Rubén Blanco apunta al Sevilla
Rubén Blanco, totalmente recuperado, en un entrenamiento esta semana en A Madroa. | Foto: RC Celta

El joven portero de Mos se retiró el pasado 18 de marzo en el calentamiento previo ante el Málaga CF por molestias en su tendón de Aquíles. Unas molestias que, tras varias pruebas médicas, no habían sido causadas por una lesión grave, pero que necesitaban reposo para desaparecer.

Tras casi un mes de baja, parece que las molestias han remitido del todo y que el portero está listo para volver a jugar, este fin de semana, ante el Sevilla en Balaídos. Una buena noticia para Juan Carlos Unzué, que ve como poco a poco se va vaciando la enfermería del primer equipo.

Sergio Álvarez ha sido el encargado de suplir al guardameta, dando un buen rendimiento. Seguro bajo palos, de los dos partidos que ha jugado el gato de Catoira, ha conseguido dejar ante el Málaga la portería a cero, y ante el Athletic en San Mamés, salvar al equipo tras un asedio contante de los bilbaínos.

Las lesiones siempre son inoportunas, pero en el caso de Rubén Blanco más. En las temporadas pasadas, el portero era incapaz de conseguir una regularidad en la portería celeste, siempre a la sombra de Sergi Álvarez. Pero este año, tras un mal comienzo del de Catoira, se le dio la oportunidad, y Rubén consiguió brillar. Tranquilo y seguro, Rubén se hizo con la titularidad hasta esta lesión, que le ha tenido fuera de los terrenos de juego casi un mes. Mes en el que, por suerte para él, ha habido parón de selecciones por lo que no se ha perdido un gran número de partidos.

Ante el Sevilla podría volver a ser titular en la portería de Balaídos. Un partido muy importante en las aspiraciones del Celta ya que se enfrentan ante un rival directo por la UEFA Europa League. Una victoria ante los hispalenses dejaría al Celta a tres puntos de la séptima plaza, posición que da el pase a la tan ansiada competición europea.

VAVEL Logo