Álvaro Vadillo, un tipo experimentado en el 'pasito a pasito'
Vadillo ante el Almería. Foto: Antonio L Juárez

Uno de los nombres propios de este Granada líder es un hombre experimentado en lograr ascensos. Álvaro Vadillo está cuajando un inicio de temporada sobresaliente y de ello se aprovecha su equipo, el Granada, para empezar a soñar con cotas altas. Unos objetivos que son familiares para el atacante nazarí, ya que tiene en su haber dos ascensos a Primera logrados con el Betis y el Huesca. Dos logros que se cosecharon tal y como predica el Granada este curso, pasito a pasito.

Una temporada complicada con final feliz

El primero de los dos ascensos que vivió Vadillo fue en una temporada complicada para él. El extremo se pasó toda la primera vuelta y el arranque de la segunda en el dique seco por una rotura del ligamento cruzado. Pese a no participar en el campo, vivió de primera mano el complicado inicio del Real Betis en la campaña 14-15. Los verdiblancos eran el claro favorito a liderar la liga de principio a fin, y pese que finalmente así sucedió en el mes de junio, a los béticos les costó arrancar. Desde la jornada trece estuvieron siempre en puestos de promoción, pero no fue hasta la treinta cuando se colocaron líderes, pese a ser el gran candidato al ascenso.

Un Huesca muy regular

La pasada temporada, el Huesca fue la auténtica revelación de la Liga 123. Vadillo vivió cómo los aragoneses arrancaron con algo de dudas, pero bien pronto pusieron la velocidad de crucero y se asentaron en la parte alta. Una zona que no abandonarían en toda la temporada. Pese a estar ahí arriba, Álvaro Vadillo sabe que si por algo se caracterizó ese éxito del Huesca fue por vivir cada partido con independencia de la situación en la tabla. Salir al césped como si no hubiera un mañana, peleando cada balón como si fuera el último. Una mentalidad que ha adoptado el Granada para esta temporada, ‘pasito a pasito’, siempre con los pies en el suelo.

 

VAVEL Logo