Equilibrio defensivo y táctico, las claves para ganar al Éibar en Ipurúa 
Foto: LaLigaSantander

Equilibrio defensivo y táctico, las claves para ganar al Éibar en Ipurúa 

El Real Valladolid no atraviesa una buena racha, de los últimos 18 partidos ha ganado dos. Ha marcado 20 dianas, y ha vuelto a encajar muchos goles.

adrian-gomez
Adrián Gómez

La SD Éibar y el Real Valladolid afrontan el domingo a las 12:00 horas en Ipurúa, un partido bastante más importante para los pucelanos que para los armeros. El encuentro para el Valladolid es una "final", como los 11 partidos que quedan hasta final de temporada, ya que si el Pucela consigue los tres puntos ante el Éibar podría alejarse a cuatro puntos del descenso. Para el conjunto de Mendilibar, es un partido "importante" para asegurarse casi la salvación, y saldrá como siempre a por todas para con un bloque muy junto y físico, y mucho peligro en ataque. Algunas de las claves para la victoria blanquivioleta en esta “final” son: 

Defender muy bien y optar por Anuar

Viendo la convocatoria, con los jugadores disponibles que tiene Sergio y las bajas de Hervías, Toni, Stiven Plaza y Luismi, hacen prever que el Pucela optará por el 4-4-2 habitual. Con este sistema el equipo conseguiría más equilibrio defensivo, sin descuidarse en ataque. Tampoco es descabellado que opten por un 4-3-3 para intentar ganar la batalla física del mediocampo a un rocoso Éibar. Al ser un partido importante en el que se pueden sacar los tres puntos, el Pucela debe salir con todo, sin cometer errores defensivos ni encajar en los primeros minutos.   

La entrada del mediocentro ceutí, Anuar, en este encuentro es clave, porque está aun nivel muy alto en los últimos partidos y es el jugador perfecto para ayudar en labores de presión, y recuperación de balón, y aportar mucho físico y garra a un mediocampo que se va a tener que ver las caras con Diop y Joan Jordán. 

Estar atentos al balón parado del rival

De los últimos diez goles encajados por el Pucela, cuatro han sido a balón parado. Es una faceta en la que el Valladolid está sufriendo mucho, porque a pesar de defender las faltas latearles o los córners con todos los jugadores en el área el equipo acaba recibiendo gol. La falta de altura de sus jugadores y el marcaje en zona pueden ser las causas de este fallo tan habitual. Además, el equipo no deja nadie al rechace para una posible opción de contra. 

No desaprovechar las ocasiones creadas

El equipo blanquivioleta, solo ha anotado cuatro goles en los últimos seis partidos, dos en la victoria ante el Celta, otro ante el Espanyol, y el último ante el Real Madrid. El Pucela se reforzó bien en ataque en invierno, estos fichajes rinden mejor, pero no consiguen aumentar las cifras goleadoras de este conjunto, aunque Sergi Guardiola marcó dos goles a los blancos que no subieron al marcador por escasos centímetros. 

El Real Valladolid genera mucho y marca muy poco, y si a esto sumamos los cinco penaltis fallados, nos da como resultado el desastre ofensivo en el que se encuentra el Pucela.

La SD Éibar, muy fuertes en su estadio

El conjunto vasco tan solo ha perdido dos encuentros en su feudo, donde ha conseguido siete victorias y cinco empates. Vienen de empatar 1-1 ante el Alavés en Mendizorroza y ganar 1-0 al Celta en Ipurúa. Están en la 11ª posición de la tabla con 35 puntos.

VAVEL Logo