Un Rayo Majadahonda, superior, pierde uno a cero contra el Cádiz
Francisco Valera en Cádiz, Noelia Arroyo (Vavel)

Un Rayo Majadahonda, superior, pierde uno a cero contra el Cádiz

Con una posesión del 61%, los de Iriondo se van de Andalucía con las manos vacías.

noelia-arroyo-juzgado
Noelia Arroyo Juzgado

El Rayo Majadahonda empezó con este 11 titular: Basilio como cancerbero, Benito como extremo, Morillas como lateral izquierdo, Enzo como mediocentro, Fede como centrocampista,  Galán como lateral derecho, Iza en el flanco derecho, Toni y Ruibal como delanteros, Verdés como defensa central, y Francisco.

En el banquillo se hallaban: Cantero como arquero suplente, Andújar, centrocampista, Jeisson, delantero, Echu, extremo, Nico, goleador , Luso, centrocampista y Guerrero, mediocentro defensivo.

No convocados estaban: Jorge por haber sido operado del ligamento colateral cubital del dedo de la mano, Óscar, mediocentro por lesión en los isquiotibiales, Carlitos, por tener roto el ligamento cruzado derecho de la rodilla, Verza, por tener roto el músculo aductor de la pierna, Salcedo como tercer guardameta, Rafa por lesión, Aitor García por no pagar los 100.000 € que le exigía su club (Cádiz, ya que es cedido), y Bustos, extremo izquierdo, por decisión técnica.

En el minuto seis, Francisco probaría pero lo mandó nada cerca. En el diez, Cifuentes puso el pie para que no marcara el Rayo a los pies de Ruibal. Dos minutos después, Benito chutaría, pero Cifuentes cogió el esférico a la primera. Posteriormente, la entidad madrileña tendría una oportunidad de nuevo, Ruibal intentaría marcar pero se desvió la opción.

Sin sobresaltos importantes, hubo que esperar hasta el minuto 29 para que Basilio hiciera una parada espectacular, evitando el tanto de los locales. Poco después Ruibal dispararía lejos. Y en la última jugada de peligro de la primera parte, un providencial Ernesto llevaría la pelota a un córner.

Dos minutos después del paso por vestuarios, Toni dio un pase desde la izquierda a Ruibal y remataría, siendo la defensa quien repelería el balón. El delantero, poco después, estuvo a nada de anotar en un contraataque magistral.

En el minuto 52, comenzaron los cambios, salió Galán y entró Andújar. En el 55 Ruibal buscaría un rematador, pero no lo hallaría. Tres minutos después, para intentar rematar a Ruibal, Toni golpeó, sin desearlo, a Cifuentes y tuvo que ser atendido por el médico y el fisioterapeuta. Posteriormente, cuando Cifuentes estaba restablecido, se abrazaría a Toni, dando una muy buena imagen.

Cifuentes, en el 66, tuvo que actuar en una pena lateral de Francisco, envenenada y el cancerbero tuvo que hacer un paradón espectacular. Después se retiró Toni y entró Jeisson. Verdés recibiría una amarilla.Y en el 83 se introdujo en el terreno de juego Nico por Ruibal. Tres minutos después, Iza tuvo un larguero y anularon la jugada por un supuesto fuera de juego. Se añadieron nueve minutos por el arquero, que fue atendido. Posteriormente, Iza tiraría fuera en un remate al frente que se fue arriba. En el final del tiempo reglamentario, Andújar estuvo genial para despejar el esférico en un contragolpe local. Después, Basilio pararía una contra de los cadistas. Y para cerrar el partido, Enzo tiró fuera desde lejos, pero no encontró portería.

El Rayo Majadahonda tuvo una posesión del 61%. Tiraron 11 veces, tres de ellos fueron a puerta. Su ratio de conversión de tiro fue del 27,3%. Tuvieron tres córners, y recibieron 22 ataques. Basilio realizó tres intervenciones salvadoras. Los locales cometieron nueve faltas y estuvieron en cuatro ocasiones fuera de juego.

El Rayo Majadahonda mereció más, estuvo más intenso y desde el primer al último momento, le faltó efectividad y acierto de cara al gol, ya que la única oportunidad real que tuvo el Cádiz fue marcó, y Basilio no pudo hacer absolutamente nada. Muchos medios elogian el trabajo que está haciendo el técnico. Deberían, por lo menos, haber empatado.

VAVEL Logo