Guía Unión Adarve 2018 - 2019: el año de la confirmación
Los jugadores del Adarve celebran el gol de Leo en Valdebebas la campaña pasada. (Foto: Daniel Nieto).

Guía Unión Adarve 2018 - 2019: el año de la confirmación

Tras un primer año en la categoría saldado con éxito, el Unión Adarve ha sufrido numerosos cambios en su plantilla y cuerpo técnico. Ya no está Víctor Cea, el técnico del ascenso, ni los Héctor, Fran García, Ángel Auñón, Iván Mateo, Cadete o Nicho, piezas importantes la temporada pasada. En su lugar, refuerzos de calidad como Gonzalo Ónega, Carlos Bravo, Álvaro Portilla o Álvaro Sánchez, junto a un nuevo cuerpo técnico encabezado por Óscar Fernández, que buscarán lograr el más difícil todavía: asentar al equipo del Barrio del Pilar en la Segunda B.

albertosanchez
Alberto Sánchez

El Unión Adarve afronta su segunda temporada en Segunda División B. Lo hace en un año en el que ha habido cambios sustanciales e importantes en el conjunto rojinegro, que celebraba sus 25 años de historia la temporada pasada consiguiendo todo un hito para la entidad: debutar en la categoría de bronce del fútbol nacional.

Al frente de la humilde nave del Barrio del Pilar, Víctor Cea apostó por sus conceptos y su manera de entender el fútbol, con medidas poco usuales para la Segunda B como entrenar por las mañanas o no tener establecido un dibujo fijo y reconocible, si no ir adaptando el equipo al rival que tuviera en frente para hacerse fuerte y explotar las debilidades del contrario.

A base de hacerse fuertes en casa, los rojinegros convirtieron el Vicente del Bosque en la perfecta "Guarida del Lobo", y no dejaron que volaran muchos puntos de su madriguera. Con 34 puntos de 57 posibles en casa, el conjunto dirigido la campaña pasada por Víctor Cea cimentó su holgada permanencia en el buen trabajo realizado como local. En total, 51 puntos para la undécima plaza en liga, que permitían dar continuidad al sueño del Adarve.

Cambiar todo para no cambiar de objetivo

El buen trabajo llevado a cabo por la plantilla y el cuerpo técnico la pasada temporada no ha sido indiferente en la categoría, y muchos de los protagonistas de la salvación han hecho las maletas hacia otros destinos. Mientras Víctor Cea aterriza en la Cultural Leonesa, en sustitución de Rubén de la Barrera, para tratar de que el conjunto leonés regrese a Segunda División, muchos integrantes de la plantilla rojinegra también han hecho las maletas.

Héctor, rumbo al Salmantino; Iván Mateo, que ha fichado por el Santa Ana madrileño; Fran García, cuyo destino ha sido el Barakaldo, uno de los favoritos del grupo I de Segunda B; Cadete, que se ha marchado a la liga mexicana; Nicho, con destino a la Cultural Leonesa junto al técnico madrileño; Ángel Auñón, que se ha incorporado al CDA Navalcarnero; Carlos Garrido, que jugará en El Ejido... son algunas de las bajas más sonadas que ha tenido la escuadra del Barrio del Pilar.

Para competir por segundo año consecutivo en la categoría, el Unión Adarve ha apostado por el manchego Óscar Fernández. Y en sintonía con la línea marcada en años anteriores, el camino a seguir por el club es claro y directo. Refuerzos veteranos y de calidad, jóvenes con hambre, y algún viejo conocido que ya sepa lo que es ser un lobo.

Álvaro Portilla, Gonzalo Ónega, Carlos Bravo, Santiago Palacios, Jordi López o la ilusionante vuelta a casa de Álvaro Sánchez son las incorporaciones más rutilantes del Unión Adarve para esta campaña, pero no son las únicas. Daniel García, procedente del Pozuelo de la tercera madrileña; y los jóvenes Miguel Muñoz, Guillermo Nieto, Mario del Campo, Pablo Margallo, y Diego Roldán, procedente del filial, completan la plantilla rojinegra esta temporada, a falta de algún último retoque en los días que restan de mercado estival.

Hasta doce incorporaciones, que se suman al bloque que ha permanecido de la temporada pasada. Cristian Parras, De las Heras, Gianni, Juanma, Richi, Berodia, More, Olmedo, Alberto Miñambres, y Darío continúan en la plantilla para transmitir la experiencia acumulada la campaña pasada a los nuevos y hacer posible la permanencia una vez más.

Fichajes Unión Adarve 2018/2019
Altas Bajas
Nombre Demarcación Procedencia Nombre Demarcación Destino
Miguel Muñoz Defensa Central U.D. San Sebastián de los Reyes

Roberto Brihuega

Portero D.A.V. Santa Ana
Jordi López Defensa Central FC Winterthur Dionicio Escalante 'Nicho' Defensa Central Cultural Leonesa
Daniel García Lateral Derecho Pozuelo C.F. Víctor Gómez Defensa Central Sin equipo
Mario del Campo Lateral Izquierdo Real Madrid Castilla Carlos Garrido Defensa Central C.P. El Ejido
Pablo Margallo Mediapunta Real Madrid Castilla Cadete Lateral Izquierdo Atlético de San Luis
Diego Roldán Mediocentro Unión Adarve B Cassano Lateral Izquierdo Elche Ilicitano
Guillermo Nieto Mediocentro Celta de Vigo juvenil Edu Prieto Lateral Derecho R.S.D. Alcalá
Gonzalo Ónega Extremo Derecho C.D.A. Navalcarnero Jesús Bernal Lateral Derecho Cultural Leonesa
Carlos Bravo Extremo Derecho U.B. Conquense / Rayo Majadahonda Leo Lateral Derecho Fútbol Alcobendas Sport
Álvaro Portilla Extremo Izquierdo Fútbol Alcobendas Sport Iván Mateo Mediocentro Ofensivo D.A.V. Santa Ana
Álvaro Sánchez Delantero Centro Ontinyent C.F. Héctor Gómez Extremo Derecho C.F. Salmantino UDS
Santiago Palacios Delantero Centro UNAM Pumas Ángel Auñón Extremo Izquierdo C.D.A. Navalcarnero
Óscar Fernández Entrenador   Miguel García Extremo Izquiero Real Madrid Castilla
      Jacobo Alcalde Delantero Centro C.D. Leganés B
      Fran García Delantero Centro Barakaldo C.F.
      Víctor Cea Entrenador Cultural Leonesa

 

Esquema fijo, mismo espíritu

Tras lo visto en pretemporada, el Adarve pretende ser ese equipo rebelde, dinámico, guerrero e inconformista de la campaña pasada, pero con un dibujo táctico mucho más reconocible y no tan camaleónico. Es la fiel apuesta de un grupo que se reconoce a la perfección cada vez que se mira al espejo. Un equipo que sabe lo que quiere y a lo que aspira.

La intención de Óscar Fernández es aprovechar la buena base ya existente, y sumarle los refuerzos llegados esta temporada. Refuerzos de categoría, sobre todo en la parcela ofensiva, con la llegada del polivalente y talentoso Gonzalo Ónega, del olfato goleador de Álvaro Sánchez y Álvaro Portilla, el descaro por fuera de Carlos Bravo, además de la solidez defensiva de Jordi López.

Movilidad y velocidad arriba, dinamismo por las bandas, gente fuerte arriba para permitir ganar disputas aéreas y balones largos, poderío de la estrategia, gente que se implica en el trabajo defensivo, líneas juntas, mucho orden y lectura correcta desde la táctica... el Adarve pretende mantener la imagen de bloque solidario y junto que ofreció la temporada pasada, añadiendo unas pizcas de talento a lo que ya ofrecía anteriormente.

A la espera de un nuevo estadio

Y todos estos cambios deportivos se suman a un cambio aún más importante para el crecimiento del club. El "Proyecto Comunale", que pretende convertir Vereda Ganapanes, los dos campos propiedad del Adarve, en un estadio de fútbol adaptado para acoger partidos de Segunda División, con capacidad para hasta 5.000 personas, con un campo anexo al estadio para las categorías inferiores del club.

Aunque la culminación del proyecto queda lejos, el acuerdo entre fuerzas políticas y el club para poder llevarlo a cabo es un hecho. Un paso adelante más de la entidad madrileña, con el fin de asentar las bases de su futuro. Mientras tranto el primer equipo rojinegro cambia su hogar estas últimas temporadas, el Polideportivo Vicente del Bosque, por el campo federativo del García de la Mata.

Un campo con capacidad para hasta 1.500 personas, en el que el club podrá cobrar entrada a todos los espectadores, y con mayores comodidades que el polideportivo municipal. Además, el campo es de unas dimensiones más amplias que el Vicente del Bosque, lo que permitirá un espectáculo más lucido y mejor para la Segunda División B. Un año inmerso de cambios para el humilde club del Barrio del Pilar, que desea que todo evolucione salvo una cosa, la permanencia del equipo en la categoría.

VAVEL Logo