Joaquín congela el Salto del Caballo
Foto: Laura Pérez (CD Toledo)

Nuevo naufragio del Toledo en el Salto del Caballo. A pesar de las buenas sensaciones en el derbi toledano frente al CF Talavera y el buen primer tiempo ante el Navalcarnero los de Onésimo volvieron a sucumbir en el último cuarto de hora de partido. Lo que parecía que podía ser un buen inicio de año en casa acabó tiñéndose completamente de rojiblanco gracias al doblete de Joaquín. Su tanto de media chilena en el 78’ y de penalti en el 81’ vuelve a colocar a los de sur de Madrid en posiciones de promoción de ascenso.

Inicio fulgurante para volver a morir en la orilla

Los manchegos, con un sistema defensivo compuesto por cinco jugadores, salieron a por el partido desde el pitido inicial. Con De Lerma y Barranco a los mandos en el centro del campo, los de Onésimo tuvieron el dominio del balón aunque sin generar muchas ocasiones. En el 12, de penalti, Figueroa adelantaba al Toledo tras manos en el área de Cidoncha tras el saque de una falta. El buen estado de los verdiblancos se reflejaba tanto en el juego como en el marcador.

Tras el tanto local el Toledo optó por una posición más defensiva dando el peso del balón al Navalcarnero. Con Obed y Expósito muy adelantados los madrileños aprovecharon el juego por bandas con jugadores como Barbosa o Santano para crear incertidumbre sobre el área toledana. A pesar de ello Alcolea, durante toda la primera mitad, no sufrió en exceso las acometidas de los rojiblancos.

En el inicio de la segunda mitad se pudo ver un duelo bastante igualado. Con muchas alternativas el Toledo tuvo dos buenas ocasiones de gol para encarrilar aún más el partido. Ni Galindo en el 60, tras la salida de un córner, ni Sergio García, desde la frontal del área, consiguieron perforar la meta de Gil.

Los de Onésimo perdonaron y lo acabaron pagando. El cansancio físico, las lesiones y la falta de contundencia defensiva acabaron de hacer mella en un conjunto que acabó abatido ante el buen juego y los goles de Joaquín.

Doblete de Joaquín para volver al play-off

Los de Carrión fueron de menos a más durante todo el choque. Tras un inicio errático con mucho balón aéreo y poca precisión en el pase se pasó a un fútbol más elaborado donde el juego por bandas se volvió primordial para romper la defensa verdiblanca.

Jugadores como Onega o Barbosa rompían desde atrás haciendo mucho daño por los costados de un Toledo que se desangraba por las bandas. Las entradas de Sergi y Edgar aumentaron la velocidad y las transiciones de los rojiblancos.

La jugada clave del partido se producía en el 78. Saque de banda, balón para Joaquín que de media chilena la clavaba en el palo derecho de la portería de Alcolea. Remate acrobático del delantero del Navalcarnero para silenciar el Salto del Caballo.

Los malos augurios de jornadas pasadas volvían a aparecer en la mente de todos los aficionados verdiblancos. En el 81 un nuevo penalti, en este caso para los madrileños, propiciaba la remontada de los de Carrión. Mano de Expósito al intentar sacar el balón que el árbitro del partido interpretaba como penalti. Joaquín lo lanzaba y anotaba su segunda diana de la tarde.

Al final nueva decepción de un Toledo que sigue en caída libre y sin sensaciones de poder enderezar el rumbo si no llegan fichajes en los próximos días. El Navalcarnero por su parte inicia el año de manera espléndida con seis puntos en dos jornadas.

PUNTUACIÓN VAVEL 2ªB
Joaquín Pt: 3
Molina Pt: 2
De Lerma Pt: 1

 

VAVEL Logo