Manita como regalo de reyes
Goleada del Betis en el estadio del eterno rival (Foto: RealBetis)

Y venció goleando. Esa ha sido la consecuencia de un Betis que ha jugado un gran partido en el Sánchez Pizjuán en el derbi sevillano. Gran partido el de los verdiblancos en un feudo muy difícil, donde ningún equipo había conseguido ganar desde 2016. Inicio de año inmejorable para los de Setién.

Primer tiempo de emoción total

Partido de 'toma y daca'. Inicio inmejorable del conjunto verdiblanco en el estadio sevillista. Saque de centro de los locales, Sergio León intercepta un pase de Lenglet lo que origina la contra, donde Fabián, desde el borde del área, define disparando con la pierna zurda muy pegado al palo e imposible para la estirada del guardameta. 

Foto: RealBetis
Foto: RealBetis

Fue algo soñado, inimaginable. Tras los últimos años en este tipo de encuentros, empezar marcando a los 21 segundos es algo que al equipo le sirvió de mucho y que, claramente, cambió el devenir del encuentro.

A partir del gol, el Betis se guardó más las espaldas, pero los continuos errores defensivos hacían temer que el gol sevillista podría llegar pronto, y así fue. Falta provocada por Boudebouz que saca Escudero y el balón llega al punto de penalti, donde Ben Yedder estaba acechando y con la punta del pie, bate a Adán.

Foto: SevillaFC
Foto: SevillaFC

Parecía que ahora sí, los locales por equipo y por jugar en su estadio, iban a dominar el partido, pero no fue así. Los nervios del equipo bético dejaron paso al juego que los de Setién practican. Y no tardaría en llegar el segundo gol. Falta lateral que saca Joaquín y Feddal, entrando desde atrás en carrera, remata de cabeza de forma impecable para adelantar de nuevo al Real Betis.

Foto: RealBetis
Foto: RealBetis

De nuevo los visitantes se ponían por delante en el marcador y, ahora sí, se debía dar un paso al frente y no cometer los errores que llevaron a los blanquirrojos a empatar el encuentro; pero se volvió a producir. Centro de Navas que Franco Vázquez cabecea para que Kjaer, ante la mala salida de Adán y la colaboración de Guardado, meta el balón de cabeza al fondo de la red.

Foto: Sevilla
Foto: SevillaFC

Así terminaba una frenética primera mitad de un derbi sevillano con más fallos que aciertos en ambos equipos pero que fue un espectáculo para, obviamente, el aficionado neutral.

El físico y el fútbol ganaron al corazón

Baño táctico al que ha sido sometido el conjunto de Vincenzo Montella que se estrenaba con los blanquirrojos en LaLiga. El Betis comenzó la segunda mitad dominando a un Sevilla que apenas se acercaba por el área bética. La clara ocasión de Guardado, estrellando un disparo con la zurda en el palo, pudo cambiar el destino del partido.

El partido entraba en una fase muy baja en cuanto a calidad. Ambos equipos estaban esperando a que el otro diese un paso en falso para poder aprovechar los errores del rival.

En una jugada muy elaborada, que recordaba al gol de Sanabria en la victoria ante el Real Madrid, un centro de Boudebouz termina en un remate de Durmisi de primeras en el área pequeña y libre de marca para colocar, por tercera vez, al Betis por delante en el marcador. 

Foto: LaLiga
Foto: LaLiga

Lejos de arrinconarse y de que los nervios volvieran a florecer, el Betis se echaba arriba. Importante que, antes del gol de Durmisi, Tello entró al terreno de juego y sería pieza clave en la victoria. El catalán, a los pocos minutos del tercer gol, filtra un pase entre líneas que deja mano a mano a Sergio León y éste define de primeras con el exterior, colándose el balón llorando en la portería sevillista. 

Foto: LaLiga
Foto: LaLiga

Se abría una brecha en el marcador y el Betis parecía tener controlada la situación del encuentro. Marcar 4 goles fuera de casa era algo que ya se había vivido esta temporada (en Anoeta) y no aseguraba la victoria. Más aún con la rápida reacción sevillista con el gol de Lenglet a balón parado a los pocos minutos.

Foto: SevillaFC
Foto: SevillaFC

El asedio sevillista iba a ser la tónica del encuentro hasta el final. El Betis esperaba aprovechar las contras para poder noquear a los locales, pero lo más difícil era aguantar las embestidas del Sevilla durante los últimos 20 minutos. La marcha de Fabián, sublime en el encuentro tanto como Feddal y Francis, que entró a sustituir a Barragán en la primera parte por lesión, fue clave para que el Betis ya se dedicara a defender el resultado.

En el tiempo añadido, el Betis inicia un contragolpe en lo que era la última jugada del partido, que termina con una conducción de Tello desde el medio del campo y una definición de killer ante Sergio Rico.

Foto: LaLiga
Foto: LaLiga

Victoria de un Betis muy serio que, por fin, ha dado una alegría a sus aficionados de gran índole por ser el rival que era y por la dificultad del encuentro.

VAVEL Logo