Rubén: "Las sensaciones no pueden ser buenas"
Foto vía LaLiga

Al término del encuentro correspondiente a la jornada 16 de LaLiga, Rubén Martínez lamentó el severo correctivo cosechado en el feudo azulgrana (4-0). A pesar de que el portero firmara una de sus mejores actuaciones como blanquiazul, el resultado ha provocado que “las sensaciones no pueden ser buenas” para arrancar la semana en la que ‘o noso derbi’ pondrá el broche final al 2017.

Con la herida del marcador reciente, el gallego reconoció que la idea del Deportivo era “intentar puntuar, intentar ganar” pese al favoritismo con el que partían los invictos líderes de Primera División. “Teníamos un plan, una manera de contrarrestarlos que era estar juntos, pero al final con la calidad que tienen nos superaron”, comentó, contrariado tras su buena actuación personal. “Haces unas paradas, pero como no ayudan al equipo no puedes estar contento”, añadió.

A pesar de la derrota, el canterano barcelonista recalcó que “no hay que achacarle nada a nadie del equipo” porque “en general se ha esforzado al máximo”. En esta línea, explicó que “es muy difícil defender a esta gente” en referencia a los de Ernesto Valverde ya que “si están con ganas y es su noche es muy complicado”.

Además, Rubén aseveró que el penalti atajado a Leo Messi fue dedicado expresamente a su mujer, junto con un agradecimiento especial para el entrenador de porteros del Dépor, Manu Sotelo: “es el que maneja la información”, apuntilló.

Para concluir, el arquero ve el derbi del próximo sábado ante el Celta de Vigo como una gran oportunidad para redimirse y afrontar las navidades con otros ánimos. “Va a ser un partido complicado y difícil, pero tenemos posibilidades y queremos: por la gente, porque tenga unas vacaciones felices, por la situación del equipo cómo está. Creo que está igualado. Ojala podamos llevarnos la victoria porque sería importantísimo”, señaló, asumiendo que en caso de cerrar el año con victoria “la gente va a tener una visión diferente del equipo”.

Carles Gil conduce el balón en el Camp Nou / Foto vía LaLiga
Carles Gil conduce el balón en el Camp Nou / Foto vía LaLiga

Carles Gil: “Se nos ha hecho imposible”

Por su lado, el centrocampista Carles Gil mostró su impotencia después de que el conjunto herculino se mantuviera desconectado en ataque ante un rival “con un potencial muy grande”. A su pesar, el valenciano relató que fueron capaces de aguantar las acometidas del Barça “los primeros veinte minutos”, aunque “en cuanto han hecho el primero y sobre todo el segundo” el duelo se puso “imposible”.

El jugador dio, incluso, “parte de razón” a su presidente, Tino Fernández, por la pasividad defensiva que permitió a los catalanes llegar al área con asiduidad. “Para intentar tener opciones en estos partidos hay que ser más agresivos, no dejarles tanta facilidad para pensar y crear”, asintió, aunque ampliando que dicha teoría se complica sobre el verde.

También fijó Gil su mirada en el choque contra el Celta, un “partido muy especial” y “perfecto” para tomar las vacaciones “contentos”. “Semana nueva, rival nuevo y hay que pensar en eso”, cerró.

VAVEL Logo