El Espanyol renueva a David Gallego

El entrenador de Súria seguira unido a la disciplina perica hasta 2020.

El Espanyol renueva a David Gallego
David Gallego, firmando su renovación junto a los coordinadores del fútbol base, Àlex García (izquierda) y Fran Navarro (derecha) / Foto: RCD Espanyol.

El club blanquiazul ha anunciado este mediodía la ampliación del contrato de David Gallego, entrenador del filial y durante las últimas jornadas del primer equipo, hasta el 30 de junio de 2020. El Espanyol apuesta así por la continuidad del técnico catalán durante las próximas dos campañas para dirigir al filial periquito. 

David Gallego llegó al Espanyol en 2013 para, en principio, entrenar al Juvenil B perico, pero finalmente se decidió que entrenaría al Juvenil A, que disputaba sus partidos en la División de Honor, la máxima competición española a nivel juvenil. Gallego acababa de conseguir el ascenso a Segunda Catalana con el equipo de su ciudad natal, el CE Súria y Jordi Lardín se fijó en él para unirse al fútbol base perico. 

Al finalizar la temporada 15-16, se hace oficial que Planagumà no seguiría al mando del filial del Espanyol y David Gallego recibe la llamada para hacerse cargo del Espanyol B. Tras dos años con los juveniles pericos, Gallego dio el salto al filial y a la Segunda División B. Su primer año no fue nada fácil y, a pesar de realizar un juego vistoso y de calidad, al equipo le costaba materializar sus ocasiones lo que provocó numerosas derrotas que acabaron condenando al filial blanquiazul al descenso a Tercera División. 

A pesar del descenso, tanto Chen como Lardín, el entonces director deportivo del club, decidieron renovarle con el objetivo de devolver al Espanyol B a la división de bronce del fútbol español. Esta decisión causó dudas y un runrún dentro de la parroquia perico, pero el entrenador lo ha acallado con una temporada impoluta, manteniendo al filial invicto durante 30 jornadas y sellando tanto el play – off de ascenso como el liderato varias jornadas antes del fin de la liga regular y que finalizó poniéndole la guinda al pastel con el ansiado ascenso. 

Por otra parte, con el primer equipo sumido en una gran crisis deportiva y mirando de reojo el descenso, el Consejo decidió destituir a Quique Sánchez Flores e imponer a Gallego al mando del primer equipo hasta final de temporada. Con él, el primer equipo cambió enormemente y consiguió la salvación en su primer partido en el cargo. Además, mejoró notoriamente los números de su predecesor, consiguiendo trece de los quince puntos posibles, tres victorias seguidas, cosa que no se había conseguido en toda la campaña, y tres victorias lejos de Barcelona, algo que Quique solo había conseguido hacer una vez.  

Por sus grandes actuaciones tanto en el filial como en el primer equipo, estos últimos días se rumoreaba con la posibilidad de que fuera el propio Gallego el que se sentara en el banquillo del RCDE Stadium la próxima temporada pero, finalmente, con la contratación de Rubi como entrenador del primer equipo, Gallego seguirá al mando del filial perico.