Sin goles no hay paraiso
Ángel y Molina se lamentan tras una ocasión fallada // Fuente: Vavel.com

En una liga tan competitiva como la española es tan importante no encajar como anotar. Y aunque el conjunto de Bordalás se ha caracterizado por su fortaleza defensiva y su orden atrás, también había mantenido cierta regularidad anotadora. Una regularidad que se ha visto frenada tras el partido ante el Espanyol.

A pesar de esto, el plan inicial del Getafe en el RCDE Stadium fue similar al que planteo en otras salidas. Un plan que incomoda bastante al rival y que puede resultar efectivo si se anota antes que el otro equipo. De ahí que los únicos problemas del Getafe fuera habían llegado a la hora de mantener el resultado.

Excepto en el partido en Vigo, donde el Getafe se encontró por debajo del marcador muy al principio. Finalmente gracias a Ángel consiguió empatar. Sin embargo ante el Espanyol, el plan varió y el Getafe recibió gol en la segunda parte trastocando todos los planes de Bordalás.

Amath, que llego aparentemente como delantero se ha adaptado a la perfección a la banda. Caso parecido al de un Chuli que parece no contar para Bordalás. Algo que deja a Jorge Molina y Ángel como únicos delanteros. Con la entrada del canario en el once y el cambio al esquema de dos delanteros, el Getafe se queda sin revulsivo ante un marcador adverso.

Es por eso que quizás cobra sentido la idea de reforzar la delantera en invierno con un tercer delantero. Un delantero que en situaciones adversas agite el partido. Ante el Espanyol, Ángel y Molina mostraron falta de frescura debida quizás al agotamiento. Algo que el tinerfeño saliendo desde el banquillo ya había solventado ante Celta y Real Sociedad con excelentes resultados. Pero hasta que llegué el mercado de invierno el conjunto de Bordalás deberá retomar con lo que tiene la senda goleadora si quiere recuperar las buenas sensaciones.

VAVEL Logo