con un físico privilegiado y con muchas asistencias a sus espaldas. Además, han vuelto de sus cesiones hombres como Denayer y Mangala que aunque busquen una salida podrían tener un hueco en la plantilla, sobre todo el francés. 

Mendy vs City. Zimbio
Mendy vs City. Zimbio

Para la faceta ofensiva, llegó a principios de verano el portugués Bernardo Silva procedente del Mónaco. Su fichaje costó unos 50 millones de euros. Llega para reforzar la fase de creación del City, pedido expresamente por Pep. Su temporada ha sido brutal en el Mónaco, ganando la liga y llegando a semis de Champions. Su visión de juego y el toque de balón son propios de un supercrack. Además, las vueltas de cesiones de Roberts, del Celtic, Nasri, del Sevilla y Bony, del Stoke, podrían reforzar el ataque Cityzen aunque tengan un pie fuera del club.

Por otro lado, jugadores jóvenes procedentes del filial pueden hacerse un hueco en el equipo con tantas posibles salidas. Hombres como Adarabioyo, que ya jugó algo la pasada temporada, Brahim Diaz, que viene despuntando en la pretemporada, Duhaney, que puede beneficiarse de la falta de otro lateral, o Sancho, son los que más opciones tienen. También existe la posibilidad de que Phil Foden, mediocentro de 17 años que ha maravillado a Guardiola en Estados Unidos, suba al primer equipo. Aún así, el City incorporará, casi seguro, un par de jugadores más para apuntalar un equipo temible. Alexis, Mbappé o Keita son los nombres que más suenan.

Plantilla para no especular

Con todas las altas y bajas confirmadas, más las que puedan llegar y con los veteranos que siguen en el proyecto, Pep Guardiola gozará esta temporada de un auténtico equipazo. Tendrá donde elegir en cada posición, y podrá amoldar a los jugadores a distintos esquemas. Ha conseguido mejorar, y mucho, ambos laterales, ha reforzado la portería y ha fichado calidad para la medular. Además, vuelven tres jugadores importantes de lesiones largas como son Kompany, Gundogan y Gabriel Jesús.

Bravo vs Liverpool en Premier. Foto: Zimbio
Bravo vs Liverpool en Premier. Foto: Zimbio

El Manchester City encajó la pasada campaña muchos goles, demasiados. Fallos en la salida de balón y errores defendiendo balones aéreos perjudicaron mucho al equipo. Para corregir eso, el jeque árabe se ha gastado un pastizal reforzando la parte trasera del equipo.

En la portería, el brasileño Ederson llega desde el Benfica con el cartel de ser el guardameta más caro del mundo. Competirá por el puesto con Claudio Bravo, que tras una irregular temporada, luchará para ser titular, si no busca una salida antes. Dos grandísimos porteros que deben aclimatarse a la Premier League. Tanto Claudio como Ederson juegan muy bien con los pies, ambos tienen unos reflejos envidiables a la hora de parar, pero flojean en las salidas.

Como guardianes en el centro de la zaga estarán los tres mosqueteros: Otamendi, Stones y Kompany. Tres defensas que esperan afianzarse esta temporada tras una floja campaña. Los tres deben mejorar su salida de balón por la importancia que tiene en los equipos de Pep. En principio, no tendrán más compañía excepto la de el joven inglés del filial Adarabioyo, ya que Mangala y Denayer buscan equipo.

Los laterales, por su parte, son las novedades del equipo. El brasileño Danilo y el inglés Walker llegan desde el Madrid y el Tottenham respectivamente, para ocupar el carril derecho. Ambos tienen dotes ofensivas importantes y velocidad, sobre todo el inglés. Pueden ser muy útiles con defensa de tres.

El brasileño, además, podría hacerle compañía también al recién llegado Benjamin Mendy en el lateral izquierdo. El francés proviene del Mónaco y viene con cartel de estrella. Es un portento físico que llega muy bien al ataque y asiste a las mil maravillas, que se lo digan sino a Falcao o Mbappé. El club podría fichar competencia para él, o sino ayudarían Danilo, Duhaney (del filial), o incluso Sané y Roberts retrasando sus posiciones.

Kompany vs West Ham en pretemporada. Zimbio
Kompany vs West Ham en pretemporada. Zimbio

El centro del campo es más complejo. Contando con jugadores de mucho nivel, muchos tendrán que ver los partidos desde el banquillo, dependiendo del esquema que utilice Pep. En primer lugar, el City cuenta con un único pivote puro, que es Fernandinho. Su polivalencia, en cambio, le ha permitido gozar de minutos en más posiciones, como lateral derecho o interior.

También pueden jugar de pivotes el inglés Delph, que podría estar buscando una salida, y el marfileño Yaya Toure. Son mediocentros puros, pero pueden jugar más retrasados. Tienen muy buen toque de balón, que mejora la salida del esférico desde atrás. En el caso de Yaya y Fernandinho, son jugadores 'box to box' que llegan con mucha facilidad al área contraria y que tienen bastante gol. Otro mediocentro es Ilkay Gundogan. El alemán buscará estabilidad este año, tras una temporada casi en blanco por lesión. Puede jugar también más adelantado debido a su excelente juego.

Por otra parte están los jugadores que, a priori, son mediapuntas. Sin embargo, con Pep, pocas veces existe esa posición, por lo que retroceden un poco para convertirse en volantes o interiores. Están David Silva, Kevin De Bruyne, Samir Nasri, que posiblemente saldrá del club, el recién llegado del Mónaco Bernardo Silva, y el joven prometedor ucraniano Oleksandr Zinchenko, que probablemente se marchará cedido.

Todos son jugadores muy ofensivos, con una calidad exquisita, y una visión de juego envidiable que les permite ser magníficos asistentes. David Silva y De Bruyne son hombres que juegan siempre por dentro, para facilitar el juego combinativo propio de los equipos de Pep. Bernardo Silva puede también pasarse a la banda. Este último y el belga tienen mucho gol y suelen ser de los máximos goleadores.

Foto: Zimbio.
Foto: Zimbio.

El plantel ofensivo queda bastante definido con las marchas de Nolito e Iheanacho. En las bandas estarán Sané, Sterling y posiblemente Bernardo Silva. Además, Roberts y Brahim Díaz pueden conseguir hacerse un hueco. Los dos primeros son dos balas que hacen trizas a las defensas a la contra, y que valen también para desequilibrar en ataques más estáticos. Roberts también es jugador puro de banda, mientras que tanto Brahim Díaz como Bernardo podrían apodarse mediapuntas reconvertidos. Jugadores con más calidad y visión de juego, que les gusta meterse hacia dentro.

En la punta de ataque, el sorprendente Gabriel Jesús y el veterano Agüero competirán por ser el ‘9’ del equipo, aunque pueden jugar juntos. El brasileño tiene características propias de un extremo, puede jugar ahí también, pero además tiene un instinto goleador letal, que le hace triunfar de delantero centro. El argentino es uno de los mejores del mundo en su puesto, y tratará de superar su marca de 20 goles en liga de la pasada temporada. Bony, el otro delantero del equipo, busca una salida así que, en principio, no habrá más jugadores en la delantera.

ANÁLISIS TÁCTICO (ONCE TIPO): Fase 2 del proyecto Guardiola

Hablando de un equipo de Pep Guardiola, no puede ser que la táctica sea simple. Y es que el catalán está implantando su estilo en Manchester, aquel que maravilló al mundo en Barcelona y triunfó en Munich. La temporada pasada Pep revolucionó el juego del equipo de manera tan brutal que no llegó a funcionar del todo, obviamente, y más en Premier, el juego de Pep necesita tiempo para cuajar. Otra de las razones pudo ser el no tener los jugadores apropiados para tocar, tocar y tocar. Para ello, este verano el catalán ha hecho limpia, y ha incorporado jugadores expresamente pedidos por él.

Guardiola en pretemporada. Foto: Zimbio.
Guardiola en pretemporada. Foto: Zimbio.

El juego 'combinativo' característico de Pep debería evolucionar en esta nueva campaña. Con los nuevos jugadores y un año de aprendizaje ya para el resto de futbolistas, el City debe dar un salto de calidad y, sobre todo, efectividad en su juego. El juego de Pep consiste en salir siempre desde atrás tocando y mantener la posesión el mayor tiempo posible.

El equipo de Pep trata de marcar gol mediante jugadas combinativas largas que acaban llegando al área y jugando rápido para desequilibrar. Para agilizar el proceso de ataque, Pep quiere introducir el esquema 3-5-2 en su juego. Así, toda la gente del medio ofrece muchos apoyos, y los carrileros dan salidas por banda constantemente, teniendo la defensa fija atrás. Las paredes entre interiores y en los extremos son muy normales con este estilo. Lo necesario es mejorar el rendimiento ante equipos totalmente replegados, fortalecer la faceta aérea defensiva, y pulir la efectividad en ataque.

Sin embargo, estando en la Premier, Guardiola le ha dado un toque distinto. Ha perfeccionado las contras para convertirse en un arma muy importante con balas como Sterling, Sané, Gabriel Jesús, y hombres clave como De Bruyne y Agüero que le dan el toque necesario de calidad e inteligencia a los contra ataques. El técnico catalán sigue también trabajando en las segundas jugadas, que son clásicas en la Premier, para perfeccionar un estilo que puede cambiar el rumbo del fútbol inglés, como ya hizo con el español.

Ilustación: Unai Valverde.
Ilustación: Unai Valverde.

Onces tipo

Guardiola utilizará, si nada cambia, dos tipos de esquema táctico. El 3-5-2 y el 4-3-3. Teniendo jugadores de sobra para todas las posiciones, Pep podría tener perfilados sus ‘onces’. En la portería, Ederson parte con ventaja para ser titular, tan solo por el precio de su traspaso y la floja temporada de Bravo. Aún así, el chileno pugnará por ser titular, y una de las opciones pasa por la rotación de porteros, parecido al año pasado entre Willy y el propio Bravo.

En el eje de la zaga, Kompany e Otamendi parten como titulares frente a Stones, aunque conociendo a Pep, rotarán mucho. Todos ellos jugarán cuando el catalán decida alinear un 3-5-2, aunque podrían rotar con Danilo, Adarabioyo y, si se queda, Mangala. En el lateral derecho parte como favorito Kyle Walker ante Danilo. Ambos pueden actuar de lateral o carrilero derecho. Danilo puede también jugar de central o en el carril izquierdo. Por el otro lado, Mendy es el único lateral izquierdo puro, por ahora, y también puede actuar de carrilero, aunque ahí tendrá competencia con los extremos del equipo.

En el centro del campo, Yaya Touré, De Bruyne y David Silva parten como indiscutibles en un principio para el trío de la medular. Puede variar dependiendo del esquema, ya que Gundogan puede entrar más fácil en el 3-5-2 y Fernandinho sería el sustituto natural de Yaya. Delph parte con mucha desventaja, al igual que Nasri y Zinchenko si se quedan. El joven Foden puede entrar en la rotación si hay alguna baja, pero lo tendrá difícil. Bernardo Silva podría entrar también en las posiciones de Silva y De Bruyne, aunque alternará con la banda.

En las bandas, Sterling y Sané son las principales bazas por su velocidad. Roberts parte como suplente, pero podría entrar en la rotación. Las dos balas tendrán más difícil jugar en el 3-5-2, donde los laterales, al ser muy ofensivos, parten con ventaja. Sin embargo, en el 4-3-3, Bernardo Silva entra en acción en las bandas, y puede quitarle el sitio a uno de los dos. Gabriel Jesús también podría jugar en banda siempre que sea 4-3-3. Para la punta de ataque están el propio brasileño y Agüero. Ambos pueden jugar juntos en el 3-5-2, pero en el 4-3-3 el argentino parte con una ligera ventaja. Bony, en principio, no cuenta para Pep.

ENTRENADOR Y ESTRELLA: Guardiola y Agüero, los llamados a liderar

La última temporada la relación de ambos tuvo altibajos. La llegada de Gabriel Jesús estuvo apunto de relegar al argentino al banco. Sin embargo, hay dos consignas claras. Sergio Agüero es uno de los mejores (por no decir el mejor) jugador en la historia del club. Aparte es segundo máximo goleador. Es la estrella, simple. Guardiola, por su parte, es un filósofo del fútbol. Si hay alguien capacitado de conducir al City a la gloria es él.

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Un trabajo mancomunado entre estos dos hombres, respaldado por la cantidad de figuras que han llegado este verano puede hacer que el los 'Citizens' no solo reconquisten la Premier, sino que den el golpe sobre la mesa en Europa. Este año ambos tendrán un plantel rejuvenecido y hambriento de gloria, no habrá excusas. 

Guardiola deberá saber rodear al argentino, para que éste vuelva a relucir su garra goleadora. Relegarlo, como ya intentó hacer, puede ser un error fatal para su gestión. Parece que no será así, teniendo en cuenta que el propio 'Pep' confirmó su permanencia en el club. Un dato paradójico es que el 'Kun' en la temporada pasada tuvo su mejor producción de goles desde que está en el club (33 tantos en 45 partidos). Irónico, teniendo en cuenta que fue de los más cuestionados.

Misma casa, nueva piel

El Estadio Ciudad de Manchester (o Eitihad Stadium) es quizá el principal símbolo de reconstrucción del club ciudadano. En sus 15 años de existencia, ha visto su periplo rumbo a la vanguardia del fútbol británico. Está próximo a ser ampliado en sus gradas. Unas ganas que serán colmadas por aficionados con la esperanza de volver a tener las alegrías de hace un par de temporadas.

Foto: Premier League (página web).
Foto: Premier League (página web).
Foto: Premier League (página web).
Foto: Premier League (página web).

El City buscará darles esto con una gran armadura. Un uniforme estético, con un estilo moderno y elegante. Regresa el pantalón blanco, propio de la historia del club. El patrocinador, el mismo de hace cuatro años, Nike. Fueron De Bruyne, Sané y Sterling quienes tuvieron el honor de presentarlo en mayo pasado. El segundo uniforme será morado desde la camiseta hasta las medias, antes solo lo era en las mangas. El lema de la nueva colección es claro: 'Create The Future', crea el futuro. 

Un futuro plagado de figuras jóvenes con una cosa en mente, títulos.