Cuando el Espanyol se disfrazó de demonio en el templo de los Saints
El Espanyol visita de nuevo el estadio del Southampton 14 años después de inaugurarlo. | Foto: halo-ce.co.uk

Un 1 de agosto de 2001 el Southampton inauguraba su nuevo templo tras más de cien años en el Estadio The Dell. El Informe Taylor ordenó que todos los estadios de los equipos de la Primera y Segunda División de Inglaterra tuvieran butacas en todas y cada una de sus localidades con el objetivo de mejorar la seguridad tras la tragedia de Hillsborough, por lo que a los directivos del Southampton les tocó iniciar una serie de remodelaciones en el estadio para seguir la directriz que se les encomendó. Sin embargo, tras la realización de las obras pertinentes, The Dell sólo presentaba capacidad para tan sólo poco más de 15.000 localidades.

Como dicha cifra se consideró insuficiente para albergar a los seguidores del Saints, se inició la búsqueda de un nuevo terreno para edificar la que sería su nueva casa. A las afueras de Southampton, en Britannia Road, se dio la orden para construir el actual feudo del equipo británico, el St Mary’s Stadium. Las obras echaron a andar en diciembre de 1999 para llegar a su término a finales de julio de 2001, con un coste de 32 millones de libras. Nacía, de esta forma, el nuevo templo del Southampton tras más de 100 años en el Estadio The Dell.

Y como tal, todo nacimiento precisa de una celebración, y en el fútbol, no iba a ser menos. El Southampton invitó al Espanyol al partido inaugural de su nuevo feudo que se llevaría a cabo en St Mary’s Stadium el 1 de agosto de 2001. Los blanquiazules, con Paco Flores a la cabeza, viajarían hasta tierras británicas para cortar la ‘cinta’ que daría paso a la inauguración oficial del nuevo templo del Southampton.

Quizás por el temperamento de un hombre ganador como lo es Paco Flores, para el Espanyol de entonces no existía amistoso o encuentro inaugural que valiera. La apisonadora espanyolista echó a rodar sobre el verde del St Mary’s Stadium para irse al descanso con un rotundo 0-4 –Martín Posse, Aganzo, Quique De Lucas y Soldevilla– en un electrónico sonrojado por tener que lucir dicho resultado por primera vez. Los periquitos estaban aguando la fiesta con demasiada severidad a un Southampton que no se podía creer que su primer partido en su nueva casa tuviera que finalizar con semejante derrota en el luminoso.

El orgullo británico hizo gala tras el descanso y los Saints consiguieron maquillar el resultado cosechado hasta el momento con la materialización de tres tantos –Kevin Davies y Uwe Rosler, en dos ocasiones– que dejaron al Southampton con mejor sabor de boca a pesar de acabar perdiendo el partido de todas formas.

14 años y un día después, el Espanyol visitará de nuevo el St Mary’s Stadium, encabezado, esta vez, por Sergio González, quien, por cierto, como jugador, puso rumbo al Deportivo de la Coruña procedente del Espanyol ese verano de 2001. Los Saints querrán lavar la imagen que mostraron hace 5124 días atrás al caer derrotados frente al Espanyol por un contundente 3-4 en el partido inaugural del que en la actualidad sigue siendo su estadio. Los blanquiazules, a seguir con su condición de invictos en esta presente pretemporada.

VAVEL Logo