Real Betis, plantilla compensada para seguir arriba
Tello celebra  // FUENTE: La Liga Santander

Real Betis, plantilla compensada para seguir arriba

El Real Betis Balompié, siguiente rival del Valladolid en Liga, es un combinado que presenta una plantilla muy bien estructurada. Solidez atrás y gusto por mantener la posesión caracterizan al conjunto de Quique Setién

franromanfraga
Francisco Román

El Real Betis es una de las grandes revelaciones recientes del fútbol español. El equipo sevillano superó las expectativas más optimistas y logró clasificarse, la pasada campaña, para la UEFA Europa League, competición que este año compagina con la Liga y la Copa del Rey. Sin duda alguna, el mayor responsable de la resurrección del EuroBetis es el hombre situado en el área técnica, Quique Setién. Y es que la escuadra verdiblanca, gracias a su juego de toque, se ha convertido en uno de los equipos más atractivos para el espectador; un atractivo que se tradujo en buenos resultados. Conscientes del riesgo que supone afrontar un curso de tres competiciones con una plantilla limitada, el Real Betis dispone de variados recursos para mantener el nivel que le ha llevado a los torneos continentales.

La portería bética viene siendo defendida por porteros de notable nivel, una vez superados capítulos nefastos en esa faceta. Adán, arquero titular la pasada campaña, salió con destino a Madrid, ciudad que ya conocía, para ser el recambio de Jan Oblak en el Atlético, equipo rival del club que le hizo debutar al más alto nivel, el Real Madrid. Para suplir su importante baja, el Betis hizo una arriesgada apuesta con Pau López, guardameta que se dio a conocer en el Espanyol, donde rindió a un nivel excelso, pero que pasó un año en blanco en el Tottenham, con un paso testimonial, antes de volver a Cornellà. Procedente del Espanyol, el gerundense ha empezado la temporada como un tiro, siendo el segundo portero menos goleado de Primera, solo por detrás de Oblak, y empatado a seis goles con su rival el domingo, Jordi Masip. Todos esos méritos le han llevado a ser convocado por Luis Enrique, nuevo seleccionador nacional, como tercer guardameta del equipo español, donde parece haberse consolidado. Como posible sustituto, el Betis pensó también en un portero de nivel como es Joel Robles, integrante hasta este curso de un equipo con aspiraciones europeas como el Everton.

La línea defensiva del club de Heliópolis habla por sí sola de las exigencias de Setién sobre el verde. Lejos de actuar únicamente como muralla ante los ataques rivales, los zagueros constituyen la primera línea de pase en este Betis. Liderados por Marc Bartra, los defensas verdiblancos no renuncian a jugar la pelota, factor que sin duda supone una seña de identidad claramente reconocible en este equipo. El central tarraconense ha experimentado un proceso de resurrección paralelo al del equipo que defiende; obligado a salir del Barça ante la falta de minutos, Bartra vivió una enriquecedora experiencia en Alemania de la mano del Borussia Dortmund antes de llegar al Villamarín, donde se ha asentado como un central de élite, lo que le ha llevado, al igual que Pau, a las puertas de la Selección. Junto a Bartra, destacan el argelino Aïssa Mandi, un fijo para Setién, y el brasileño Sidnei, que está ejerciendo a la perfección su papel como reemplazo del marroquí Zou Feddal, lesionado. Cabe destacar que tanto Sidnei como Feddal son grandes conocedores del fútbol español; el sudamericano pasó por el Espanyol y el Deportivo, mientras que el africano se formó en equipos como Vilajuïga, Terrasa, Teruel y San Roque de Lepe, antes de irrumpir en el fútbol profesional de la mano de Levante y Alavés.

El esquema empleado por Quique Setién es, de forma innegociable, un 3-5-2, consistente en la presencia de tres centrales escoltados por dos carrileros de perfil ofensivo. Por el lado izquierdo, la llegada al primer equipo de Junior Firpo el curso anterior significó una gran noticia para el Betis, que encontró en el dominicano el perfil ideal para ocupar el lado zurdo; no obstante, Setién ha utilizado en más de una ocasión a Christian Tello, de naturaleza más atacante, para discurrir por ese carril. Más competencia irradia del sector diestro, ocupado en mayor medida por un Francis que se ve complementado a la perfección por un futbolista veterano como Antonio Barragán, de 31 años. La proyección ofensiva de estos carrileros concede constantes apoyos a los centrocampistas y a los enganches, presentes por todo el centro del campo.

En un equipo con gusto por mover el balón, madurar la jugada y dominar los registros de posesión, es evidente que el mayor talento se concentra en la medular, zona que Lorenzo Serra Ferrer, director deportivo del Real Betis, decidió apuntalar, y de qué manera, para un óptimo desarrollo del juego pretendido por el entrenador santanderino. En verano, el club hispalense hacía el segundo mayor desembolso de su historia (20M) para fichar a un pivote rocoso y sólido, pero con gran dificultad para desplazarse y repartir juego como es William Carvalho. Su trabajo y esfuerzo, que se complementaba con un talento natural como el de Andrés Guardado, no terminó de convencer a Setién, que terminó decantándose por otro fichaje de nivel, más tardío en su llegada: Giovani Lo Celso. El argentino, ante una muy difícil situación en París, optó por la atractiva propuesta del Betis; buena conducción de balón y una gran facilidad para llegar al balcón del área, desde donde se beneficia de su fenomenal disparo de larga distancia, hacen del rosarino un futbolista imprescindible.

Por delante de estos mediocentros, Ryad Boudebouz se ha ganado el corazón de toda la familia bética con actuaciones que en más de una ocasión han salvado a su equipo. Fichado el año pasado con el cartel de estrella en Montpellier, el argelino de 28 años es el nexo perfecto entre la medular y los hombres de arriba. Es en esa zona de tres cuartos donde el Betis también llega a hacer daño contragolpeando gracias a jugadores como Sergio Canales, siempre con buen criterio y, por fin, encontrando estabilidad, o Takashi Inui, otra de las grandes revelaciones de la 2017-2018 y pilar fundamental, en aquel entonces, del Éibar de Mendilibar.

En la franja de ataque, y más como hombre de banda que, evidentemente, como delantero centro, Joaquín constituye el alma y el timón de un Real Betis que no se concibe sin su eterna figura. Autor del gol que le dio el triunfo al club de Heliópolis en el derbi ante el Sevilla, el ex de Valencia, Málaga o Fiorentina es un símbolo, ya no solo de su equipo, sino de toda la liga española, competición en la que ha logrado derribar muchas barreras. A buen nivel en todos los equipos en los que ha estado, el de el Puerto de Santa María sirve como complemento al único delantero que figura en el esquema táctico de Setién. Indiscutiblemente, el punta titular es Loren Morón, otro de los productos de la cantera del Real Betis. Constantes desmarques y un buen juego entre líneas, el marbellí, de momento, le gana la partida a un ariete experimentado como Sergio León, todo un experto en la finalización, y a Antonio Sanabria, impecable por alto.

 

VAVEL Logo