Táctica y formación Albacete Balompié 2018/2019: la polivalencia en ataque de Luis Miguel Ramis

Luis Miguel Ramis ha aterrizado en la localidad manchega para revolucionar el estilo de juego del Albacete Balompié. El juego defensivo que se vislumbró en el Carlos Belmonte con Enrique Martín, quedará atrás en favor de un fútbol más atrevido y directo.

Táctica y formación Albacete Balompié 2018/2019: la polivalencia en ataque de Luis Miguel Ramis
Luis Miguel Ramis durante el "Trofeo Ciudad de Albacete" | Foto: albacetebalompie.es

El final de la temporada 17/18 en el Carlos Belmonte fue cuanto menos decepcionante para la parroquia albaceteña. Lo que empezó como un viaje prometedor de la mano del técnico de Campanas acabó con un naufragio esquivado por los pelos.

LaLiga 1|2|3 era un sueño para el conjunto blanco que por poco se convierte en pesadilla. Después del ascenso de Segunda División B y cesar a José Manuel Aira en las primeras jornadas, Enrique Martín implantó un estilo de juego sólido y defensivo que aseguró la portería de Tomeu Nadal.

Eso, combinado con los contragolpes albacetistas supusieron un ascenso meteórico del combinado manchego en la tabla de posiciones. Sin embargo, no se mantuvo hasta el final. Ese estilo de juego y la corta plantilla desgastaron mucho la resistencia de los jugadores. En las últimas jornadas de la competición liguera, el Albacete Balompié no se encontraba a sí mismo.

Es por ello que la directiva del club, es decir, el grupo empresarial Skyline, ha tomado las medidas necesarias para que se puedan evitar sustos innecesarios en el feudo albacetista. En un primer lugar, ha llegado una gran multitud de jugadores que sirven para darle una imagen nueva al equipo, un lavado de cara al vestuario.

Y en segundo lugar, también se ha incorporado un nuevo entrenador, un nuevo capitán para dirigir el timón del equipo. Luis Miguel Ramis, conocido sobre todo por su trayectoria en el Real Madrid tanto como jugador del primer equipo y como entrenador de su filial, será el encargado de capitanear al Albacete Balompié a lo más alto posible.

Las variantes de Luis Miguel Ramis

Durante los partidos de pretemporada ya se ha podido ver plasmada su seña de identidad. Al nuevo Albacete Balompié no le obsesiona mantener la posesión del esférico y dominar a partir de ahí. Pero si el balón cae en sus botas, va a ser difícil arrebatárselo.

Ya se vio durante el “Trofeo Ciudad de Albacete” como el mismísimo Levante, equipo de Primera División, tenía problemas para adueñarse de la pelota cuando los centrocampistas del ‘Alba’ combinaban y cocinaban sus jugadas.

Aun así, el arma principal de la ofensiva de los manchegos no es el fútbol de toque, si no un fútbol directo; un juego que busca romper las líneas defensivas a través de pases directos, aprovechando la velocidad de jugadores de banda como Bela y Acuña, reconvertidos esta temporada, pues el año pasado ambos jugaban como delanteros.

Otro de los aspectos que ha implantado Ramis y que se ha podido apreciar en estos partidos de preparación es la buena presión que ejercen. Frente a equipos como Elche, Rayo Majadahonda o Atlético Baleares, la alta presión ejercida por los de Ramis funcionó a las mil maravillas. El equipo robaba el balón en el campo contrario y encontrándose cerca de la portería contraria podían iniciar jugadas muy rápidas y sorprendentes.

Por último, también se han apreciados cambios por parte de Luis Miguel Ramis en la defensa, principalmente en su colocación, pues esta pretemporada los zagueros han estado muy adelantados. Esa táctica le salió mal en un principio contra el Levante, pues supo “pillar” a la defensa desprevenida y anotar dos goles antes del descanso.

Ya se ha podido ver como Febas o Eugeni han empezado de delanteros pero han servido como enganche

No obstante, cuando el Albacete supo acostumbrarse al encuentro, pudieron frenar a la perfección el ataque de los valencianos. En cuanto a la formación, el Albacete presenta lo que “a priori” parece un 4-4-2, aunque en realidad es un 4-4-1-1, pues Ramis siempre coloca arriba a un delantero y a un centrocampista para retrasar a este último y que haga de mediapunta. 

En definitiva, son bastantes los cambios introducidos por Luis Miguel Ramis para esta nueva temporada, por lo que se espera un resultado mucho mejor que el cosechado en la anterior campaña. Y tras los últimos partidos, toda la familia del Albacete Balompié coincide en una palabra: ilusión.