Resumen de la temporada 2017/2018: Cultural Leonesa, el peor final posible

La Cultural vuelve a caer al pozo de 2ªB tras un año en la categoría de plata. El equipo de Rubén de la Barrera desciende tras caer derrotado en Los Pajaritos ante el Numancia en un partido en el que los locales se jugaban entrar en los playoff de ascenso a Primera.

Resumen de la temporada 2017/2018: Cultural Leonesa, el peor final posible
Resumen de la temporada 2017/2018: el peor final posible(Imagen: La Liga)

Nadie lo quería vivir, nadie lo esperaba, pero para la Cultural Leonesa el peor momento de la temporada llegó en el último partido de Liga. El equipo de Rubén de la Barrera llegaba a la última jornada posicionada un puesto por encima del descenso y dependiendo de sí misma para lograr la salvación. Seis equipos se jugaban la única plaza que llevaba al pozo de 2ªB y el desenlace se viviría en el estadio de Los Pajaritos ante el Numancia.

Durante la semana se fueron sucediendo momentos dispares en el seno culturalista. Por un lado, la movilización social para arropar al equipo en Soria agotando las 800 entradas en apenas unas horas. Los aficionados no querían dejar solo al equipo en el último suspiro de la competición.

Por otro lado, las extrañas filtraciones sobre el que hasta hace unos días era el entrenador del equipo leonés. A mediados de semana salía a la luz el acuerdo de Rubén de la Barrera para formar parte del staff de Asier Garitano en su nuevo club, la Real Sociedad. Un secreto a voces que veía la luz en el momento más importante para la Cultural Leonesa. 

Con un ambiente de ilusión, cientos de leoneses viajaron a Soria a apoyar a un equipo al que solo le faltaban 90 minutos para seguir siendo de plata. Horarios equiparados para una última jornada con mucho por decidir.

El resultado final, el peor posible para la Cultu. Los cientos de corazones que se habían desplazado a Soria rompían a llorar al volver a ver a su equipo caer a 2ªB. Dolor y lágrimas por el esfuerzo de unos jugadores que veían desvanecer su devenir en 2ª y volvían a los campos de tierra y al largo camino de 2ªB. 

Como siempre pasa, después de la tormenta llega la calma y en la Cultural no iba a ser menos. A medida que han pasado los días y con la incredulidad del dolor del descenso, el ánimo ha vuelto a resurgir. Un año ha sido suficiente para despertar a una afición adormecida y que ha demostrado que si se pudo una vez, se podrán muchas más. Queda mucho camino por recorrer pero el equipo culturalista no estará solo, más de 5000 gargantas seguirán arropándole para devolverle a una categoría en la que pagó cara la novatada.